Entradas etiquetadas como ‘peter solomon’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (17-23 de enero)

BecConsejo: “Anímate”

Los domingos, un gran día para pasar frío, ¿eh? Como no quiero que os sintáis tristes y solos os voy a traer la recopilación de chorradas y tonterías sesudas reflexiones que no han tenido oportunidad de ver la luz en nuestro blog colaborativo durante el resto de la semana. Son cuatro historias, a cada cual peor todas ellas maravillosas. Espero que las disfrutéis.

1. Durante dos meses sólo comió patatas

Seguro que alguna vez lo habéis pensado. Si llegara el fin del mundo y tuviéramos que comer sólo, única y exclusivamente patatas… ¿sobreviviríamos? Bueno, quizás no lo habéis pensado jamás, pero hoy vamos a medio responder esa pregunta.

Sí, sí, sé que muchos creéis que los Castro llevan años preparando a Cuba para lo peor, por eso sólo dan arroz y patatas a los cubanos, pero no va de política nuestro experimento, sino de pasión por el tubérculo (que no es lo mismo que pasión por bertuculo).

Chris Voigt, un estadounidense de los que ya no quedan, decidió que era el momento de acabar con todas las teorías que perjudican a la patata y por ello pasó dos meses comiendo sólo este alimento. Si pensáis que es una locura, es porque no entendéis la forma de vida del Hombre Patata del Año (os prometo que le han dado ese premio).

Chris comía 20 patatas al día, según publica la prensa norteamericana, y tenía una ventaja que quizás os parezca estúpida pero que, oye, tiene su aquel: no tenía que darle vueltas a ver qué comía. Seguro que llegaba a casa y decía… “Mmmmm… no sé qué comeré hoy… igual me hago unas patatas… sí, venga, unas patatas”.

Tiene mérito. Raro, pero tiene mérito. Hay un libro donde te vienen mil recetas (mil es una exageración, no sé cuántas vienen, pero son muchas) para patatas, aunque bueno, eso ya para otro día, que hoy tengo prisa.

2. Padre e hija arrasan en YouTube

Más de cuatro millones de usuarios youtuberos no pueden estar equivocados. Algo tiene esta pareja adorable de padre e hija que cantan Home: Jorge Narváez y la pequeña Alexa (de seis añitos) llegan al público que ya quisieran los triunfitos.

Jorge es padre soltero y estudia en la universidad de California. Subió un vídeo a YouTube cantando con su hija y le ha valido incluso para llegar a la tele.

Por cierto, todos aquellos que piensan que este tipo de informaciones no pinta nada en un periódico, que luego no proteste diciendo que sólo damos noticias malas 🙂

3. Unas mascotas muy especiales

Es probable que te guste Ratatouille, incluso hay opciones (remotas, pero opciones) de que sea tu película favorita. Por poder, puedes tener un hámster de mascota, e incluso, rizando el rizo, podrías tener 28 hámsters en casa, pero… ¿tendrías 28 ratas en casa?

Pues así son Kevin y Kate Rattray (jamás un apellido había marcado tanto a una pareja), quienes dicen en la prensa británica que son unas mascotas “fantásticas” porque son “muy inteligentes e interactivas”.

Este dúo dinámico asegura que van a darles la bienvenida cuando vuelven de trabajar y que ellos permiten que salgan a jugar (cualquier día no vuelven y las encontráis debajo de una escoba -boca arriba-).

Cuentan que todos acaban encantados con las ratas y que incluso el marido, que viene del mundo de las granjas y las ratas le infundían de todo menos confianza, quedó convencidísimo cuando se mudó con ella, la bella Kate, que sí tuvo dos ratas de mascotas cuando estaba en la universidad.

4. La rata mordió lo que no debía

La nota picante de esta semana la pone Peter Solomon, un preso neoyorquino que denuncia que una cárcel mordió su… mmm… su… venga, lo digo, Peter dice que una rata mordió su pene mientras estuvo en prisión (su caso inspiró esta canción).

Según leo en la prensa internacional, Solomon (54 años y un bocado) entró en prisión en 2007 tras amenazar a su esposa. Después fue al hospital de la cárcel porque este veterano de la guerra de Vietnam tenía algunos problemillas y por último denunció que una rata “o algo parecido” salió del colchón y mordió sus manos y su… bueno, ya lo dije antes.

Pues bien, presentó una demanda porque, según él, el bocado le causó una hemorragia y no fue atendido debidamente debido a prejuicios raciales. En la cárcel dicen que ni siquiera tuvieron que darle puntos pero parece ser que en lo de las ratas lleva razón. Once presos que compartían celda con él han firmado un manifiesto para poner fin al problema.

No es por nada, pero yo me llevaría al matrimonio Rattray para allá, que seguro que las adoptan y solucionan el problema.

PD: Gracias a @tinoserrano, otra vez. No me canso de darle las gracias.