Entradas etiquetadas como ‘scarlett hall’

Lo más raro que ha pasado esta semana

BecConsejo: “Peatón, si hay niños no cruces el semáforo en rojo”

Os voy a hacer una confesión, que hoy estoy de humor. Cuando mis jefes y yo empezamos en esta aventura sin pies ni cabeza que ahora es el blog del becario en mi mente estaba hacer un post semanal preguntando: “¿verdad o mentira?”, sacando las noticias más chorras (uy cuánta cursiva llevamos hoy) para que entre todos votarais si era real o inventado.

El problema es que de momento sólo tengo dos manos (y bastante torpes, además), de modo que en aquella época de expatriados, series a la española, carteles, misterios y cultura, no me quedó más remedio que suspender la idea. No, no os asustéis… no es lo que os traigo hoy.

Desechado aquello, me he propuesto traeros cada semana una selección de tres a seis noticias (todas verdad) que por cuestión de tiempo y dinero (bueno, por dinero no, pero me apetecía decirlo) no he podido dar durante la semana. Un cajón desastre (sí, todo junto… es a propósito) para que gocéis esas maravillas que quedan inadvertidas porque no tienen valor informativo alguno el resto de medios y blogueros no saben apreciarlas. Esta semana, mi selección es…

1. Xiao Hao: tres años y 63,5 kilos

Ante este titular, Schuster aseguraría (y no le faltaría razón) que “no hase falta desir nada más”. No obstante, os cuento que este pequeñín chino de tres años ha sido rechazado en varias guarderías porque suponía un peligro para el resto de compañeros. Según publica la prensa británica, ahora está en un centro donde le ayudan a bajar peso mientras los expertos se preguntan si Xiao Hao sufre un desorden alimenticio o son sus padres quienes sufren el desorden.

2. Cagarse en un conductor (literal y con perdón)

Érase una mujer que paseaba a su perro en Estados Unidos (todo pasa siempre en EE UU o China), cuando un conductor (gracias por la apreciación, Ortoman) casi arrolla a un ciclista. La mujer avisó a la Policía de lo ocurrido… y el motorista llamó al día siguiente para decir que una mujer le había dado en la cara con una bolsa llena de cacas de perro.

3. Como si Scarlett trabajara en la NASA

Ni que la pobre Scarlett Hall trabajara para la NASA. ¿Cómo se os quedaría el cuerpo si os llega una factura de la luz de mil millones de dólares? (Muchisisisisímos euros, vamos). Pues a Scarlett, que vive con su marido y sus tres hijos en Georgia (la yanqui), le ha pasado. Afortunadamente todo ha quedado en un susto y al final se la han bajado a 200 euros, pero ya os digo yo que lo primero que pensó fue, seguramente, lo mismito que Boris Karloff: “No sabía yo que había llamado a tantas razas”.

4. A eso le llamo yo ser insistente

Un niño bloqueó el teléfono de emergencias 911 en Ontario después de llamar más de 400 veces en un mismo fin de semana. El joven (y tan joven) tiene cuatro o cinco años, responde al nombre de Alex y debe de tener una cantidad de problemas…

5. Echaos algún amigo, aunque sea por Facebook

Los hay que tienen amor por los animales y los hay casi enfermos. En esta última categoría entran Regina Millard (54 años) y Bertha Ryan (61 años), estadounidenses las dos, que van a ser juzgadas por un delito de crueldad contra los animales porque tenían… nada más y nada menos que… (los puntos suspensivos eran prescindibles, pero quería darle un poco de intriga al asunto) ¡¡¡77 gatos viviendo en dos coches!!! ¡Si es que era imposible que… cabierancabiesen¿cabuyeran?… cupiesen ahí dentro!

6. Perdonan el nudismo

La Ópera de Viena ha readmitido a una bailarina a la que expulsó por posar desnuda para una revista masculina. La protagonista de la polémica se llama Karina Sarkissova y, si queréis mi opinión, creo que tampoco merecía tanto castigo por enseñar el culete.

PD: La próxima semana, menos y peor.