Entradas etiquetadas como ‘moviles’

Los mensajes de móvil más disparatados entre padres e hijos

mensaje1pTeléfonos ‘inteligentes’, progenitores peleados con las nuevas tecnologías, teclados pensados para dedos muy rápidos, decenas de emoticonos incomprensibles… Si sumamos todo, tenemos el cóctel perfecto para que una conversación familiar por Whatsapp o SMS (para los más románticos) se convierta en un verdadero galimatías.

Este post es un cariñoso homenaje a esos padres peleados con el corrector automático de su móvil y esos hijos con muchas ganas de echarse unas risas a costa de esos errores de bulto.

Os dejo unos cuantos (preparados o no) que os harán pasar un rato divertido. Lee el resto de la entrada »

Lo más raro de la semana (9-15 de mayo)

BecConsejo: “Atento a lo que haces”

Foronero, Gaby y algunos más se han dado cuenta de que esta semana ha sido un poco atípica, más seca que de costumbre. No en vano, de miércoles a viernes no publiqué nada, lo que significa que hemos pasado por alto muchas chorradas, muchas cosas sin sentido que merecen su hueco en este barco que zozobra. Allá vamos, lo más raro que ha pasado durante la semana: dos de motor y dos de animales.

1. Conduce con los codos hablando por dos móviles

Si te multan por usar el teléfono móvil mientras conduces… ¿te desmultan si usas dos? Sé que lo lógico es que te caiga el doble, pero alguien que es capaz de usar dos móviles a la vez y además manejar un volante con los codos tiene que ser un genio, ¿no? Bueno, no. Igual más que un genio es un insensato.

Pues aquí tenemos al conductor de autobús más famoso de toda Italia, sólo superado a nivel mundial por el conductor bailarín de camiones. Fue cazado por un viajero que envió el vídeo a la Reppublica. Mucha seguridad no es que dé, la verdad.

2. Multado porque su perro monta en monopatín

Seguro que alguna vez habéis visto a un perro montando en monopatín. Uno de los más famosos, dado su éxito en YouTube, es Bodhi (como en Le llaman Bodhi, sí).

Pues bien, su dueño, Jonathan Fell, ha sido multado con algo más de 90 euros (aunque la multa se la han puesto en libras, evidentemente) porque dos mujeres se quejaron de las peripecias del perrete. Alegan que tropezaron con el monopatín porque no estaba en su sitio, según la prensa británica.

De momento, le permiten que siga haciendo skate en los parques, pero no en las calles. Estos perros modernos… ¡¡si es que no hay quien los controle!!

3. Acaba en la piscina por culpa de un conejo

Martina Boller conducía su coche tranquilamente por Grafenswoerth, Austria, cuando de repente vio a un conejo en medio de la carretera.

Ante esta situación sólo hay dos opciones: está la opción sádica (acelera y ya tenemos cena) o la opción animalista (esquívalo como si la vida te fuera en ello). Supongo que no hace falta ser muy avispado para descubrir que Martina eligió la segunda, como se puede leer en la prensa internacional.

La maniobra no fue sencilla. Frenó y dio un volantazo, de modo que el coche de la señora Boller (suena un poco a las mujeres que viven en caserones donde no quieres que se te cuele la pelota, ¿verdad?) se salió de la carretera atravesó un seto y se metió en una piscina.

Afortunadamente, Martina no sufrió ningún daño y pudo salir de la piscina con mucha agua y poca dignidad. Era un tema difícil de explicar cuando llegaron con una grúa para sacar el coche de ahí. Además, todo parece indicar que el conejo se ha dado a la fuga, de modo que no hay testigos.

4. El gato que temía a la pelota

Acabamos hoy con el gato que le temía a una bola de tenis. Sí, probablemente no es noticioso, quizás no merece salir en primera plana de ningún medio pero, diantres, es un gato muy gracioso con más de un millón y medio de visitas en YouTube. Eso tiene que significar algo, ¿no?

Tampoco voy a hacer mucha literatura del tema, porque no la tiene. Así que “párrafo corto”, como decían en Airbag: tenemos un gato, una pelota de tenis y una música de fondo puesta para darle más tensión al asunto.

El gato se acerca a la pelota con miedo. Es más, le tiene más miedo que Booth (Bones) a los payasos, no os digo más. ¿No os lo creéis? Allá va:

PD: Con esto volvemos a la normalidad, ¿no?