Entradas etiquetadas como ‘sirena’

La sirena que atormenta a todo el mundo a varios kilómetros de distancia

No he podido resistirme a escribir unas palabras sobre este invento casi hipnótico. Sí, lo reconozco, tantos yogures de fresa me han dejado un poco tocado.

Esta mezcla de hormigonera, decorada con pintura de camuflaje, o lanzador de bolas gigantes que solo sería capaz de devolver el brazo de un superhéroe, es en realidad una sirena gigante. O-O En mi vida me había podido imaginar una alarma de semejantes dimensiones. Lee el resto de la entrada »

Una sirena demasiado exuberante

BecConsejo: “Aunque esté nublado, el sol también quema”

A veces nos pasamos de mojigatos, me temo. O eso, o estamos muy muy necesitados de algo de cariño. De otra forma no me explico que hayan tenido que poner biquini a una sirena (para aquellos más torpes, las sirenas no existen, era sólo una escultura) por unas razones que ahora os contaré.

[Léase con tono infantil] “Érase una vez un megaparque de ocio llamado Chessington, que tenía un apartado conocido como Sea Life. Allí se daban cita muuuuuuuuuuuuuuuuchos animales de todo tipo. Había tiburones, rayas, estrellitas de mar, caballitos de mar, nemos (sí, sé que son peces payaso)… pero a los niños (y a sus padres), lo que más les gustaba era otra cosa.

Según cuentan, muchachos de todas las edades se quedaban embobados al pasar por cierto cristal. Era habitual encontrarse con pequeños grupos de personas que se quedaban boquiabiertos mirando a través de dicho cristal, aunque muchas veces, tras él, no había ninguno de los animalitos que decíamos.

En cambio, había una joven sirena de piedra amarrada a un barco con el torso desnudo (como toda sirena que se precie, salvo las de la Odisea y la de Disney, por distintas razones). El problema es que la joven sirena era tan voluptuosa que acaparaba todas las miradas y hacía que tuviera poco sentido tener un acuario con animalitos si todo el mundo miraba a la sirenita…

Así que los dueños del megaparque de ocio decidieron que la solución a todos los problemas era comprar un biquini para la sirenita de piedra de modo que su exuberancia quedara más tapadita, de modo que así lo hicieron.

Y fueron felices y comieron perdices para siempre”.

Ahora párrafo corto, como decían en Airbag:

El parque tenía a un sirena de piedra haciendo top less y como los hombres se quedaban embobados frente a ella en vez de mirar al resto de animalitos decidieron taparla un poco. Sí, probablemente le he puesto más literatura de la que necesitaba.

PD: ¿Tan salidos estamos?

PD2: Ya me he dado un capón de parte de cada uno de vosotros por la “h” que sobraba :-/