BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

Hay males que ni se sabe que existen

Roxana Pintado, Ayuda en Acción Bolivia

En estas tierras de América Latina aún hay enfermedades que mucha gente en el mundo desarrollado ni sabe que existen. Y siempre, lamentablemente, afectan a la gente con menos recursos, campesinos e indígenas habitantes de zonas intrincadas en el monte,  la selva o en la planicie del Chaco, donde los insectos hacen de las suyas en medio de poca higiene y falta de condiciones de prevención. Y es que, cuando además la gente no sabe como prevenir las enfermedades, lógicamente la incidencia de estas es mayor, y si son contagiosas entonces se establece  un círculo vicioso que se perpetúa por generaciones.

¿Usted ha escuchado hablar del Mal de Chagas o la Leishmaniasis? ¿Sabe que en  Bolivia siguen enfermando  de tuberculosis anualmente alrededor de 8 mil personas y que 700 de ellos mueren?

 Una trabajadora del laboratorio de detección realiza un examen de laboratorio. Foto: Reszi Agramont/AeA

Aunque según algunas fuentes, Bolivia ha logrado reducir la presencia de la vinchuca (insecto transmisor del parásito causante del Mal de Chagas) de un 75% en el año 1998, a un 2,8% en el año 2004, existen municipios donde la realidad es otra. Villa Vaca Guzmán y Huacaya son dos de ellos. En la zona del chaco chuquisaqueño, donde Ayuda en Acción trabaja para mejorar las condiciones de vida de la gente, más del 3% de la población (indicador mínimo relativo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015) está infestada de Chagas.

Muchos han sido los esfuerzos de pocas personas e instituciones por avanzar en el descubrimiento de una cura para una enfermedad que, como es de los pobres y da poco rendimiento, no interesa a las grandes compañías farmacéuticas. Una doctora en ciencias químicas española ha dedicado más de 10 años de su vida a investigar las posibilidades de erradicarlo. Así encontró una pintura que evita el crecimiento del insecto portador del parásito que provoca la enfermedad entre las paredes de las casas. Pero no es suficiente con pintar las casas, hay también que educar a la gente (como ella misma lo ha dicho) y cambiar los patrones de construcción y de higiene de los espacios compartidos.

Hace unos años  los indicadores de incidencia de Chagas en esta zona alcanzaban cifras alarmantes y por ello la cooperación centró parte de su accionar en disminuir los factores de riesgo de contagio. Informar a la población sobre cómo disminuir los riesgos, mejorar las viviendas de las familias más expuestas y establecer servicios de diagnóstico oportuno, fueron algunas de las iniciativas desarrolladas. 

 Casas mejoradas para evitar la proliferación de vinchucas. Foto: Reszi Agramont/AeA

Y aunque esto pueda parecer escrito por encargo, la verdad es que mucho se ha hecho, aunque insuficiente, por supuesto. En los últimos dos años hemos construido juntos a las familias guaraníes 47 casas mejoradas, hemos montado un laboratorio de detección del parásito  y hemos equipado 4 puestos de información  vectorial, establecidos por el sistema de salud; pero además estamos capacitando a la gente y formando promotores locales. Más de 100 familias y 10 voluntarios locales de salud se han capacitado para  promover mejores hábitos de aseo e higiene entre las familias y para concienciarlas sobre la necesidad de proteger las paredes de sus casas. Pero aún no será suficiente.

Este 7 de abril se celebra, como cada año,  el Día mundial de la Salud y quiero aprovechar este espacio para darle voz a esas familias y pacientes olvidados y hacer en su nombre un llamado a quienes tienen la obligación de impulsar políticas públicas y garantizar la asignación de recursos, tanto en nuestros países como en los organismos internacionales de salud. Sólo con el concurso de todos será posible que estos males, falsamente olvidados, pasen a la lista de enfermedades ya erradicadas por la especie humana.

7 comentarios

  1. Dice ser Miren

    Con estos males por el mundo, no sé cómo algunos pueden creer en Dios:

    http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/04/guia-practica-para-conversar-con-un.html

    06 abril 2011 | 09:36

  2. Dice ser maria

    el problema es que si no hay dinero no hay medicamentos y las farmaceuticas hoy en dia lo unico que les importa es el dinero

    06 abril 2011 | 09:49

  3. Dice ser Joaquín Pintado

    Qué contrastes. Aquí en cambio nos vacunan a los críos hasta contra la varicela.

    06 abril 2011 | 10:27

  4. Dice ser María lj

    Es cierto…..las farmacéuticas únicamente buscan dinero y muchas veces dejan de lado lo realmente importante.

    Saludos,
    Comparador de cuentas nómina

    06 abril 2011 | 11:18

  5. Dice ser Abogado Marbella

    La sfarmacéuticas como todo es un negocio, y lo que importa es vendar más que investigar este tipo de enfermedades que no les reportaran ningún beneficio a ellos porque, claro, esta gente no puede comprar los medicamentos y tendrían que ir hast allí y dárselos..una pena la crueldad del mundo

    06 abril 2011 | 12:53

  6. Dice ser isabel monclus

    La industrias farmaceuticas son eso, industrias, negocios…Les interesa más estudiar cremas para no envejeces, `pastillas y sobres para no engordar, o inventar enfermedades que no existen para generar remedios, que invertir en estos temas.

    De todas formas en España también hay casos de tuberculosis , en determinados barrios y zonas es una realidad.Aquí afortunadamente hay buenos tratamientos

    06 abril 2011 | 13:52

  7. Cuesta creer que todavía parte de la humanidad sufra enfermedades curables. La solución para todos estos problemas es inversión. Saludos cordiales. AT

    10 abril 2011 | 15:59

Los comentarios están cerrados.