El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Entradas etiquetadas como ‘shangil tobaya’

Despedida

Por Óscar Sánchez-Rey (Darfur, MSF)

Compartir la comida en Darfur es la típica forma de compartir también un poco en la vida de los sudaneses. Y es que a pesar de que nuestras misiones sólo duran algunos meses, la población a la que asistimos y con la que trabajamos no duda en abrirnos las puertas de sus hogares para hacernos disfrutar de la excelente hospitalidad de la que hacen gala.

Por encima de las dificultades y de los diferentes avatares de este trabajo, lo que siempre queda es el honor de haber podido pasar un poco de tiempo de tu vida en Darfur, de haber vivido con esta maravillosa gente y de haber tenido la oportunidad de aportar un poco de alivio a muchas vidas llenas de esperanza.

Espero haberos dejado algo de todo esto en el blog. Y aquí me despido, quizás hasta la próxima misión.

(Foto: OSR)

No todo es nacer en Darfur

Por Óscar Sánchez-Rey (Darfur, MSF)

Mencionaba en el post anterior a Hannan, una de las matronas de Shangil. El equipo está formado por cinco matronas, y a algunas de ellas las podéis ver en esta foto, en una reunión de equipo en la que íbamos repasando los protocolos de la maternidad.

Porque en Darfur no todo es nacer: un recién nacido en estas circunstancias se enfrenta a toda una lista de amenazas…. Hasta que cumplen los 5 años, los niños son la población más vulnerable.

La mortalidad por enfermedades como la desnutrición, la diarrea, las infecciones respiratorias o la malaria es totalmente evitable con un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Además, es imprescindible la vacunación contra el tétanos, la difteria, la poliomielitis, el sarampión, la tosferina, la rubeola. Enfermedades en muchos casos letales pero totalmente evitables con una vacunación rutinaria. Así que, como veis, aquí un recién nacido tiene un complicado camino por delante.

(Fotos: OSR)

Nuevos en el mundo

Por Óscar Sánchez-Rey (Darfur, MSF)

Aquí tenéis la foto de una buena noticia: una recién nacida.

Hannan es una de las matronas del proyecto. Este es uno de los nacimientos de los que me acuerdo muy bien. La madre llegó con contracciones irregulares, pocos centímetros de dilatación, y en un primer momento pensamos que el parto iría para largo. Al final, en apenas media hora teníamos a la pequeña fuera.

No la llamo por su nombre porque a estas edades tan tempranas en Darfur a los bebés no se les pone nombre. Se espera unas pocas semanas hasta que se sabe que saldrán adelante. Al fondo a la izquierda podéis ver a las dos abuelas de la niña.

Durante el pasado mes de julio, 21 nuevos niños vinieron al mundo en el centro médico que os describí en mi anterior post. El Centro tiene en marcha programas de seguimiento del embarazo y del postparto, ambos bien aceptados por la población, y que han demostrado buenos resultados en la reducción de la mortalidad materno-infantil, realidad a la que se enfrentan diariamente las mujeres en Darfur.

(Foto: OSR)

A vista de pájaro

Por Óscar Sánchez-Rey (Darfur, MSF)

Este que veis aquí es el Centro Médico de MSF en Shangil Tobaya. Lleva cinco años funcionando, y sigue siendo el único en la zona con la infraestructura necesaria para atender a la población tanto de los campos de desplazados como del pueblo, dando cobertura médica gratuita a aproximadamente 40.000 personas en la zona.

El hospital se encuentra en el centro de Shangil Tobaya, e incluye un centro de hospitalización, consultas externas, programa ambulatorio de nutrición, vacunación y maternidad. Para que os hagáis una idea del ritmo de trabajo, es decir de las enormes necesidades de las que somos testigos aquí, sólo en 2008 el personal de este centro realizó 49.000 consultas médicas. Si entrarais en alguna de ellas, sería muy parecida a esta de abajo.

Tuvimos más de 4.000 consultas prenatales, casi un millar de hospitalizaciones y más de 2.000 pacientes de atención psicológica. En todo Darfur, cientos de pacientes acuden cada día a estas clínicas.

La principales patologías son infecciones respiratorias, diarreas, infecciones de la piel, conjuntivitis y malnutrición. Estas enfermedades, responsables de una alta mortalidad, son patologías muy sencillas y conocidas desde el punto de vista médico. Todas tienen tratamiento efectivo y relativamente barato.

(Fotos: OSR)

30.000

Por Óscar Sánchez-Rey (MSF, Darfur)

Como os decía, 30.000 personas viven, o malviven, actualmente en el campo de desplazados de Shangil y su vecino Shadat. Shangil nunca ha dejado de crecer. La comunidad de desplazados se ha organizado de una forma similar a como lo hacía en sus lugares de origen y, después de tantos años, el campo ya casi parece una aldea. Aunque la diferencia es que de esta aldea es muy peligroso salir.

Para que os hagáis una idea, aquí hay calles, colegios, pozos de agua, mezquitas y pequeñas tiendas. Es decir, que los desplazados son muy activos, no se pasan el día lamentando su situación. Es algo que sin duda les bloquearía y les impediría salir adelante.

En todas las misiones en que he trabajado, desde Angola a Somalia, siempre me ha parecido fascinante la voluntad de la gente para hacer frente a estas situaciones. Siempre que me preguntan, digo lo mismo, la verdad: es sorprendente el mero hecho de que no hayan perdido la esperanza de volver a sus aldeas.

De hecho, cuando hablas con ellos acerca del día en que se vieron obligados a huir de sus casas, parece que haya sido ayer, y que mañana será cuando regresen. Y eso que algunos llevan aquí años, y tampoco parece que vayan a poder irse pronto.

(Fotos: OSR)

Poco ha cambiado

Por Óscar Sánchez-Rey (MSF, Darfur)

Os muestro hoy dos fotos. Como podéis comprobar, son casi idénticas. Ambas son del campo de desplazados de Shangil Tobaya. Pero la de arriba es de 2006 y la de debajo de julio de 2009. Poco ha cambiado desde la última vez que estuve aquí. De hecho, para los desplazados de Darfur, poco ha cambiado desde el estallido del conflicto allá por 2003. Desde entonces, el contexto se ha hecho cada vez más complejo, sobre todo debido a la fragmentación de los grupos armados y a la creciente presencia de bandidos.

Se cree que unas 300.000 personas han muerto en Darfur desde 2003, a consecuencia de los combates y de la enfermedad y la desnutrición, y que otros 2,7 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares, refugiándose en campos de desplazados internos o huyendo a países vecinos, como Chad. En su mayoría, dependientes de la ayuda externa. En su mayoría, en un frágil equilibrio.

Así que hoy por hoy, Darfur sigue siendo una de las mayores crisis humanas del mundo. Y en Shangil y el vecino campo de Shadat se concentran casi 30.000 personas… Personas que han sufrido ataques directos o que simplemente se cansaron de aguantar. Huyeron con lo puesto, sin apenas tiempo para recoger sus más mínimas pertenencias, y aquí siguen meses, y hasta años después.

(Fotos: OSR)