BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Jean Seberg

En 1957, Jean Seberg protagonizó su primera película, ‘Saint Joan‘, en la que interpretaba a Juana de Arco, dirigida por Otto Preminger y con un guión de Graham Greene, basado en la obra de teatro de George Bernard Shaw.

En 1958 volvería a trabajar con Preminger en la conocidísima ‘ Bonjour Tristesse‘.

En 1959 se convertiría en la musa de la Nouvelle Vague gracias a su papel en la mítica ‘ A Bout de Souffle‘, de Goddard.

A finales de los años 60, Seberg era un icono en Francia y una delicada estrella de Hollywood que cometió la imprudencia de entrar en política y apoyar la causa del grupo radical antirracista Panteras Negras (el mismo que apoyó también Jane Fonda).

Lo pagó muy caro.

En 1970, ese siniestro personaje que fue el director del FBI John Edgar Hoover, decidió hundir su reputación y puso en marcha una campaña de desprestigio, que consistió en extender el rumor de que el hijo que Jean Seberg estaba esperando no era de su marido, el escritor Romain Gary, sino de uno de los miembros de las Panteras Negras.

Aquí podéis leer el infame documento:

Tras extenderse el rumor, Seberg sufrió un adelanto del parto y dio a luz a un bebé muerto. Al día siguiente ofreció una rueda de prensa, donde estaba presente el cadáver del niño. Blanco.

A partir de entonces, cada aniversario del nacimiento muerte de su hijo, Jean Seberg intentó suicidarse. Hasta que el 7 de septiembre de 1979 lo consiguió.

Aterrador.

14 comentarios

  1. Dice ser sorel

    Tenía entonces, en su suicidio, una relación con Ricardo Franco no?

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser bob

    no sé si estaban juntos entonces, pero sí que tuvieron una relación y que la última película de Ricardo Franco, “Lágrimas negras”, estaba inspirada en ella. Franco murió antes de terminar el rodaje.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser nano

    Era una hermosísima muchacha, una de las nucas más bonitas del cine, de ahí, supongo, siempre con ese pelo a lo garçon. Si el bebé hubiera sido negro, eso tampoco cambiaría nada de lo esencial: la brutal persecución.

    21 marzo 2006 | 10:15

  4. Dice ser JQ

    “Aquí podéis leer el infame documento”. Ay, querido, cuando se te va la mano…

    21 marzo 2006 | 10:17

  5. Dice ser bob

    jejeje, ¿verdad?

    21 marzo 2006 | 10:18

  6. Dice ser nano

    jejeje, ¿qué?

    21 marzo 2006 | 10:48

  7. Dice ser bob

    nada, nada, que mi amigo JQ tiene razón y cuando se me va la mano… se me va.

    21 marzo 2006 | 10:57

  8. Dice ser JQ

    Pero, en contra de la línea editorial de tus comentaristas, te lo digo con (ácido) cariño, no con (analfabeto) rencor. Hay una diferencia, sweetie… Mil besos (mua, mua, mua)

    21 marzo 2006 | 11:29

  9. Dice ser sorel

    la acabo Bauluz…pero en esa peli la prota (A. Gil) no se refiere en ningún instante a la perdida de un hijo…es una mujer intensamemnt triste y poco convencional, pero no una madre huera…no seria que intentaron vender la pelicula con ese marketing requetemortuorio?

    21 marzo 2006 | 13:32

  10. Dice ser bob

    por lo que sé, Sorel, Franco quería hablar más de la personalidad de Seberg que de lo que le sucedió en la vida.

    21 marzo 2006 | 13:34

  11. Dice ser sorel

    Vale…gracias Bob muy amable…

    21 marzo 2006 | 14:13

  12. Dice ser nano

    Como la famosa anécdota de Ava Gardner que sintomáticamente se atribuye a varios toreros distintos (Mario Cabré, Luis Miguel Dominguín), ya sabeis: -“¿A donde vas ahora?” -“A contarlo”. Me parece que existe la vieja costumbre de tirarse pegotes con bellas distantes pero creibles que nunca se molestan -y hacen bien- en desmentir nada. Además, en este país, se utiliza mucho lo de “el que no se hace propaganda no folla”. A bote pronto, parece más creible la historia con Franco que con Fuentes, novelista farolero y padre saturniano donde los haya.

    22 marzo 2006 | 8:42

  13. Dice ser idem

    Alguna vez leí que había tenido sus queveres con el escritor Carlos Fuentes cuando éste residia en París, tu sabrás algo de esto?Besos.

    22 marzo 2006 | 12:36

  14. Dice ser anónimo

    La novela de Carlos Fuentes en que se relata su historia de amor con Jean Seberg se titula “Diana o la cazadora solitaria”. Es uno de los libros más bellos de un escritor magnífico que hace mucho que se ha perdido por veleidades mediáticas-políticas-progresistas muy poco literarias. Teniendo la planta de Carlos Fuentes creo que se puede presumir de haberse llevado a la cama a muchas mujeres, y sólo lo cuenta (y cómo lo cuenta) con ella.

    08 abril 2006 | 20:11

Los comentarios están cerrados.