BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Haití y el Huracán Mathew: le dijo Peter Pan a Campanilla…

Por Sara Escudero, delegada de Cruz Roja Española.

Atravesamos las carreteras de norte a sur, la calle Isabel la Católica, La calle de las Damas, la 19 de marzo, la 27 y por fin la calle de la Cruz Roja. Aquí entre caja y caja, entre compra y arreglo comparto mi día a día con Enrique, Antonio y nuestros nuevos compañeros de la Cruz Roja Dominicana. Me encanta no sentirme sola y saber que todos remamos en una misma dirección. Me encanta la sensación de sentirme equipo, de tener una red por si nos precipitamos al vacío. Me encanta saber que estamos de nuevo siendo una pieza de un puzle más que complejo, donde “si crees en los sueños, ellos se crearán”

Empezamos el puzle por las equinas, los bordes, las piezas fáciles para construir un marco, las lisas sin forma. Así se empiezan todos los puzles ¿verdad? Coger las piezas del borde para empezar, poco a poco, a estar preparados, y en este punto de partida nos encontramos. Preparando, arreglando, rematando, creando un marco de inicio para este puzle. Me ha dado mucho para reflexionar esta misión, porque trabajar a ciegas es difícil y no ver el escenario es como ver las piezas y que todas sean en blanco y negro. Barreras que nos pone el destino. Pero ahí estamos, dando forma a una nueva actuación. Y ahora empieza el engranaje de las figuras y los colores.

Este puzle se llama huracán Matthew, que no ha arrollado un territorio por explorar sino que ha cogido un camino muy conocido, el país de Nunca Jamás, y vuelve a pasar por los lugares que ya han sido destruidos por inundaciones, terremotos, huracanes… y no sé si queda algo más. ¡En realidad no sé si puede ocurrirle algo más al pueblo haitiano!. Posiblemente no. Porque hoy tenemos la vista puesta en el lugar donde se mueren los sueños, donde las personas no tienen ilusiones, donde acaba el futuro en el mismo momento que empieza el presente, y “vivir no es una fantástica aventura”. Porque sí existe el país de Nunca Jamás, donde los niños y las niñas no quieren crecer, como Peter Pan, porque no piensan en cosas felices para poder volar. Porque la dignidad de una persona jamás se podrá medir por el cuanto tienes, sino por la humanidad que dejamos a nuestro paso “volando hasta lo más alto del cielo, girando en la segunda estrella a la derecha, y todo recto hasta el amanecer”

Y así, seguimos construyendo, dejando paso ahora otros compañeros que pondrán las piezas del medio, las de otros bordes, que unirán todas las de un mismo color, las de las mismas formas y que al final harán un cuadro perfecto, que solo desde la distancia, se puede ver completo desde el país de Neverland.

Pero esta reflexión también me da un aprendizaje que me llevo como tarea pendiente: aprender sobre la importancia de cada pieza, sin importar si te toca ser esquina o centro, porque el puzle nunca se termina si falta una pieza. Aprender sobre lo importante que es humanizar los dramas tras una catástrofe. Aprender sobre el levantarse, respirar hondo, mirar de frente a los problemas y luchar por nuestros objetivos: las personas. Aprender cada día sobre la máxima expresión que es ser un equipo. Aprender a echar de menos, a llorar y el reír al mismo tiempo.

Aprender sobre la vida y repetir las palabras de Peter Pan a Campanilla “como cada día a esta hora… lo mejor está por llegar”.

Sara Escudero, preparando el despliegue de plantas potabilizadoras desde República Dominicana a Haití.

Sara Escudero, preparando el despliegue de plantas potabilizadoras desde República Dominicana a Haití.

1 comentario

  1. Dice ser jmarc

    Lo que nos pide la cruz roja es un ejercicio de IRresponsabilidad. No podemos seguir dando a los que no saben gestionarlo. Conozco al pueblo de Haiti desde que Naci. Soy de Martinica. Vivi en Martinica los Hurracanes David (1979) Allen (1980) y vivi tambien todo lo que pasó con los terremotos, vi como haitianos saqueban los supermercados para coger botellas de agua 5 dolares a los que no tenian. Vi a los que andaban amenazando con machetes a los que estaban en contra de la dictadura de Duvalier (cuya boda costó 120 millones de dolares), Mi madre, enfermera de Martinica fue en los 80 a vacunar a los haitianos con una asociacion y 750,000 dosis de vacunas, y pudo solo vacunar a 35 personas. Las demas vacunas fueron vendidas a los que tenian dinero.
    Tienen el 98% de desforestacion por la irresponsabilidad de un pueblo que solo quiere vivir de ayuda, sin empezar a reconstruir el pais.

    No podemos seguir dando dinero a gente que no quiere cambiar su manera de vivir.

    Hay una novela de Jacques Roumain que se llama los Gobernadores del Rocio, que explica lo que pasa. Mas alla de la solidaridad (que se traduce como COUMBITE en Haiti, hay egocentrismos, celos, y religiones que promueven la fatalidad.: Ya basta. Y no hablo sin saber. Porque haitianos, conozco miles, la musica de ellos, refigiados, religion, etc etc etc.
    Es facil pedir ayuda, pero nadie quiere entender que son el pais mas podre del mundo no por conyunctura, sino porque tienen en la piel algo que les impide crecer como pueblo. La labor de cambio la tiene que hacer la diaspora haitiana. Pero ellos mismo dicen: no hay nada que hacer porque no quieren cambiar.

    22 octubre 2016 | 14:14

Los comentarios están cerrados.