BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Agua segura en Tacloban

Por Sonia Ruiz, delegada de la Unidad de Comunicación en Emergencias (UCE) de Cruz Roja Española en Filipinas.

Accediendo a agua potable (Cruz Roja).

Accediendo a agua potable (Cruz Roja).

Tacloban, tan mencionada, fotografiada y televisada durante los días posteriores al tifón Yolanda, es otra de las zonas en las que desde Cruz Roja nos encontramos trabajando en Filipinas.

El panorama impresiona desde el aire, mientras se observa por la ventana del avión. Y también, una vez en terreno. Porque desde el aire uno es un mero espectador lejano, pero una vez pisas tierra te conviertes en un actor más que interactúa con las consecuencias del desastre.

En Tacloban son difíciles aún las comunicaciones, el suministro de agua, luz y combustible, conseguir comida…, la situación de la región ha dejado de verse en las portadas de los periódicos pero sus habitantes aún continúan necesitando ayuda.

Una de las necesidades más urgentes es aportar agua segura a la población para prevenir posibles enfermedades o epidemias, por este motivo desde Cruz Roja Española enviamos siete plantas potabilizadoras que nos permiten suministrar agua a más de 15.000 personas al día durante un período de tres meses.

La explicación de cómo se llegan a instalar estas plantas puede ser tan compleja cómo tratar de contar su funcionamiento desde un punto de vista técnico. De nuevo, como todo envío de ayuda humanitaria requiere de un gran esfuerzo de coordinación, logística y diálogo con la comunidad beneficiaria.

Actualmente, se han instalado tres puntos de distribución de agua en Tolosa, Tacloban. Mientras tanto, se siguen visitando y analizando nuevos lugares de la región para instalar más puntos. Y lo interesante es que, no sólo llegamos y distribuimos, sino que hay una participación fundamental por parte de las personas que residen en las comunidades a las que llegamos.

Hablamos con ellas y con las autoridades locales, valoramos sus necesidades, consensuamos dónde poner el punto de distribución, y la comunidad se compromete al cuidado y conservación de las fuentes, para que el agua pueda llegar cada día. Se trata de un envío de ayuda humanitaria en el que tratamos que las personas beneficiarias sean las verdaderas protagonistas de su recuperación y también contar con su apoyo para ayudarles a conseguirlo.

Niños en Tacloban, Filipinas. (Cruz Roja).

Niños en Tacloban, Filipinas. (Cruz Roja).

Tanghas es uno de los lugares en los que estamos distribuyendo agua. Un pueblo más, devastado por el tifón, también entrañable por la hospitalidad de sus habitantes, al que se accede por una pequeña carretera. Pocas casas y edificios pueden verse en pie en este lugar, pero uno de ellos es su escuela.

Hablando con las profesoras nos cuentan que creen que hasta dentro de unos meses las clases no podrán retomarse, mientras tanto los niños y niñas de Tanghas revolotean por los alrededores. Las aulas conservan algunos de sus materiales: pizarra, sillas, pinturas, libros…, pero las paredes y los tejados están muy dañados.

Es en la explanada que hay frente a la escuela donde hemos instalado nuestro campamento base desde el que centraremos nuestra operación de ayuda humanitaria.

Es en Tanghas donde hemos encontrado un pozo con agua que reúne los mínimos necesarios para poder ser potabilizada correctamente, y por tanto convertirse en agua segura que ya está siendo distribuida.

Desde este momento, nos hemos convertido en sus vecinos durante los próximos meses.  Y esto sólo acaba de empezar. La recuperación de la población, sus hogares y sus pueblos tras un desastre se trata de un proceso a largo plazo en el que trataremos de estar presentes hasta que se nos necesite.

Los comentarios están cerrados.