El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Archivo de diciembre, 2018

Niños de Yemen: la historia de Abdallah

Por Abdallah Ali, de 12 años

Tengo 12 años, soy el más pequeño de mi familia. Tuvimos que huir de Hodeidah a Saná cuando empezó la guerra en Yemen. Tengo talasemia desde que tenía 6 años. Tengo un hermano y cuatro hermanas. Tres de ellos tienen la misma enfermedad, y los otros tienen la carga genética.

Niños de Yemen: la historia de Abdallah

Abdallah es uno de los 11 millones de niños de Yemen que necesitan ayuda humanitaria/©UNICEF

Mi familia me sigue cuidando para que esté sano. Por ejemplo, no me dejan tomar helado, aunque me encanta. Una vez me perdí un examen porque había tomado helado. La gente con talasemia tiene dolor de espalda, de articulaciones, de piernas, de ojos y de oídos. Para estar mejor, tengo que tomar los medicamentos que hacen que no tenga estos síntomas.

Las medicinas eran gratis antes de la crisis. Pero ahora no las recibimos a tiempo. Esto afecta a mi salud y a la de mis hermanos. Espero que podamos tenerlas de manera constante.

Debido a la crisis y a las dificultades para encontrar trabajo, mi padre tuvo que dejar Hodeidah para buscar oportunidades en otro sitio. Mi madre se quedó con nosotros en Hodeidah, hasta que el conflicto se puso serio y tuvimos que huir a Saná.

Ella es profesora, pero, como miles de profesores del país, no recibe salario. Y eso supuso otro duro y doloroso viaje para todos nosotros.

Cuando llegamos a Saná, mi madre empezó a buscar una casa, colegio para nosotros y el traslado de su puesto anterior. Lo logró gracias a su perseverancia y su fuerte determinación.

Mi padre no pudo encontrar trabajo debido a la rígida ley laboral.

Aunque ahora estamos desplazados y estoy enfermo, estoy contento porque tengo a mi madre cerca. Me gusta la vida, y creo que superaremos todas las dificultades con paciencia y fe.

Abddallah es uno de los 11 millones de niños de Yemen que necesitan ayuda humanitaria. También forma parte de los 3 millones de desplazados internos del país. Han tenido que huir de la pobreza y de una guerra que tiene consecuencias terribles para los niños: sistemas de agua y saneamiento colapsados, centros de salud y escuelas cerrados, altas tasas de desnutrición o brotes de cólera, además de violencia. UNICEF está en el país trabajando para tratar de dar a los niños de Yemen un futuro mejor.