Entradas etiquetadas como ‘paul howard frampton’

Un científico entra en prisión por ‘la estafa de la top model’

A los siete años vi una película de Tony Leblanc que se llamaba Los tramposos, donde el actor practicaba el famoso timo de la estampita. Mi padre me dijo entonces: “A ti que no te engañen con cosas así, ¿eh?” y desde entonces recelo de todo, especialmente de lo que parece demasiado bueno para ser verdad.

Desgraciadamente para él, el físico teórico Paul Howard Frampton no debió de ver aquella película. Por eso, a finales de enero de este año y después de pasar diez días en Bolivia, fue detenido en un aeropuerto argentino por contrabando de drogas. Había enviado una maleta con dos kilos de cocaína envueltos en papel de regalo a, teóricamente, Denise Milani, una modelo checa (Miss Bikini World 2007) a la que había conocido por Internet.

¿Cómo llegó hasta aquí el pobre Paul Howard Frampton, de 68 años? Os cuento. Después de un tiempo de relación virtual con la modelo, ella, teóricamente, había decidido dejarlo todo para irse con él. Así fue como llegó de Carolina del Norte a Toronto, de Toronto a Santiago de Chile y de ahí, a La Paz, donde estuvo 10 días esperando a Denise, tal y como le había pedido el agente de la modelo. Al final, un amigo de la muchacha fue a verle al hotel, le dio una maleta de la joven y le dijo: “Ella te espera en Bruselas”.

Nuestro físico viajó a Buenos Aires, donde ella, muy adinerada, le iba a mandar el billete para Bruselas. El problema es que ni llegaba el billete ni había noticias de la muchacha y un amigo de Paul Howard le dijo que no se fiaba de todo ese rollo (uys, cómo no haberlo pensado antes), le convenció de que se volviera a Carolina del Norte y le pagó un billete de vuelta a casa. Nuestro físico facturó la maleta de su chica… y, sorpresa: contenía cocaína. Además, unos correos en los que un amigo le advertía de que podía ser todo una trampa le dejan sin coartada. Termina en prisión.

Quizás penséis que este tipo estaba metido hasta el cuello. Puede ser. Pero también hay otra teoría, la que dice que este Sheldon Cooper, genial para la ciencia y torpe para las relaciones sociales (ya había sido estafado en otra ocasión en circunstancias similares y otra vez terminó en China buscando una mujer que no existía) hizo el primo. Vamos, que lo llega a pillar Leblanc en aquella película y termina sin calzoncillos.

La teoría del bobo pardillo la defiende incluso su exmujer (no es para menos), que dice que nuestro protagonista tiene “la edad mental de un niño de tres años”. ¿Conclusión? Que el pobre lleva más de 135 días encarcelado y el asunto tiene muy muy muy mala pinta.

PD: La historia es tan loca que os recomiendo que leáis la entrevista que le hicieron en Clarín. No tiene desperdicio.