BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Capote & Warhol

En 1947 Truman Capote publicó su primera novela, “Other voices, other rooms’ y Andy Warhol, que aún no había llegado a Manhattan, quedó fascinado por esta fotografía en la contraportada, prendado de su inquietante belleza infantil.

Aunque quizás también tuvieran algo que ver los párrafos en los que el jovencísimo Capote osaba ensalzar los amores incorrectos:

The brain may take advice, but not the heart, and love having no geography, knows no boundaries: weight and sink it deep, no matter, it will rise and find the surface: and why not? any love is natural and beautiful that lies within a person’s nature; only hyprocrites would hold a man responsible for what he loves, emotional illiterates and those of righteous envy, who, in their agitated concern, mistake so frequently the arrow pointing to heaven for the one that leads to hell.

En 1949, cuando Warhol llegó a Manhattan, comenzó a escribirle a diario cartas a Capote, a enviarle ilustraciones inspiradas en sus historias, a apostarse en la acera, frente a su casa, para verle entrar o salir. Meses después, Warhol entró en casa de Truman y la señora Capote – borracha como una cuba – le gritó ¡MARICÓN! y exigió a su hijo que lo sacara de ahí. La pobre…

En 1952, Warhol presentó su primera exposición en Nueva York: ‘Fifteen Drawings Based on the Writings of Truman Capote’.

[15 dibujos sobre cuentos de Capote.

15 minutos de fama.]

Truman Capote murió en 1984. Entre los archivos que se conservan de él en la Biblioteca Pública de Nueva York, 6 polaroids suyas que Warhol le tomó en los 70. >>>>>>

Andy Warhol murió en 1987.

Yo no dejo pasar ni un solo día sin encomendarme a los dos.



3 comentarios

  1. Dice ser abejita

    “Eyes dry as a snake’s skin”, escribió Capote en alguna de las páginas de su Music for Chameleons. A mi esa frase me hace pensar en la mirada de Warhol. Y servidora, que está posteándote prácticamente frente a la ventana del apartamento en el que vivió Truman con su señora madre en Manhattan, en la 86st, entre Lexington y Park Avenue, te lee y, cosas del Destiny, piensa en Paris Hilton…Y no, no se me ha ido la mano con el Prozac, piénsalo… Si Truman y Andy hubieran procreado, con la histérica y oxigenada madre de Capote pegando berridos con sabor a Martiny seco y tranxiliums, ¿no hubiera sido Paris el engendro resultante? En cualquier caso, yo también me encomiendo a ellos prácticamente a diario… BECAUSE ALL AOF THE WORTH IT!besos desde la Big Apple…

    07 Diciembre 2005 | 2:02

  2. Dice ser Shark

    ¿Y esa manía -snob- de transcribir párrafos enteros en inglés?

    08 Diciembre 2005 | 19:43

  3. Dice ser lc

    acabo de cerrar hace dos noches “A Sangre Fría” y aun no consigo desengancharme de ella…solo conocía “Breakfast at Tiffany’s” y algunos cuentos y me felicito de haberme embarcado con esta novela. E igual, sigo pensando que Holly Golightly merece un sitio en ese cielo (limbo? purgatorio? paraíso? nos irán cerrando mas espacios proximamente?) que comparten Andy y Truman riéndose de nosotros tras el escaparate…

    09 Diciembre 2005 | 12:59

Los comentarios están cerrados.