Entradas etiquetadas como ‘parejas’

Una joven documenta su vida como ‘sujetavelas’ y triunfa en las redes

A la tercera persona que sale junto a un par de enamorados, tortolitos, prendados, colados… se le suele llamar ‘carabina’, ‘candelabro’, ‘sujetavelas’, ‘violinista’, ‘rueda de repuesto’, entre otras muchas denominaciones, aunque más bien habría que decir lindezas. ¡¡¡Me pongo y no paro!!!

Si eres una de esas personas que está casi siempre sola, como un mojón de carretera (mi caso), es probable que una de las cosas que más te molesten sea ver a una parejita ensimismada. Sin embargo, una joven decidió crear una ‘maravillosa’ cuenta en Instagram llamada Third Wheel Extravaganza, para documentar su vida como ‘candelabro’ de manual, de esos que se ponen como ejemplo para explicar el significado de ‘carabina’. Lee el resto de la entrada »

Los chinos inventan “El bono del amor”, una paga extra para los que se líen en el trabajo

Fuente: Miguel Ángel Sánchez-Ballesteros (Flickr).

Fuente: Miguel Ángel Sánchez-Ballesteros (Flickr).

Haciendo caso omiso de un viejo refrán que me enseñó mi abuelo, “donde labores, no riegues las flores” (los hay que dicen algo de una olla y tal, pero jamás lo había escuchado antes, O_O), una compañía china acaba de anunciar entre sus empleados un curioso incentivo, al que ha llamado ‘El bono del amor’. Así, recompensará con unos 150 euros a aquellos/as que se emparejen con un compañero/a de trabajo.

En China no se celebra San Valentín, pero cada 11 de noviembre festejan el Día de los Solteros, lo que aprovechó la empresa Chengdu Cloud Computing para promocionar tan peculiar paga extra. Esta tecnológica cuenta con unos 30 empleados, la mayoría de los cuales son veinteañeros y están solteros, lo que los jefes consideran que perjudica su rendimiento. Creen que si los trabajadores encuentran el amor entre sus compañeros mejorará su estado de ánimo y aumentarán su productividad.

Pero la generosidad empresarial se extiende allende sus propios muros. No sólo hay bono para el que se empareje con un compañero/a de trabajo, también lo hay -eso sí, de menor cuantía, unos 80 euros- en caso de que el amor florezca con una persona de la competencia, que el amor no tiene fronteras.

Además, como los chinos son muy previsores, también han planteado un beneficio social para las parejas que no funcionen y decidan acabar con su relación. A éstos, para que recojan los pedacitos de su corazón roto, Chengdu Cloud Computing les concederá dos días libres pagados.

Ya lo cantaba John Paul Young hace más de 30 años. “Love is in the air, everywhere I look around” (algo así como “el amor flota allá donde miro”, traducción NO literal, licencia del autor), así que mirad a vuestro alrededor y sabed que, si Cupido os alcanza con una flecha mientras trabajáis en Chengdu Cloud Computing, el premio es doble.