Entradas etiquetadas como ‘wayne houchin’

Un presentador prende fuego a un mago

Los trucos de cartas, y tal, están muy bien para quedarte con tus amigos, pero ojo si pretendes dar un paso más y pasarte al ilusionismo. Es una actividad asombrosa pero, en ocasiones, pone tu vida en serio peligro. Ya le pasó en varias ocasiones al gran Harry Houdini, que estuvo a punto de morir ahogado practicando el escapismo. Ahora, el incidente lo ha sufrido el prestigioso ilusionista Wayne Houchin, uno de vuestros preferidos en nuestro ranking de ‘El Mejor Mago e ilusionista’.

En una gira por la República Dominicana, el presentador del programa de televisión ‘Acércate a los astros’, que atiende por Franklin Barazarte, le prendió fuego en la cabeza. Así, como suena. El vídeo, que podéis ver más abajo, es impactante, en pocos segundos Houchin pierde parte de su cuero cabelludo víctima de las llamas. Además, sufrió quemaduras en la cara, el cuello, las manos y la oreja (perdonadme, me viene a la cabeza la canción Niki Lauda, de Los Petersellers).

Según Houchin, que ha contado su versión de los hechos en su cuenta de Facebook, Barazarte, “sin previo aviso y sin ningún tipo de medidas de seguridad”, dijo que les “regalaría una bendición” con Agua de Florida, una colonia sumamente inflamable por su elevada concentración de alcohol. El ilusionista está convencido de que el ataque fue intencionado. “El presentador no se tropezó y derramó accidentalmente el líquido sobre mí, sino que tuvo la intención de arrojarme esa sustancia inflamable”. Sus abogados ya se han puesto manos a la obra para presentar una demanda por “agresión criminal”.

En el lado opuesto está el tal Franklin Barazarte, un personaje de esos que debe creer que todo vale con tal de montar un show. En un intento por defender su honestidad, el presentador ha asegurado, en declaraciones a la agencia Efe, que el suceso “fue un accidente de los que pasan cuando se hacen estas demostraciones”.

Sinceramente, a mí me parece que la broma se le fue de las manos a Barazarte, que no tenía intención de hacer daño pero cometió una negligencia grave. ¿Qué opináis vosotros? ¿Agresión criminal o accidente propio del espectáculo?