El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona, Sonrisas de Bombay y Arquitectura sin Fronteras.

“Lo que está sucediendo en la India es lo más parecido a una pesadilla”

Jaume Sanllorente, fundador y director de la ONG Sonrisas de Bombay

Lo que está sucediendo en la India estas últimas semanas es lo más parecido a una pesadilla. He sido testigo de muchas situaciones duras en los diecisiete años que llevo viviendo en Bombay, pero nunca nada igual. Parecía que ya habíamos pasado por lo más dramático durante la primera ola de coronavirus y el posterior confinamiento, pero esto es todavía peor.

Personas implorando atención médica a las puertas de los hospitales, sin poder respirar apenas y pidiendo un oxígeno que ya no queda en todo el país. Hospitales desbordados, sin camas, y familiares incinerando los restos de sus seres queridos en piras funerarias improvisadas en parques, en campos de críquet o en solares en la calle. Ese es el panorama de Bombay y del resto de un país que ve con impotencia cómo las cifras no paran de crecer día a día. Más de 300.000 contagiados y 3.000 fallecidos, en el momento de escribir este artículo.

Un sistema sanitario completamente colapsado y sin recursos, en un país donde cada paciente, en los hospitales públicos, tiene que adquirir y costear por su cuenta el material sanitario que necesite. En estos días, las botellas de oxígeno se han agotado en todo el país, por eso la gente simplemente se muere antes de llegar siquiera al hospital.

Esta situación dantesca, incluso para un país que está acostumbrado a convivir con la tragedia, tiene varias posibles explicaciones. Por un lado, la menor incidencia de la primera ola en este país respecto a otros y un confinamiento estricto generaron una sensación popular de falso triunfalismo. Bien es cierto que en muchos casos era imposible mantener ese confinamiento. Porque cómo hacerlo cuando un 70% de la población en una ciudad como Bombay vive en la pobreza extrema, sin casa o hacinada bajo una lona.

A esto hay que sumarle que si un país con 1.300 millones de habitantes, donde las medidas de distancia social se han ido relajando por esa falsa sensación de haber superado la pandemia, de repente irrumpe una nueva variante del virus, tenemos un caldo de cultivo perfecto para una crisis descontrolada.

Pero además, la India es uno de los principales fabricantes de medicamentos y vacunas del mundo, y en los últimos meses ha exportado millones de dosis a terceros países. Bien por falta de previsión o bien por un exceso de interés comercial, ahora el país se ve obligado a importar oxígeno y vacunas para contener el brote, con lo cual la producción de dosis se verá afectada a nivel internacional.

Esta situación sin duda debe hacernos reflexionar sobre muchas cosas. Vivimos en un mundo donde lo que sucede en un lugar tiene consecuencias en el resto, y este es un ejemplo claro precisamente por lo que acabo de mencionar. No podemos ser ajenos al dolor humano, y al mismo tiempo estamos tan interconectados que las consecuencias de una crisis como esta es muy fácil que se expandan.

Asimismo, esta crisis no terminará cuando se pueda controlar desde el punto de vista sanitario, que es prioritario en estos momentos. Es muy probable que volvamos a situaciones de confinamiento general en la India, y por tanto millones de personas sin recursos tendrán que hacer frente al hambre y la necesidad, como vivimos hace un año.

Las organizaciones que trabajamos en el terreno vamos a necesitar toda la ayuda posible para hacer frente a esa situación, a corto y a medio plazo. Primero para contener esta ola fuera de control, y después para las devastadoras consecuencias que muy probablemente tendrá.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.