Entradas etiquetadas como ‘sydney spies’

Demasiado sexy para el anuario escolar

Sí, sí, es un tema recurrente, lo sé. De vez en cuando la vida nos besa en la boca hay una noticia por ahí en la que dicen que alguien (generalmente una joven muchacha) es “demasiado sexy” para algo. Hasta ahora, casi todos los antecedentes eran laborales. Demasiado para ser funcionaria de prisiones, para trabajar en un banco, para trabajar en Suiza, o para ser profesora, militar, Blancanieves

Pues bien (algún día contaré cuántas veces escribo “pues bien” a lo largo de una semana, que son unas cuantas), hoy abrimos un nuevo capítulo dentro de las “demasiado sexy para”: lo protagoniza la estadounidense Sydney Spies y por si aún no lo sabéis, que espero que no, es demasiado sexy para su anuario escolar, según la prensa local.

[OJO: anuario y no calendario, no me confundáis. Calendario escolar es eso que hacen muchos y muchas universitarias medio en porreta para sacarse unos dinerillos (aunque la costumbre parece que ahora se está perdiendo), anuario es eso que sale en las películas estadounidenses donde los muchachos ponen sus fotos, sus dedicatorias y sus firmas]

Resulta que la señorita Spies (una frase muy de película yanqui: “Señorita Spies, acuda al despacho del director” y allí que va ella cabizbaja a que le echen la bronca), Sydney, decía, tiene 18 años, es modelo y decidió que la foto que más “representaba su personalidad” (tal cual) era una en la que llevaba un top negro y una falda amarilla.

El problema es que para los encargados de elaborar y aprobar el anuario esa imagen (la que veis a la derecha) no respetaba el código de vestimenta del instituto de Durango (Colorado, Estados Unidos… no confundir con el Durango de Vizcaya).

Por ello, la protagonista de nuestra historia, apoyada por su madre Miki (no confundir con Miki Nadal), ha organizado una protesta contra su instituto en la que denuncia que están coartando su libertad de expresión. El objetivo es que le dejen poner esa foto aunque de momento no ha tenido éxito.

Dicen que la decisión ya es definitiva, por lo que parece complicado que la hija de Miki termine figurando en su anuario con esa foto. Mientras tanto madre e hija se van a hacer un par de platós para hablar del tema. Si al final Sydney no consigue que publiquen esa foto, un contrato publicitario, un papel en una serie o una invitación para participar en Gran Hermano no será porque no ha hecho ruido para ello…

PD: ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Debería valer la foto o no?