Entradas etiquetadas como ‘periodistas’

¿El oficio de periodista se va al garete?

BecConsejo: “Da buena imagen”

Hay quien piensa que el oficio de periodista se está yendo al garete. Lo piensan quienes se pasean por las facultades (y no les falta razón) o quienes escuchan cómo muchas veces las entrevistas, más que entrevistas, son un intercambio de besos.

Pasa en la prensa deportiva (De la Morena entrevistando a Eto’o o a Iniesta, por ejemplo), pero también en la prensa generalista. Hay dos problemas por los que se produce esto: uno, por amistad con el entrevistado, y dos, por miedo (a que no te concedan más entrevistas, a quedar mal, a que te den un hachazo…).

Pero… ¿qué pasa cuando el periodista sí cumple con su responsabilidad? ¿Qué pasa cuando le aprieta las tuercas al entrevistado? Pues que muchas veces se enfada y decide no contestar (como Florentino Pérez que se va siempre por las ramas), o contestar de mala gana. En la prensa deportiva tenemos varios ejemplos, como el del entrenador del Málaga, que directamente ha vetado a un medio por ser crítico, Van Gaal “siempre negatifo, o los mosqueados por decreto, Mourinho y Aragonés.


Sin embargo, pasa también con políticos. En los últimos días ha habido un poco de paranoia controversia en algunos medios por la entrevista de Ana Pastor a Esperanza Aguirre, aquello que yo definí en Twitter como “pelea de cafetería”, después de escribir: “Esperanza Aguirre hoy se ha levantado con el culo torcío. Como siga así, a Ana Pastor le va a salir el niño antes de tiempo”.

En la redacción solemos ver Los Desayunos de TVE y es habitual ver a Ana Pastor (embarazadísima, ¡que se coja la baja ya, por Dios!) haciendo preguntas comprometidas a sus interlocutores. Generalmente responden esquivando la pregunta y la repregunta, pero a veces, como Espe o Rubalcaba, montan un cirio. Para muestra un botón:

En cualquier caso, no sólo pasa en Los Desayunos (si bien es donde más ocurre). También hemos visto otros ejemplos, como cuando a Rajoy le mientan a Losantos (a mí también me daría cosica), cuando a Otegi le entrevista El Follonero o como cuando Aznar tiene un bolígrafo cerca.

Para que no digáis, que os conozco, os dejo otras dos perlas. Una es de Camps, que en estas cosas da mucho juego y la otra, un momento bastante tenso de hace unos años: la entrevista de Gabilondo a Felipe González sobre los GAL.

PD: Por favor, sed respetuosos en los comentarios, que si la cosa se va de madre los cierro y sansacabó.

Ya nadie la monta como Matías

¿Dónde se han dejado los periodistas deportivos la raza? ¿Dónde está esa tensión informativa que siempre busca la perfección?

Pongo los partidos de la Sexta y Andrés Montés está siempre ‘descojonao’ con Kiko y Salinas. “Ese balón, ese balón, ese balón…” ¿Ese balón qué? Reconozco que siento debilidad por él y no me gustó lo que hizo JJ Santos. Nunca se enfada y tiene motivos: nadie le pone un monitor más grande para que pueda distinguir quién tiene el balón.

Pongo la Champions y Antonio Luque no para de hablar de un tal Yakutov, anunciando a diestro y siniestro ‘Cazadores de Hombres’, la serie que va detrás del fútbol. Es el primero que consigue que ya no me lea la última página de los periódicos. Se sabe de memoria la programación y hace partícipes a los comentaristas de las peripecias del Yakutov.

Pongo el Plus y Carlos Martínez, escoltado por Michael ‘Orobinson’ (habla mal español a propósito), está siempre liado con que fulano o mengano “percute” en el área y le flipan las jugadas del Barcelona especialmente (y eso que yo soy como mi madre, ni de uno ni de otro). El inglés hace tiempo que dejó de parecerme gracioso. Son una dupla eterna.

Pongo la Fórmula Uno y Lobato no para de citar a sus espías (habría que despedirlos a todos) que, ni llevan nunca definitivamente a Alonso a Ferrari (nosotros sí), ni aciertan cuando narices va a llover. Se excita y me produce taquicardias, pero no se enfada cuando Alonso piede. ¡Pero si es tu colega! Qué poco genio.

Cada uno con sus batallitas y peculiaridades, pero ninguno se enfada. Pura indolencia. Pasa el tiempo y se pierden los valores. Nadie monta en cólera si las cosas no salen como tienen que ser. Nadie revienta el plató de un grito como hizo el gran Matías Prats Jr. en 1998 (aunque tras 7.000 informativos diga que ha perdido los nervios, yo no le creo) en ese vídeo que muchos hemos visto ya mil veces y que hoy quiero recordar:

Tengo que reconocer que a la vigésima visualización empezaron a hacerme mucha más gracia las dotes narrativas de Bakero que el enfado en sí, pero aún así sigue siendo mi favorito. Y Matías, mi referente.

PD: No podría acabar este post sin acordarme de José Ángel de la Casa, ese gran hombre que cantaba los goles con el mismo ímpetu con el que yo friego los platos. También es cierto que Míchel no le ayudaba demasiado en eso de meterle tensión a los partidos. Estaba demasiado obsesionado con las pegadas con el “empeine” exterior o interior del pie derecho o izquierdo, su matiz favorito.