Entradas etiquetadas como ‘tasha lee cantrell’

Una chica con pocas luces


BecConsejo: “Si te emborrachas, di abiertamente que vas ciego. Intentar aparentar que tienes todo bajo control haciendo las cosas con una lentitud inusitada sólo empeora las cosas”

Hoy empezamos con un BecConsejo que os vendrá bien en numerosas ocasiones, pero que a nuestra amiga Tasha no le habría servido de nada. Os cuento, amigos y enemigos, qué es lo que ha pasado para que yo os diga que Tasha Lee Cantrell tiene pocas luces, exponiéndome así a los insultos de algún que otro hipersensible que haya por ahí y salte del titular a los comentarios.

Punto 1. Tasha tiene 19 años y vive en Estados Unidos donde, te parecerá bien o mal, la edad mínima para consumir alcohol es de 21. Si lo quieres bien, si no… también.

Punto 2. Seguimos. Tasha viajaba en un coche junto a un amigo, cuando este amigo fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol. Hasta aquí, la pobre chica no tiene culpa, y parecería que me he sacado de la manga faltarle al respeto.

Punto 3. Por alguna extraña razón, pidió al sheriff del condado (esto me ha quedado muy Supernatural) que la llevara a casa -porfa, porfa- y el oficial, amablemente, accedió a llevarla en el coche patrulla, tal y como publica gran parte de la prensa norteamericana.

Punto 4. Mientras viajaban, la joven tuvo la genial idea de abrir una lata, en plan sigiloso… ¡PROBLEMA! Estaban dentro de un coche y me temo que la radio no iba lo suficientemente alta.

Punto 5. El oficial oye el ruido, mira por el espejo y ve que está bebiendo. “¿Qué está bebiendo la joven Tasha?” Se debió preguntar el oficial. “No será tan tonta de estar pimplando alcohol dentro de un vehículo policial sin tener la edad permitida para ello”, supongo que diría para sí.

Punto 6. El agente para el coche, se acerca a Tasha y ella, en un alarde de ingenio sin parangón, intenta ocultar la lata entre las piernas (“Aquí jamás la encontrará”… ¿creería eso?).

Punto 7. Estaba bebiendo una lata de Steel Reserve, alcohol fuerte y barato.

Punto 8 (y último). Detienen a Tasha por beber alcohol siendo menor de edad. Para el caso, es como si le hubiera escupido en la nuca al agente, o como si intenta robar la televisión del Sheriff mientras éste está viendo El show de Oprah.

Pues eso, que si yo estoy en Malasaña y tengo las narices de ir bebiendo un mini de calimocho por la calle, es mi problema. Pero si además me acerco a un policía y le digo: “Agente, ¿me puede decir la hora?”, no es que tenga un problema, es que soy más tonto que hecho a encargo.

PD: Si alguien, después de esto, me demuestra que la chica estuvo espabilada, rectifico y ya.

PD2: Mi intención es incluir un BecConsejo en cada post. Se aceptan sugerencias.

Hoy hace un año…

El ladrón terminó llorando

¿Y si el terremoto de Italia hubiese ocurrido en España?

– Envía el post:

Bookmark and Share