BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Uganda: el hambre tiene muchos efectos a corto y a largo plazo en los niños

Por Noel Marie Zagre, asesor regional de Nutrición de UNICEF para África Oriental y Meridional.

Eric Turyasingura persigue una pelota hecha con bolsas de plástico en la puerta de su casa en las montañas del sur de Uganda. Grita “¡El Arsenal tiene el balón! ¡El Arsenal tiene la pelota!” en su lengua materna, el nkore, y se abre paso entre sus hermanos menores con el balón a sus pies.

Sólo tiene cinco años, pero el cuerpo de Eric ya cuenta una historia de pobreza y de oportunidades perdidas. Es más de 15 centímetros más bajo de lo que debería ser para su edad. Sus brazos y piernas son muy delgados y la cabeza está desproporcionada en relación a su cuerpecito. Crece a ritmo lento pero su cuerpo se atrofia rápidamente. Los doctores que lo tratan explican que sus posibilidades de crecer sano, aprender y aprovechar su pleno potencial, y conseguir un trabajo – por no hablar de jugar al fútbol profesional – han disminuido en gran medida.

En 2013, un informe de la ONU denunció que, en todo el mundo, uno de cada cuatro niños menores de 5 años – sufrieron retraso en el crecimiento – un total de 165 millones. También el año pasado la revista The Lancet estimó que la desnutrición contribuyó al 45% de todas las muertes de menores de 5 años.

A menudo el retraso en el crecimiento comienza en el útero y afecta a toda la vida del niño. Los estudios demuestran que está vinculada a la mala cognición y al bajo desempeño educativo; a salarios más bajos en la edad adulta y a la pérdida de productividad. Un niño raquítico tiene casi cinco veces más probabilidades de morir de diarrea que un niño no atrofiado debido a los cambios fisiológicos que provoca el hambre.

Caminamos un poco por la aldea y conocemos a Gethlem Butatera, es padre de seis hijos. Los tres más pequeños, de cinco, cuatro y tres años sufren desnutrición y él tiene que ver cómo se pierden en cuerpos cada día más atrofiados.

Poco puede hacer Gethlem, más que llevarlos cada semana al centro de salud que la Alianza para la Seguridad en la Nutrición de África y UNICEF han abierto en el poblado. Cuando llegamos con él al centro vemos a un buen número de niños con desnutrición aguda, en riesgo de morir, acompañados de sus preocupadas familias. Los profesionales médicos dan herramientas a los padres y a las madres para tratar de mejorar la higiene y consejos para luchar contra el hambre y la enfermedad de manera más efectiva.

Una foto de Gethlem Butatera con sus hijos.  (UNICEF Uganda/2014/Simon Crittle)

Gethlem Butatera con tres de sus hijos. (UNICEF Uganda/2014/Simon Crittle)

En Uganda, el porcentaje de desnutrición es del 33% y la peor parte se la llevan, una vez más las mujeres. Conocemos en centro de salud a una adolescente embarazada. Su madre nos cuenta que los médicos les alentaron para que retrasaran el matrimonio y el embarazo hasta que tuviera al menos 18 años, pero no le hicieron caso. Ahora ven como el cuerpo de la niña, desnutrido, se curva y se atrofia con el peso del niño que carga. “Una mujer más mayor es capaz de llevar a un bebé y criar hijos con cuerpos y mentes fuertes, una niña no”, explican los médicos.

“Todo está conectado aunque no lo parezca”, nos explica uno de los doctores. “Un niño que se ha desarrollado sano y ha alcanzado una altura estándar es más probable que viva en un hogar en el que se laven las manos y tengan un inodoro; es más probable que coman frutas y verduras; es más probable que vaya a la escuela; tiene más probabilidades de conseguir un buen trabajo; y menos probabilidades de morir de una enfermedad relacionada con la desnutrición”, añade atando cabos.

Aunque todo parece bastante negativo, otra doctora nos comparte también un mensaje de esperanza. “Lograr un futuro mejor para un niño no es tan difícil como algunos podrían pensar. El simple hecho de reforzar la importancia de la lactancia materna exclusiva de los bebés durante los primeros seis meses de su vida, por ejemplo, aumenta las posibilidades de supervivencia de un bebé hasta seis veces”.

Recorremos el pueblo y vemos que algunas familias tienen pequeños huertos pero nos explican que no suelen alimentarse con las verduras que cultivan porque tratan siempre de venderlas en el mercado local. Unas de las trabajadoras sociales nos explica que para luchar contra la desnutrición infantil también tienen que luchar contra sensibilidades culturales como ésa. “Aquí, por ejemplo, dejamos en remojo los utensilios de cocina, casi nunca se secan adecuadamente y las verduras y los huevos no nos gustan”, cuenta. “Con programas de educación simple podemos lograr diferencias real y salvar innumerables vidas”, añade.

Antes de irnos, volvemos a escuchar los gritos de Eric. No ha soltado el balón ni un solo momento y sigue soñando con un día ser el máximo goleador del Arsenal.
Los niños necesitan que se les permita crecer y desarrollar su máximo potencial, que puedan cumplir sus sueños.

Una de las trabajadoras sociales en Uganda. (UNICEF Uganda/2014/Eva Gilliam)

Una de las trabajadoras sociales en Uganda. (UNICEF Uganda/2014/Eva Gilliam)

8 comentarios

  1. Dice ser jolinei

    control de la natalidad y comer verduras y huevos.

    07 octubre 2014 | 13:01

  2. Dice ser El_Soberano

    ¿Qué tal una elevadad dosis de condones o abstinencia sexual?

    Es un remedio cojonudo para el hambre.

    07 octubre 2014 | 14:31

  3. Dice ser R

    ¡Bravo por Gethlem Butatera! Apenas tiene para comer pero es padre de seis hijos, los tres más pequeños con síntomas de desnutrición. ¿Pensará antes de meterla en caliente? Yo creo que no.

    07 octubre 2014 | 15:12

  4. Dice ser Pijo progre

    Si tuvieran un hijo o dos seguro que no morían de desnutrición.

    Menos foll*r y más trabajar, que luego vienen a saltar la valla a pagarnos las pensiones.

    07 octubre 2014 | 16:03

  5. Dice ser dave

    “””””
    Gethlem Butatera, es padre de seis hijos. Los tres más pequeños, de cinco, cuatro y tres años sufren desnutrición
    “””””

    Aun así, seguirá teniendo hijos y vosotras las solidarias exculpando su irresponsabilidad y pidiendo ayudas para que encima no trabajen.

    Eso si, seguiréis pidiendo el aborto masivo e indiscriminado de niños españoles aun siendo que las españolas tienen 1,1 hijos de media. La media mundial está en 2,6 hijos por mujer y la europea, en 1,5.

    07 octubre 2014 | 19:21

  6. Dice ser espartañas

    Y dale con noticias como esta…QUE YA ESTA BIEN,VALE!!! Que lo siento por ellos y no debería ocurrir. Pero que empiecen sus padres por asaltar las mansiones de sus gobernantes,todavía mas corruptos que los occidentales, todos multimillonarios, y pasarlos por el machete, yo se los pago si no tienen. Pero no, que va, acuden como moscas a millones a festejar el cumpleaños de tal o cual líder, comen y beben hasta caer al suelo, mientras pegan tiros al aire, o entre ellos, y luego no tienen para comer sus hijos?VENGA YA!! Dejar de comer el coco a la gente de buen corazón…y poco cerebro. VALE MAS LA VIDA DE UN INOCENTE NIÑO ESPAÑOL QUE PUEDA FALLECER POR EBOLA QUE LA DE TODOS ESOS!!!Esta es la verdad, ya esta bien ostias!

    07 octubre 2014 | 19:27

  7. Dice ser Menos hijos

    ¿Que tal menos procrear y más trabajar? Pero claro, es mejor reproducirse como conejos para que a sus hijos se los manténgamos los tontos blanquitos.

    07 octubre 2014 | 21:18

  8. Dice ser Eldelmedio

    Cuanto Troll racista hay suelto!!

    08 octubre 2014 | 08:14

Los comentarios están cerrados.