Entradas etiquetadas como ‘sillines’

Detienen a un japonés que robaba sillines de bicis de mujeres para “olerlos y lamerlos”

En términos de fetichismo, los occidentales somos extremadamente comedidos, si nos comparamos con los japoneses. Años atrás, tuvimos conocimiento de un próspero negocio en el país del sol naciente, consistente en vender bragas usadas que los compradores olisqueaban para excitarse. Lo llaman Burusera y llegó a ser tal el volumen de ventas que se pusieron hasta máquinas expendedoras, posteriormente ilegalizadas. Esta obsesión nipona por las bragas yo la descubrí con Chicho Terremoto y, desde entonces, me sorprenden poco las excentricidades que llegan desde allí.

Fuente: Sergi Gisbert (Flickr)

Fuente: Sergi Gisbert (Flickr)

Sin embargo, no he podido pasar por alto la última perversión de un ciudadano japo. Joji Kondo, de 35 años, robaba asientos de bicicletas de mujeres para, según sus propias palabras, “gozar de los persistentes olores femeninos”. El tarado caballero ha prolongado su fechoría durante más de un año, tiempo en el que se multiplicaron las denuncias por este hecho.

Fue cazado por las cámaras de seguridad de un parking mientras caminaba con tres asientos bajo el brazo. Las imágenes fueron cedidas a la policía. Tras una breve investigación, los agentes tuvieron la certeza de que el caco era Kondo y fueron a su casa a arrestarlo. Allí, descubrieron su santuario: ¡¡¡197 sillines!!! El hombre no tuvo el menor reparo en reconocer su parafilia, ¡que puede ser un ratero degenerado, pero no un mentiroso! “Me gustan los sillines en los que montan las mujeres, su olor y su textura. Me encanta olerlos y lamerlos” (¡ay!).

Al tratarse de un delito menor, Kondo sólo tendrá que pagar una fuerte multa… y soportar el escarnio de sus vecinos. O no, porque igual sus vecinos son de los que compran bragas usadas para embriagarse de sus esencias.