Entradas etiquetadas como ‘velas’

Bate el récord mundial de apagado de velas… ¡¡¡con pedos!!!

james_fart

La persona que más pizzas come en diez minutos, la mujer con las piernas más largas, el hombre con más tatuajes en su cuerpo… Todos ellos no son nada comparados con la proeza lograda por un joven filipino: apagar velas a base de pedos. Sí, habéis leído bien.

Gerard Jessie, así se llama este pedorro de manual, que guarda más aire en su cuerpo que un globo aerostático, es capaz de dejar sin iluminación una casa de época victoriana en menos que canta un gallo. Lee el resto de la entrada »

Quería dar la bienvenida a su novia con velas… ¡y quemó su casa!

fuego-casa-romanticoHoy voy a arrancar con una recomendación impopular. Si yo fuera alguien de los que viste traje elegante y tiene un despacho en la última planta de un edificio de una compañía de seguros, plantearía la posibilidad de cobrar recargos a los románticos. Sí, sé que suena feo e, incluso, discriminatorio, pero es que los románticos son (somos) taaaaaan peligrosos, que cualquier advertencia me parece pequeña. ¿No me creéis? Pues ahí va una dosis de realidad sobre ellos (nosotros), firmada por un hombre que ha quemado parte de su casa por una muestra de amor.

Amanj Issen es un caballero kurdo de 29 años que está arrebatado de amor por Jana Stankeviciute, una letona de 24 que volvía a su casa del condado de Kent (Reino Unido) después de pasar un mes con su familia en el recomendable país báltico. Amanj decidió prepararle una bienvenida hermosa, con flores, champán y velas, tal era el modo en que había añorado a Jana durante su ausencia.

El hombre dispuso las velitas en forma de corazón, con una flecha atravesándolo de derecha a izquierda y con el nombre de Jana a modo de epílogo. Media hora antes de que Jana llegara a casa, las encendió, comprobó que el champán estaba frío y bajó impaciente a la puerta de casa a esperar la llegada de la muchacha.

Sin embargo, los planes se le torcieron al pobre Amanj pocos minutos después. Escuchó una fuerte explosión, se giró y vio su casa en llamas. Según uno de los bomberos que acudió a acabar con el incendio, “lo más probable es que las velas estuvieran cerca de algo inflamable o que se queme con facilidad, una alfombra o unas cortinas. La gente coloca estas velitas directamente encima de las  alfombras, sin un portavelas adecuado y el calor que desprenden puede provocar un incendio”.

La habitación de Amanj y Jana quedó calcinada, pero la joven, tras el susto inicial, reconoce que el gesto romántico de su pareja vale más que mil meteduras de pata. El hombre, por su parte, hizo pública su historia “por si le puede servir a alguien, para que tenga cuidado con las velas” y aseguró que repetirá el acto romántico, “pero tal vez sólo con flores, champán y bombones…”.  Y es que el amor, además de volvernos un poco bobos a veces, también quema. Tomen nota de ello, compañías de seguros.

FUENTE: Daily Mail.