Entradas etiquetadas como ‘Rathika Sitsabaiesan’

Vetan el escote de una política canadiense

BecConsejo: “Pregúntate siempre por qué”

¿Es irreverente un escote? Bueno, hay matices. Cuando el escote es el todo y no la parte podemos debatir. ¿Estamos preparados para que nuestras políticas lleven escote? A juzgar por el revuelo que se levanta cada vez que publican la foto de una diputada en biquini… lamento decir que no, pero tranquilos muchachos, en Canadá ocurre lo mismo.

La prueba de ello es Rathika Sitsabaiesan, una política canadiense de 29 años que se ha hecho famosa en todo el mundo muy a su pesar. Había alcanzado cierta notoriedad en su país porque es la primera mujer tamil en llegar al Parlamento (es de Canadá y Sri Lanka), lo cual tiene mérito, pero ha sido una foto suya y no su récord lo que la ha catapultado a los diarios de todo el mundo.

El bloguero Parker Donham contaba en su blog (y triunfaba como un refresco de cola muy muy famoso) que en la web del Parlamento habían retocado la foto de la bella Rathika porque en la original se podía ver un poco de escote. Apenas nada, como podréis comprobar, pero demasiado para los políticos canadienses (claro, como allí no tienen Tuenti no están tan acostumbrados) que decidieron ponerle un poquito de tela sobre la piel.

Yo no estoy de acuerdo. Primero porque no me parece que la foto ofenda a nadie y segundo porque soy partidario de hacer las cosas bien. Igual que cuando restauran un cuadro o una obra, que queda claro cuál es la parte original y cuál es la parte retocada, yo propongo que con los montajes de Photoshop se haga lo mismo. Ya que a casi todos los montajistas los cazan, sugiero hacer que las manipulaciones canten.

Por ejemplo, para el caso de Rathika propongo el montaje que podéis ver a la derecha en vuestras pantallas. Dos pendientes de Stich (que le dan un toque muy juvenil), unas gafas de sol (no sea que lleve una sombra de ojos demasiado sugerente) y el escudo del Madrid (para que se vea que no es que le hayamos quitado el escote, es que le hemos puesto la camiseta de su equipo favorito… con el escudo en el otro lado, eso sí).

No sé, muchachos, me parece que han armado más follón quitando el escote que si lo hubieran dejado. ¿No habría sido más fácil hacerle o pedirle a la chica otra foto? ¿Era necesario gastar tiempo en quitarle los dos centímetros de escote? Bueno, vosotros diréis, que yo estoy recién aterrizado en Madrid y a lo mejor tengo todavía jet lag.

PD: Cualquier día de estos vemos a Rajoy sin bigote y a Rubalcaba con peluca.