Entradas etiquetadas como ‘telecinco’

Alcayde y la fábrica de titulares

Hace tiempo que le había perdido la pista a Carmen Alcaye, esa ‘lengualarga’ (no lo digo yo, sino ella -le mide 8 cm.-) que tantas tardes tomateras nos regaló.

Fue verla el otro día en el ‘Guinness World Récords’ de Telecinco (a este programa si que no cre que me engancho -duré cinco minutos y un`par de tipos partieron un montón de cocos-) y preguntarme: ¿Qué ha hecho esta muchacha después de ‘Aquí hay Tomate’?

Puse su nombre en el ‘Google Noticias’ y no averigué nada, pero como lo que vi me hizo más gracia, dejé de investigar. Sólo con ver un par de enlaces recordé la esencia tomatera de este producto televisivo: es una fábrica de titulares.

En sólo una semana es capaz de medirse la lengua en directo, rebuscar fallos entre los pezones de un especimen y ponerse el traje de cultureta en una entrevista en la que dice tener alma de escritora, madera de actriz… y que sale muy guapa en cámara.

No, si al final va ser un talento periodístico (como yo, jejeje). Yo no descartaría nada. De hecho, ‘El País’ está haciendo una serie de entrevistas a maestros del periodismo. Igual la incluyen.

“El fundamento del periodismo es buscar la verdad y contarla”. Por lo que leo de Ben Bradlee, vicepresidente y ex director de ‘The Washington Post’, parece que comparte muchos valores con la presentadora (al menos el ‘tomate’ era una garantía de veracidad, profesionalidad y pulcritud, ¿no?).

PD: Mucha suerte, Carmen, con tu nuevo prorama. ¡Y danos más titulares!

PD2: Sí, el titular era para hacer la gracia con ‘Charlie y la fábrica de chocolate’.

Telecinco nos ha engañado

No pasa nada, hombre, yo asumo las derrotas con deportividad. Pero Telecinco me ha engañado y se ha reído de mí. Bueno, de mí, y de todos los que esperaban ver un final digno de Sin tetas… (y no un parche ni una muerte cutre de El Duque).

Vayamos por partes. Nos ha engañado porque lo de grabar dos finales era una patraña, un acto de márketing, una falsa propaganda dando a entender que cualquiera de los dos tenía posibilidades de ser emitido. No era cierto. Ya tenían claro que el pequeño Marcelino iba a morir. Y esos dos minutos de descuento que nos pusieron el viernes-noche, vendidos como “el otro final”, no son más que una pantomima, en plan “mirad lo que NO hemos elegido para la serie, que al menos os servirá de consuelo”. Pues no cuela. El final bueno nunca fue una opción y este minipastel alternativo no fue más que un caramelito de consolación para los más románticos, una farsa innecesaria (no somos tan idiotas; podemos soportar un final trágico en una serie de televisión) y una chapuza de campeonato. ¿Qué guionista presumiría de esto? A ver quién tiene la cara decir que esto era una alternativa de verdad:

1- Tiroteo como en el primer final (pero con menos disparos al ‘Duque’)

2- Muerte de Morón (igual que en el anterior)

3- ‘El Duque’ está en el suelo, pero Catalina le dice que se levante.

4- Plano del cielo (recursazo original donde los haya) y pasan tres años (ole).

5- Minuto y medio de imágenes en una casa de lujo ‘sin chicha ni limoná’, sin nexo alguno con la historia (eso lo grabo yo en cinco o diez minutos).

Para hacer esto, mejor unos rótulos diciendo que “vivieron felices y comieron perdices” y a tomar por saco. Pero vamos, que aquí jamás hubo dudas. ¿Y por qué lo tenían claro? Pues ahí llega la segunda parte, el asunto de “se ha reído de mí (nosotros)”. Resulta que según publica la propia cadena, hay varios motivos por los que se dictó “la sentencia de muerte”:

1) Era “una historia de amor imposible y éstas, en la ficción, nunca acaban bien”, dice Telecinco, que añade que “ejemplos hay de sobra: Casablanca, Romeo y Julieta, Memorias de África, Los puentes de Madison, La colina del adiós…” (Hombre, comparar Sin tetas… con Casablanca… creo que a Vasile se le fue la mano).

1) Como Marcos y Eva en Los Serrano, como Bea y Álvaro en Yo soy Bea… relaciones de amor imposible que no funcionaron en Telecinco (o Nacho y Alicia en Médico de familia). “¡COPÓN! ¡Si es justo lo contrario!”, digo yo.

———-

2) “Y el otro pilar de Sin tetas… es el currículum violento del protagonista. Como les ocurrió a los personajes interpretados por Al Pacino en El precio del poder o Atrapado por su pasado, o Tom Hanks en Camino a la perdición, el mal nunca triunfa sobre el bien […] “es un asesino, y no se puede legitimar el mal”, dice Telecinco.

2) Por supuesto, el mal no se debe legitimar. Así que ni se nos ocurrirá pagar a un ex presidiario para que nos cuente sus historias, porque “el mal no se debe legitimar”, digo yo.

PD: Que no me vendan tantas motos, que bastantes insultos leo al día como para que se rían de mí. Necesito un yogur de fresa, ya.

PD2: Por si alguien cree que el ‘parche feliz’ era una opción, aquí va otra evidencia de que no: si este hubiese sido el final, la serie se hubiese acabado ahí sin saber qué pasa con Jessi, Martínez, Cuesta… han dejado muchas historias abiertas porque todo está hecho para el final malo. Si de verdad quieres hacer un final bueno, todo el capítulo hubiese sido diferente.

PD3: Dejadme, por favor, que termine con un comentario que deja Alfred:

“Menos mal que tele5 no televisa los partidos de futbol,si fuera asi hoy ganaria un equipo y mañana volverian a retransmitir el mismo partido y en los ultimos minutos cambiaria el resultado,a que molaria ? asi hoy gana el tuyo y mañana el mio,UNA PASADA,se lo tendran que plantear,me muero de la risaaaaaaaaaaa”

La última tendencia en informativos

Creía que con el espacio de deportes de los informativos de Telecinco (en los que sólo se habla de lo que ellos tienen, no de lo que es noticia -ayer, ni mentaron que Atleti y Barça estaban jugando-) lo había visto todo, pero no.

Repasando vídeos navideños de otras cadenas, y gracias a esta pista, vi que en TVE han empezado a poner vídeos cómicos con vocecillas en los informativos (Pinchad aquí para ver el vídeo).

Yo, que de purista no tengo nada, estoy relativamente contento porque, según esta última tendencia, tengo muchas más oportunidades profesionales de las que pensaba. Si algún día decido cerrar este blog, siempre podré hacer chascarrillos en la televisión de todos.

Pero mi felicidad vá mucho más allá. ¿Os acordáis del Brokeback Becario? Pues ahora no me digáis que cuando salió la noticia sobre la censura italiana a la película no hubiese valido este vídeo que publiqué hace un tiempo:

PD: Tengo la sensación de que, si sigo así, van a empezar a lloverme las ofertas.

Soraya, ¿te vas a bajar los pantalones?

Estoy triste. Mi corazón ha dejado de palpitar a la hora de hablar de Soraya. Creo que me he desenamorado. No soy Guirodi, pero alguna oportunidad más habrá.

Ahora que Efrén le ha salido rana a Telecinco y ha fichado por la competencia, la cadena le da estopa diciendo que estaba desde hace cuatro meses con otra participante del programa. Resulta que tienen hasta vídeos de esa relación (también será falsa), pero qué curioso que lo han ido a descubrir justo cuando Efrén (el más cara, pero el más listo) les ha dicho adiós. Esto, si es verdad, ¿no lo sabían antes, verdad? El paripé del Efrén este me parece casi más lamentable que las apariciones televisivas de Tamara-Ámbar-Seisdedos y sus secuaces (Porras y cía.) o la tipa esa de Gran Hermano que habla en tercera persona. Por este motivo, dejemos al chico este con cara de no tirarse pedos que triunfe y vamos a lo que interesa: Soraya, mi ‘ex’ (pretendida).

Estoy decepcionado. Ahora que a Telecinco le conviene, y después de la cera gratuita que le han dado cuando el otro era la estrella, ¿va Soraya a bajarse los pantalones? ¿Acaso no tiene memoria o es que forma parte de todo este circo? He leído en su foro que el sábado va a hacer declaraciones (todo apunta a que saldrá en La Noria). Si ella acepta ser el segundo plato de la cadena, que vaya. Pero su becario ya no estará ahí para consolarla. Si va, me perderá para siempre.

PD: No os preocupéis por mí, estoy bien. Duele, pero tenía que dejarla.