Entradas etiquetadas como ‘yogur de fresa’

La ducha más rentable de Catherine Zeta-Jones: 2,5 millones en 7 minutos

La agencia de noticias ANSA publicó este lunes una información de esas que hacen que te sientas gilipollas. Resulta que mientras yo tengo que sacar dos, tres e incluso cuatro post diarios para que no me falten un par de yogures de fresa diarios, a otros les arreglan la vida mientras se lavan el pelo tranquilamente bajo un reconfortante chorro de agua caliente.

Este es el caso de la actriz galesa Catherine Zeta-Jones, a la que han pagado la friolera (siempre quise emplear esta palabra) de 2,5 millones por hacer un anuncio de champú que, encima, sólo podrá verse en China y Japón. Menos mal que YouTube lo arreglará antes o después.

Tal y como extraigo del enfoque que le dan los argentinos de Infobae, 2,5 millones… por una publicidad que suma un total de siete minutos (¡en un sólo anuncio!)… sale a 6.000 dólares por segundo. ¡Virgen María!, ¿dónde hay que firmar?

Por lo visto, el spot es una mini película de espías (creo que sólo lo van a poner en los cines) en el que la actriz recupera la imagen sensual que ofreció en La Trampa allá por 1999. Por ese dinero soy sensual hasta yo.

PD: ¿Por qué no me ofrece una marca de yogures rodar un anuncio parecido? En estos tiempos de crisis la verdad es que me vendría de perlas.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Un domingo cualquiera: dos ‘trolls’, 20 ‘followers’ y una uña negra

El desayuno del domingo se me ha atragantado, pues no son las porras lo único que se repite. Tengo dos lectores que me tienen frito, de verdad. Aguanto con deportividad críticas, insultos… lo que sea. Pero lo del señor Porfirio, que sólo sabe dejar a diario comentarios soeces y maleducados acompañados de un enlace a una web de restaurantes (no sé si es suya o de algún enemigo suyo) más mala que el veneno, y lo de un ‘elemento’ que me deja tropecientas provocaciones bajo nombres diferentes, no me lo explico. En dos días, estos cuatro:

sácanos de dudas, ‘becario’: No hay nada más patético que un becario-director husmeando en los registros de IP’s y preguntándose un sábado por la noche a las 10:10, a las 10:15 y a las 10:22 por la vida social de los demás. Una de dos, o te pagan por horas o tu puesto pende de un hilo y no quieres que te ocurra lo que le ha pasado al otro ‘becario’ de Público (tú ya me entiendes).

curioso: Por curiosidad, becario ¿con cuanto dinero subvenciona la Obra Social de Caja Madrid a 20minutos por tenerte contratado como imbecil profundo?

¿Alguien se traga que sea un becario?: Tres enlaces al mierdablog del becario-director a las 21:14 en portada del 20miltruños. Los más frikis de Internet, en ‘Friends’, ¿Puedes aguantar la risa con este vídeo? Y otra vez en: Ahora en los blogs 20minutos.es Lo más friki de Internet en una parodia de ‘Friends’. El pobre becario-director está desesperado por conseguir ingresos y que los noruegos no le echen a la calle.

a por los 6 millones de pérdidas: De risa va a ser el día que te pongan de patitas en la calle.

Sólo me gustaría puntualizarle a este personaje que sobre “el becario de Público”, como le llamas, y viendo tu comentario, llego a la conclusión de que, seas quien seas, no tienes ni idea de nada. Pero bueno, la envidia es muy mala. Si se la tienes a un tipo cuyo delito es tener un “mierdablog”, imagino cómo te corroe la rabia ante un señor como Nacho Escolar. Y lo del “tú ya me entiendes”… mira majo, di lo que quieras, que estás en tu derecho. Tu objetivo es un poco… raro, tú ya me entiendes. Y lo de los enlaces… es tan fácil como actualizar mucho.

En fin, tampoco merece la pena darle más bola, al fin y al cabo me está proporcionando un huevo de visitas y de permanencia en página, y no estoy para tirar cohetes, la verdad. Sin ir más lejos, no tengo más que 20 ‘followers’ en Twitter (miles de gracias, por cierto a todos ellos).

Así que mirad qué domingo traigo. Apaleado y sin ‘followers’. Y es que la vida sin ‘followers’ se ve de otra manera. Hay días en los que uno se plantea cerrar el blog, otros en los que te da por bombardear correos en busca de nuevos amigos y otros en los que, directamente, sólo encuentro consuelo en el yogur de fresa. Aunque debo reconocer que he encontrado un nuevo método de relajación: mirarme el dedo gordo del pie.

Hace un mes, en una pachanga futbolera, un amigo de 120 kilos y casi dos metros me pisó involuntariamente. Desde entonces mi uña del dedo gordo está completamente negra, como podrida. Es… cómo diría yo… ¿Asquerosamente relajante? (si no eres mayor de edad o estás haciendo la digestión, no mires la foto; bueno, igual he avisado tarde, je,je,je)

PD: Para mis dos ‘amigos’ del principio, Porfirio y el brillante analista de medios, aquí os dejo el manual de cómo ser un buen ‘troll’, para que nunca perdáis la perspectiva. Quiero ayudaros, de verdad.

PD2: A los que me aconsejáis que no entre al trapo, sólo quiero daros las gracias y explicaros que no os he hecho caso porque me parece una falta de respeto hacia vosotros, los que me queréis decir cosas buenas o malas, que otros frustrados interfieran con sus cruzadas personales.

PD3: Para los que desconfiáis de mi pie (XDD) aquí os dejo la foto que demuestra que no soy una chica. Antes la recorté porque me daba vergüenza enseñar esos pelillos ‘despeinaos’ que me nacen por donde quieren, pero me he visto obligado, jejejej. Qué le voy a hacer, si cada día tengo menos secretos para vosotros. Cualquier día descubrís mi identidad y se acabó el invento, aunque la verdad es que muchos ya me conocéis un montón, ¿eh? Que el jueves contesté a vuestras 105 peguntas, que no es moco de pavo. La verdad es que me lo pasé muy bien. ¡Tenemos que repetirlo!

–> FOTO ‘troll’: communitiesonline.homestead.com

Madre no hay más que una

El lunes fue uno de esos días que dejan momentos inolvidables a la par que entrañables. Mil historias previas a la Navidad que a todos nos enternecen. Pero si tuviera que escoger una, me decantaría, sin duda, por el gesto más bonito de una madre. Como sabéis, los periodistas somos, a veces, uno de los sectores más criticados, pero también es cierto nos pueden llegar a hacer, públicamente, el regalo más bonito. Eso es lo que le pasó a Guillermo Rodríguez, jefe de sección de ‘publico.es’ en pleno sorteo del Gordo de Navidad.

Guillermo, más conocido como ‘Guirodi’, cumplía 35 primaveras y lo que menos se esperaba es que su madre, Milagros, se pusiese al tanto de las nuevas tecnologías para dejarle un comentario de felicitación que, a posteriori (rima con ‘Guirodi’) fue el más valorado por los lectores.

No hay duda de que esto da un vuelco a la clasificación de momentos emotivos del año. Tanto que, inmediatamente después de conocerse la noticia, se creó en Facebook un grupo llamado “yo también quiero un hijo maravilloso como Guirodi”. Un fenómeno que adelanto hoy en exclusiva y que dará mucho que hablar, porque la historia de Guillermo es de esas que merece la pena contar.

Tras llamar a Público e identificarme como el Becario de ’20 minutos’ (no se han reído de mí) y obtener su permiso para publicar esta historia, algunos de sus compañeros, como Luis, me han relatado el duro camino que tuvo que andar antes de llegar a la cima: “Desde segundo de EGB suspendía e iba a septiembre y una profesora, en sexto, le dijo que no sería nada en la vida. Además falló un penalty fundamental en su adolescencia. Pegó una patada al suelo y el balón llegó manso a las manos del portero”.

En la foto se ve cómo era ‘Guirodi’ de pequeño y cómo es ahora, ya hecho un mozo, en la redacción del periódico. Me comentan que esas enormes gafas tienen una explicación: “Las rompía constantemente y decidieron comprarle unas mucho más grandes y resistentes”.

PD: Reconozco que me hubiese gustado que mi madre me dejase un comentario en el blog, pero bueno, ella, a su manera, también me homenajeó ayer después de un duro día de trabajo. “¿Cómo estás mi vida? Te he preparado tu comida favorita para que repongas fuerzas”, me dijo. Y efectivamente, mamá dio en el clavo: tenía un inmenso plato de croquetas caseras para mí solo, y de postre, yogur de fresa (de los de marca). Madre no hay más que una.

El becario y sus lectores hacen justicia: ¡El yogurazo ya no está visible!

Es de las pocas veces que me siento orgulloso de ser el becario. El domingo denuncié cómo un niñato amenazaba a un taxista y le tiraba yogures por la ventana y…

¡El vídeo ya no está! Entre todos hemos conseguido que a día de hoy haya un energúmeno menos en la Red. ¿Se habrá achantado? Creo que el bueno de Freak tuvo buena parte de culpa al escribir esto en los comentarios:

“Dicho y hecho, email a la asociacion de taxistas de palma de mallorca: Estimados Señores, hemos encontrado este video en internet de la agresion a un taxista el pasado dia 30 de septiembre… (…) Soy un profesional de la red y mi consejo es una denuncia, este individuo sera facil de localizar por la policia nacional ya que seguramente ha subido este video a la red desde su propio domicilio. Les insto en esa medida ya que las imagenes levantan la indignacion ajena.”

PD: Gracias a Freak por haber actuado tan rápido. Os emplazo a todos a seguir denunciando este tipo de injusticias.

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”

El yogur de fresa, ¿con o sin trozos?

A estas alturas ya es conocida por todos mi debilidad por los yogures de fresa. Por eso, y olvidando ya el lamentable incidente del yogurazo, quiero escribir de algo más amable y haceros partícipes de una disyuntiva en la que me vi inmerso la semana pasada.

Estaba en un supermercado comprando algunas cosas y cuando llegué a los yogures dudé: mis yogures de fresa… ¿con o sin trozos? Durante tres minutos me quedé de pie, mirando los yogures, mientras la gente me esquivaba (sin insultarme, eso sí, porque ignoraban que soy el becario).

Al principio me dejé embaucar por los yogures con trozos, lo admito. Son mucho más sabrosos y tienen una pinta estupenda. Además, parecen más consistentes y me dan mayor sensación de saciedad.

Sin embargo, luego pensé en un comentario que me dejó ‘credo’ en el blog, en el que me contaba su desayuno equilibrado. Y me di cuenta de que lo mejor para la línea son los yogures sin trozos, que tienen menos calorías.

PD: Antes de cada insulto… ¿os importaría decirme cómo os gustan más los yogures? ¿Con trozos o sin trozos?

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”

Yogurazo y amenaza a un taxista: hay gente que me da bastante asco

Mamá ha traido churros y no pensaba hacer mucho caso al ordenador, pero antes de apagar me he dicho: “Voy a echar un ojo al YouTube a ver qué me sale por yogur de fresa”. Y maldita la hora.

He encontrado una de las cosas que más me joden en la vida. Ya no porque para mí los yogures sean sagrados, que eso ya lo sabéis, sino porque me revienta la gente que tira la comida (particularmente lácteos), y más aún aquellos que la usan para humillar a alguien que no se ha metido con nadie.

Ojalá pillen a este gamberro, por adjetivar suavemente, y le pongan una buena multa. O mejor, que le hagan comer ese yogur del suelo.

PD: Aún no lo sabíais, pero el becario también sabe odiar. Perdonadme, pero no soporto a los niñatos que hacen este tipo de cosas. De hecho, me hubiese gustado que el taxista subiese a la casa para ver como el valiente se hacía caquita encima.