Entradas etiquetadas como ‘profesiones’

La señora Rabbit, el personaje femenino con más empleos del mundo

peppa_pig_miss_rabbitp

El pasar mucho tiempo con mis sobrinos y ser un friki de manual (sin paños calientes) me ha hecho fijarme más de la cuenta en los dibujos que ven. Tras muchas tardes de observación, he llegado a la conclusión de que la señora Rabbit, uno de los personajes más carismáticos de la serie animada Peppa Pig, tiene más trabajos en su haber que supuestas novias Cristiano Ronaldo (o casi).

¿Alguno os habías fijado en este detalle? Pues como siempre hay alguien más (…, me ahorro el calificativo para no tirar más piedras sobre mi tejado), ya he hecho esa labor por vosotros. Espero que los padres con chavales pequeños se echen unas risas con esta recopilación. Lee el resto de la entrada »

Las 10 profesiones fetiche para un psicópata

La RAE, tan de actualidad por recular en la sugerencia ortográfica del adverbio ‘sólo’ y el pronombre demostrativo ‘éste’, define psicópata como “enfermo mental que padece una psicopatía” y psicopatía como “enfermedad mental,en especial la anomalía psíquica por obra de la cual,a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece como consecuencia de una adaptación al medio”. Todas esas palabras se resumen en una imagen, la que ilustra el post.

psicopataEn ‘El resplandor’, Jack Nicholson se mete en la piel de un psicópata, un escritor que quiere matar a su familia. Y hasta aquí el spoiler. Por obra de Kubrick, el director (no he leído la novela de Stephen King), yo crecí creyendo que los escritores eran las personas más propensas a convertirse en psicópatas, pero ahora el psicólogo Kevin Dutton, que es profesor en la Universidad de Cambridge (¡ahí queda eso!), me ha sacado del error. Tras años de sesudos análisis, el profesor Dutton ha elaborado una lista con las diez profesiones más propicias para mentes perturbadas y alguna de ellas tiene su miga. Analicemos el ranking:

10. Mayordomo. Un clásico de las novelas de Agatha Christie. Los mayordomos casi siempre han estado implicados en los asesinatos de sus señores en el mundo de la ficción. Según Dutton no van desencaminados aquellos que fabularon con crímenes perpetrados por ellos.

9. Cocinero. ¡Gran sorpresa! Uno tenía a los cocineros por personas entrañables que te hacían disfrutar de la vida a través del paladar. ¡Incluso a Chicote! Ojo con ellos, no os fiéis de sus delicias culinarias.

8. Sacerdote, cura, fraile… ¡OMG! El refrán “a Dios rogando y con el mazo dando” se hace carne en este ranking. ¿Tendrán tendencia a ser psicópatas por culpa de tanto acto de contrición?

7. Policía. Muy esperado, pues aún están frescas en la memoria las imágenes de las últimas manifestaciones, en las que algunos agentes de la ley se han comportado de una manera bastante inapropiada.

6. Periodista. ¡Ya me decía mi madre que yo tenía algo raro! Pero voy a ser corporativo y no voy a comentar nada de la prensa rosa y la prensa deportiva… Señor Dutton, permítame decirle que los periodistas, como los ladrones, somos gente honrada.

5. Cirujano. Hombre, hay conexiones directas. Bisturí, sangre, escalpelo, vísceras… Inevitable.

psicopata24. Comercial. Para mí, otra gran sorpresa. Los comerciales tienen una profesión durísima, de ahí, supongo, que Dutton crea que puedan llegar a convertirse en Michael Douglas en ‘Un día de furia’.

3. Presentador de televisión. ¿Habéis visto últimamente Intereconomía? Pues eso…

2. Abogado. Sabíamos que los hay sin escrúpulos, capaces de cualquier tropelía por ganar un caso. Los hay que han defendido con ahínco, como exige su profesión, a criminales confesos, ¿cómo entonces no va a haber psicópatas entre ellos?

1. Director general. La sorpresa de las sorpresas. Las personas que dirigen las empresas son los mayores psicópatas, según Dutton. Aquí, el profesor se justifica diciendo que para llegar a CEO de una compañía hay que ser capaz de tomar “decisiones objetivas, frías, desapegadas de sentimientos, drásticas o duras”, actitudes todas ellas que pueden derivar en la psicopatía.

Seguro que Dutton ha pasado por alto alguna que otra profesión con perfil de psicópata. Entrenadora de natación sincronizada -qué sé yo-, por ejemplo.  ¿Qué opináis vosotros? ¿Añadiríais o quitaríais alguna de esta lista?