Entradas etiquetadas como ‘resucitado’

Un pastor devuelve a la vida a un muerto en un ridículo truco de resurrección

El líder espiritual de la iglesia Alleluia Ministries International (AMI), Alph Lukau, se ha metido en un lio de mil demonios tras un huracán de críticas que ha recibido un vídeo, publicado en redes sociales, en donde presume revivir a un muerto con tan solo tocarle. ¿Lo qué? ¡¡¡Este hombre es un portento!!!

El ‘clip celestial’ llegó a manos de distintas organizaciones religiosas que aseguran que “no existe un milagro de esa naturaleza“, aunque los presentes al ritual, en Johannesburgo (Sudáfrica), no dudan ni un ápice de lo que vieron. Lee el resto de la entrada »

Aparece ‘resucitado’ en su propio funeral

No soy muy de refranero, pero voy a hacer un inciso y, por una vez (de momento), recurriré al saber popular. ¿Conocéis el dicho “ser el perejil en la salsa, la novia en la boda y el muerto en el funeral“? Pues un brasileño lo ha llevado al extremo, ya que no solo era el muerto en el funeral, sino que también apareció ‘resucitado’ en el velatorio. ¡Gallina de piel, que diría aquél!

Gilberto Araujo llevaba meses sin dar señales de vida (esta expresión viene que ni pintada) a su familia. Tan es así, que su hermano José Marcos, tras enterarse de que en la morgue había un cadáver sin identificar de un lavacoches -profesión de Gilberto-, acudió preocupado para ver si se el cuerpo sin vida era el de su familiar. Ante el tremendo parecido físico del finado con Gilberto, José Marcos reconoció el cadáver y se apresuró a contárselo a sus allegados para organizar el funeral.

La noticia de la muerte del señor Araujo se propagó rápidamente por pueblo de Alagoinhas, en el estado de Bahía. Tan rápido, que le alcanzó al propio ‘fallecido’ a tiempo de acudir a ‘su’ velatorio. Allí, entre llantos, quejidos y lamentos de sus seres queridos, el señor Araujo irrumpió con vida. “Que no estoy muerto, que estoy vivo. ¡Pellízcame!”, le dijo a uno de sus amigos, que miraba atónito y de forma intermitente al ataúd y al caballero que le hablaba.

En la sala se formó un gran revuelo, nada sorprendente, por otro lado. Cuentan que hubo gente que huyó despavorida y que otros se desmayaron al ver caminar a Gilberto, en una escena similar a la que protagonizan las fans de Justin Bieber cuando le tienen a menos de 500 metros de distancia. La más sorprendida fue su madre, que se arrojó a los brazos de nuestro protagonista con un entusiasmo que, probablemente, no se veía desde su primera comunión.