Entradas etiquetadas como ‘superheroes’

Dos superhéroes reales que preocupan a las autoridades

BecConsejo: “No te la juegues”

Después del búnker antizombi, superhéroes reales. No culparé a quien piense que el blog parece habérselo quedado Iker Jiménez ha cambiado de temática y abraza la ciencia ficción, pero todo tiene una explicación, os lo aseguro.

Ahora, en Estados Unidos y Reino Unido, se han puesto de moda los superhéroes reales. Gente como tú y como yo… bueno, igual un poco mejores que yo, pero en líneas generales muy parecidos, que se meten en unos trajes ridículos curiosos y patrullan las calles para buscar malhechores y cantarles las cuarenta.

Digo cantarles las cuarenta porque soy muy de jugar al tute y porque, no seamos tontos, aunque lleven traje no tienen ningún poder. Si acaso, el de no tener sentido del ridículo, o ser fans de The Big Bang Theory. El ejemplo son The Dark Spartan y Black Void, que son los protagonistas de nuestra historia de hoy.

Llevan meses patrullando las calles de una ciudad en Reino Unido, pero aún no han encontrado problemas que solucionar. Hay varias lecturas, pero la que más nos interesa es la de la Policía, que dice estar preocupada por la integridad física de nuestros héroes, porque sospechan que como alguna vez encuentren a maleantes van a salir escaldados.

Ambos son amantes de los cómics (sorprendidos, ¿verdad?) y decidieron asumir su papel dentro de la Justice Union (así se hace llamar el colectivo de superhéroes reales) después de ver la película Kick Ass.

Para que los identifiquéis en la foto, The Dark Spartan tiene 27 años, se llama Will, y es el que va vestido de espartano, obviamente, con su armadura y su casco, como si estuviera yendo a la Comic Con, pero no terminara de llegar nunca.

Black Void es el otro y constituye una mezcla de tres personajes fantásticos: el primero, Spiderman, de quien toma la máscara; el segundo, Daredevil, de quien toma su arma (el bastón); y el tercero y más real… el gordo de la tienda de cómics de Los Simpsons, de quien toma su empleo en la vida real. Sí, también era previsible.

La historia se llena de surrealismo cuando os digo que se conocieron a través de Facebook cuando buscaban aliados para combatir el mal, o que la esposa de uno de ellos dice que, cuando su marido le dijo que iba a patrullar las calles, “no se sorprendió” porque… “no te voy a engañar, otras veces me ha dicho cosas peores”.

Ahora van a participar en un documental que recoge las experiencias de superhéroes reales. Y sí, preocupan a la Policía, de modo que es probable que antes de detener a un delincuente el maleante les dé en el lomo fuerte y flojo, pero no los subestimemos… Lo mismo son capaces de tomar la Puerta del Sol ellos solos y todo esto es una pose y son el lobo vestido de cordero… aunque bueno, en este caso sería más bien el friki vestido de superhéroe, con todos mis respetos.

PD: ¿Y digo yo, para esto no es mejor entrar en la Policía y hacerlo todo de forma más sensata?

Lo más raro que ha pasado durante la semana (13-19 de junio)

BecConsejo: “Analiza tus opciones”

Seré sincero. A medida que se va acercando el calor y las redacciones se vacían, el número de noticias frikis que os puedo ofrecer empieza a disminuir. Eso deja tocado al blog, pero hiere de muerte a la sección “lo más raro de la semana”. Por eso no os asustéis si en los sucesivos domingos desaparece, porque es una opción que está ahí. No obstante, hoy os traigo una versión distinta: dos noticias principales y luego unas cuantas pildoritas.

1. La carretera de la vergüenza

Ha sido un boom esta semana, parece que la hayan construido de repente. Primero me avisó dutx12 y después @jmmartin20. La carretera de Bélgica que veréis a continuación costó unos 300.000 euros y tiene solo 5 kilómetros, según he podido leer en la prensa internacional.

Pues bueno, a lo largo de esos 5 kilómetros hay nada más y nada menos que 250 señales de tráfico (además de una sinuosa forma la mar de extraña). Dicen las autoridades belgas que era necesario hacer esta vía para que los camiones puedieran circular y para que los conductores se lo pensaran dos veces a la hora de pisar el acelerador.

Dicen que en los primeros días ya se registraron varios accidentes… y yo me lo creo, porque si esta carretera existe, lo difícil es que no se choque nadie contra nada.

2. Un monumento… ¿a los superhéroes?

Algunos dirán que es una gamberrada, otros que una obra de arte. Yo lo dejo a vuestra elección.

En Sofía (Bulgaria) hay un monumento al Ejército soviético. Allí, como en todos lados, hay gente que considera que no se deben quitar estos símbolos de épocas pasadas y otros a quienes el cuerpo les pide borrar todo lo que tenga que ver con la II Guerra Mundial (o la Guerra Civil, o lo que sea).

El monumento, que se hizo para conmemorar el décimo aniversario de la liberación búlgara por parte de Rusia, en 1944, apareció ligeramente transformado: allí donde se veían soldados ahora estaban Superman, Joker, Papá Noel, el Capitán América… ¡hasta Ronald McDonald! con un título que decía algo como “Adecuándose a los tiempos”, según la prensa británica.

No se sabe quién ha sido el autor de la obra-gamberrada (os digo que lo dejo a vuestra elección) pero digo yo que eso no se pinta en cinco minutos, alguien debió verlo, ¿no?

(Las fotos son de Wikipedia: ANTES y DESPUÉS)

  • ¿Sabías que esta semana…?

– Un hombre que hizo la maratón de Londres disfrazado de caracol (tardó 26) días por un motivo benéfico fue despedido tras recaudar mucho menos de lo esperado. (Gracias, dutx12)

– Unos estudiantes de Los Ángeles tendrán que devolver su anuario porque se coló una foto “pornográfica”. Al fondo de una de las imágenes se ve a un joven de 17 años metiendo la mano dentro de la ropa de una chica de 15. Lo consideran pornografía infantil.

– En las carreras de Ascott, donde se suelen dar cita los sombreros más extraños del mundo, una mujer se presentó con una pamela-iPad. Si es que, cuando sobra el dinero…

– El diseñador estadounidense Andrew Schneider ha inventado un biquini con el que puedes recargar tu mp3 o tu cámara de fotos mientras tomas el sol porque recoge energía solar. Tarda 80 horas en fabricar cada prenda, vale 140 euros y dice que no hay peligro de sufrir descargas.

PD: Para ser una semana floja tampoco ha estado tan mal, ¿verdad?

PD2: Trolly ya tiene su página en Facebook.

Creía que era un superhéroe… y le rompieron la nariz

BecConsejo: “No seas estúpido”

Hace unos días me enteré de que en Seattle había superhéroes. No me refiero a los de la tele, a esa gente con poderes que vuela, tiene armas potentes, sabe pelear… no, no, me refiero a superhéroe como tú y como yo, mucho más parecidos al Batman sesentero aquel que cuando pegaba ponían “POW” y “BANG” que al Spiderman del cine.

Como os digo, lo leí en la prensa internacional y pasé. Os lo podía haber contado, bien lo sabe Dios, pero preferí esperar. Esperé e hice bien, porque ahora este ejército de frikis bienhechores solidarios se ha llevado un buen susto.

Al principio todo iba sobre ruedas. Uno de ellos impidió el robo de un coche, aunque no sabemos si porque es un superhéroe, porque va disfrazado o porque muchos ladrones que tratan de abrir un coche se ven disuadidos si cualquier persona les grita: “¡Oiga, oiga! ¡Al ladrón!”.

No obstante, es algo que no puede acabar bien. Los delincuentes, que se dedican a eso, como yo a escribir posts y vosotros a vuestros quehaceres, se las buscan e investigan. Conocen el mercado, a sus rivales y a los policías. Saben (aunque no hace falta ser especialmente espabilado para ello) que estos superhéroes “reales” (así les llaman) tienen los mismos poderes que Trolly (es decir, ninguno) y que, dado que no les van a congelar con la mirada, a tortas igual ganan.

Por eso la otra noche le untaron el morrete a uno de estos héroes. Phoenix Jones, uno de los vigilantes enmascarados (en la imagen superior, el del centro), intentó parar a dos maleantes y más o menos lo consiguió. ¿Por qué le partieron la nariz entonces? Pues porque lo consiguió “más o menos”…

Logró reducir a uno de los dos pero el otro sacó un arma y cuando soltó al que tenía cogido le dieron una patada en las narices (literal) y le rompieron el tabique. Luego huyeron, claro, y nuestro pobre superhéroe se quedó… vaya, iba a decir que se quedó con un palmo de narices, pero creo que no es apropiado.

La Policía ha pedido a este equipo de héroes que se quiten el traje y dejen de hacer el tonto cejen en su empeño de salvar a la humanidad. Ni que decir tiene que no les han hecho caso, al menos de momento, y siguen convencidos de que lo suyo es que llamen a los agentes, pero entre que llegan y no pues intentan reducir a los malos.

PD: Si los veis por la calle, les dais recuerdos de mi parte.