Entradas etiquetadas como ‘miss’

¿La respuesta más absurda jamás escuchada en un concurso de belleza?

Esta vez sí, la naturaleza ha repartido con criterio dones y taras, que no siempre lo hace. Hay muchos casos de gente físicamente poco agraciada que, además, intelectualmente tiene ciertas limitaciones y, peor aún, sobredosis de mala uva, sólo hay que encender la televisión para comprobarlo. También se da el caso contrario, personas listas que también son bellas a rabiar y tienen un corazón que no cabe en el Taj Mahal. Ninguna de estas situaciones se ajusta a nuestra protagonista del día, una chica monísima a la que el cerebro parece funcionarle a una velocidad anormalmente lenta. Se llama Joanlia Lising y acaba de aportar su granito de arena para extender el topicazo infame de la guapa tonta.

La muchacha, una filipina afincada en Estados Unidos, exhibe cuerpazo, mirada chispeante y sonrisa linda, requisitos imprescindibles para tener alguna posibilidad de éxito en un concurso de belleza. Por ello, no dudó en presentarse a Miss Philippines USA 2013, un certamen para señoritas de origen filipino que viven en el país de Obama, como su propio nombre indica. Allí, concursó con el número 13 y no es que yo sea supersticioso, pero este dígito maldito no le auguraba una velada feliz

Joanlia lució palmito y paseó con garbo por la pasarela, hasta que llegó el momento de demostrar que era algo más que un rostro bonito, en ese turno de preguntas a las que -¿no te lo habían dicho, Joanlia?-siempre hay que responder que lo que más deseas es la paz en el mundo, para que los espectadores te aplaudan hasta que les duelan las manos. Sin embargo, a la señorita Lising le tocó soltar un breve discurso sobre cuál de los cinco elegiría si sólo pudiera tener uno (o algo así). Ella apostó por la vista y lo justificó con una argumentación que… ¡¡mejor que veáis el vídeo!!

Joanlia se quedó tan pancha después de su breve charla, que -¡OMG!- arrancó los aplausos de la concurrencia. ¿Qué demonios entendieron de lo que dijo la joven?

En cualquier caso, que no se atormente la muchacha, que momentazos de esta índole se repiten con frecuencia en los concursos de belleza. Aún recuerdo a la panameña que definió a Confucio como un chino-japonés de lo más antiguo que inventó la confusión, o a aquella joven de Carolina del Sur que se hizo un lío con los mapas, la educación y el futuro de la nación americana. Y es que, en ocasiones, la naturaleza sí que es sabia.

Competiciones raras que se disputan a lo largo de todo el mundo

Reconozco que esta vez me ha resultado difícil. Quería quedarme con cinco competiciones locas, pero han empezado a salir y a salir y por poco tengo que volver a un Top 10 como los del año pasado… pero no. Descartaremos las luchas de pulgares del pie, el fútbol en el barro, las carreras de caracoles, las variantes nudistas de tal o cual deporte y nos quedamos con estas cinco pruebas, que son raras a más no poder.

5. Lanzamiento de hueso de aceituna (España)

Empezó como una cosa un poco de cachondeo y se fueron viniendo arriba hasta el punto de pedir que fuera olímpico en Pekín. La Asociación Amigos de las Oliveras de Cieza organiza cada año el lanzamiento de hueso de aceituna desde 1995 y la iniciativa ha tenido tanto éxito que se ha exportado a otras ciudades, dentro y fuera de España. Es tan básica como parece: consiste en coger carrerilla… y escupir el hueso, a ver quién llega más lejos.

4. Mundial de SMS (Estados Unidos)

Cuando lo del Whatsapp era sólo un anuncio de televisión, escribir SMS era prácticamente un arte. Los había que eran capaces de teclear textos eternos sin mirar y sin error. Por eso surgió la necesidad de saber quién era el más rápido del mundo escribiendo SMS e inventaron una competición donde participan los adolescentes con dedos más rápidos. Ahora, como todo el día están enganchados al móvil, la cosa tiene menos mérito, aunque el campeonato se sigue celebrando.

3. Un queso colina abajo (Reino Unido)

Cada año veo las imágenes en la televisión y retumban las palabras de mi padre: “Menudos tíos más tontos, mira cómo corren que se van a desnucar en el cerro ése”. Pues sí, amigos, supongo que alguna vez habéis visto esta competición de Blockworth, en Reino Unido: un montón de gente loca y sin ningún aprecio por su integridad física corre colina abajo en busca de un queso rodante. Hay varias categorías (hombres, mujeres, niños menores de 12 años, niñas menores de 12 años…) pero todas tienen las mismas características: trompazo tras trompazo bajando a gran velocidad… y solo un ganador.

2. Miss Mafia (Hungría)

Os hablé de ello en septiembre de 2010. En Hungría organizaron un concurso llamado Miss Mafia que buscaba a la delincuente más guapa del país. No valía solo con ser guapa, tenías que tener antecedentes penales y demostrar cuáles habían sido los cargos que presentaron contra ti y cuánto tiempo habías pasado en prisión. Solo así entrabas a formar parte del concurso . El jurado, como no podía ser de otra forma, era profesional: estafadores, ladrones, miembros de pandillas…

1. World Pooh Stick Championship (Reino Unido)

Y aquí llega el Mundial más loco que he visto nunca, mucho más que el lanzamiento de móviles, el campeonato de perritos calientes o las carreras con esposas a la espalda. Hablo de la cita que cada año reúne en Oxford a un montón de personas que lanzan palos a un río desde un lado del puente… y van corriendo al otro lado a ver qué palo ha llegado antes. Hay competición individual, por equipos… y los especialistas suelen ser niños. Este Mundial, un homenaje a Winnie The Pooh (no os vacilo, esto es en serio) lleva celebrándose desde 1984.

PD: Me he quedado con ganas de más. Dentro de unos días os traigo una de deportes raros.

La miss que no soporta la ciudad a la que representa

Lo mío con las misses es prácticamente una devoción absoluta. Tanto, que si yo tuviera lo que hay que tener (dinero, más tiempo libre, una pizca más de picardía…) les dedicaría una sección. Fijaos si siento pasión por el tema que yo fui uno de los precursores del concurso Miss y Mister ’20 minutos’. Por eso hoy os cuento la historia de Jean-Sun Hannah Ahn, Miss Seattle, a quien le llueven las críticas después de que hace unos meses diera un señor hachazo a la ciudad diciendo que Seattle no le gustaba.

Es evidente que no tiene por qué gustarte la ciudad en la que vives. Por ejemplo: tú puedes ser de Murcia, pero de Murcia de toda la vida, que pase un reportero de televisión por delante y te pregunte que qué te parece el río. En ese momento tú te llenas de sinceridad y, confesando algo que jamás habías dicho fuera de tu círculo de amigos (suponiendo que tengas círculo de amigos), dices… “¿el río?… Una mierda”. Estas cosas pasan.

Pero claro, eso te lo puedes permitir si tu cara no da imagen a tu ciudad. Difícilmente veremos a este señor en los carteles de Murcia, qué hermosa eres (no porque sea más guapo o más feo, sino por su frase… no me liéis). Ahora bien, ¿qué puede pasar si llega Victoria Beckham y dice que Madrid huele a ajo? Pues que le caen tortas hasta en el carné de identidad, y eso que ella no tenía más compromiso con Madrid que el de su marido (poco, en cualquiera de los dos casos). Pues bien, imaginad que elegís a una chica como la más guapa del pueblo y dice que los chicos guapos son los del pueblo de al lado. Algo así, pero a lo grande (porque Seattle es algo más grande que Villajoyosa), es lo que le ha ocurrido a Jean-Sun Hannah Ahn (lo siento, no sé acortar el nombre; dudo si quedarme con Jean, con Jean-Sun, con Hannah o con Ahn).

Jean-Sun Hannah Ahn (JSHA, abreviado, aunque escrito así parece una organización de Japoneses sobrios hasta que anochece) fue coronada como Miss Seattle hace unos días. Nada que objetar, porque esta muchacha de 22 años es todo belleza. Ahora bien, cuando empezaron a documentarse sobre la bella manceba y recurrieron a su cuenta en Twitter, descubrieron que en diciembre había escrito “Odio a Seattle ahora mismo”, además de otras lindezas como “¡llevadme de vuelta a Arizona! No soporto la fría y lluviosa Seattle y la molesta gente”, según recoge la prensa estadounidense.

Claro, tú imagínate que lideras una facción dentro de la oficina para que asciendan a Pérez. Entonces llega el día en el que Pérez sube al poder y descubres que en su Facebook, dos meses antes de que tú lideraras el movimiento a su favor, había escrito que ojalá y te despidieran, porque eras un borde. Gracia, lo que se dice gracia no te hace, como es lógico.

Pero claro, para Jean-Sun Hannah Ahn la cosa no es fácil, porque no es lo mismo que Pérez se enfrente a ti a que una inocente muchacha de 22 años se ponga en contra a toda la población de la ciudad que la ha elegido como Miss (bueno, la ciudad no la ha elegido, es una forma de hablar). Ahora la pobre va por todos los medios diciendo lo maravillosa que es Seattle, lo mucho que le gusta y justificándose por aquellos tuiteos que, obviamente, ya ha borrado.

Explica que esos mensajes de diciembre eran porque echaba mucho de menos a sus amigos de Arizona (nació en Seattle pero fue a la universidad en Arizona) y que con los comentarios de “la molesta gente” hablaba en general. Ahora se muestra encantada con todo lo que tiene que ver con la ciudad, le encanta el verano, ha vuelto a conectar con sus viejos amigos, le gusta todo… vamos, que seguro que si le buscas las vueltas te dice que es la fan número 1 de Anatomía de Grey, cualquier cosa con tal de redimirse.

[El vídeo está en inglés, pero no lo traduzco porque viene a contar todo lo que os he dicho ya. Lo pongo simplemente por si alguien tiene mucho mucho mucho… pero que mucho interés en el tema]

“Me he dado cuenta de que puedo enseñar a otros cómo ser cuidadosos con lo que pones en Internet”, dice la pobre. Evidentemente, en un anuncio de antes y después, ella sería el antes. En uno de acierto y fracaso, ella sería el ejemplo a NO seguir. Pero sí, enseñar puede enseñar, que de los errores también se aprende.

PD: Aún le queda mucha carrera por delante, porque aspira a ganar Miss Washington en julio y, con suerte, ganar Miss America (si Sandra Bullock no lo impide, claro).

¿Quién dijo que ser Miss sería fácil?

BecConsejo: “El físico importa, pero no tanto”

Es algo bastante recurrente, sobre todo en este blog. Las misses y sus aventuras (bueno, sobre todo sus desventuras) suelen protagonizar entradas que luego generan ríos de tinta en los comentarios.

Ahora ya no echan las galas por televisión, así que no tenemos momentos míticos como el “¿Qué sabe usted de mí país?” o “¿Qué opina del huevo (en verdad era el euro)?”, pero siguen pasando cosas. Es más, si echamos la vista atrás comprobaremos que las misses, desde miss confucia a miss hurtos siguen protagonizando historias. A mí me gustan, especialmente, estas diez.

10. La blusa de El Paso

A muchos no os gustó que hablara de Lorena Tavera, Miss El Paso 2008, porque según el sector crítico no merecía salir en el blog. Sin embargo, me temo que el hecho de que robara una blusa de menos de 50 euros, que los empleados la detuvieran y que tuviera que pagar más de 200 euros de fianza pra que la dejaran salir de la cárcel de El Paso, es suficiente como para ocupar el décimo puesto de Misses en apuros.

9. Pelea de misses

Rachel Christie, la mujer de la derecha, era Miss Inglaterra y se vio obligada a dejar la corona después de pegarse con Sara Beverley Jones, la chica de la izquierda, que era Miss Manchester. Según las malas lenguas, la pelea empezó cuando Sara enseñó a Rachel un sms (o un WhatsApp, que es más moderno) picante procedente del novio de Rachel, que antes había sido pareja de Sara. Un Sálvame en toda regla.

8. Su repuesta la dejó sin corona

Ella era Miss Filipinas 2010 y respondía al nombre de Maria Venus Raj. Máxima favorita para hacerse con el título de Miss Universo, dicen que no lo ganó por una respuesta desafortunada. En el cuestionario le preguntaron por su mayor error de su vida y ella dijo que no había cometido ningún gran fallo en sus 22 años. Esa falta de humildad la penalizó.

7.  Con las manos largas

Dos años de libertad vigilada fue la pena que le cayó a Ris Low, exmiss Singapur, por usar de forma fraudulenta varias tarjetas de crédito. En total se había gastado cerca de 4.000 euros en restaurantes de lujo, en móviles y en ropa interior, lo que supongo que la hizo estar localizable en todo momento, bien alimentada y con una muda limpia. Al final tuvo que renunciar a la corona.

6. Miss Guantánamo

En su momento me llovieron las críticas por meterme con Dayana Mendoza, entonces Miss Universo, que tuvo la ocurrencia de decir que visitar Guantánamo “fue muy divertido”. Las palabras de Dayana causaron un gran revuelo en todo el mundo, porque nadie (obviamente) esperaba que calificara de divertida su visita a “los campos de detenidos” y cárceles, poco esperaban que le pareciera divertido ver “cómo se entretienen con películas, clases de arte, libros…”. Parafraseando a Mourinho: “¿Por qué?”.

5. Colón no descubrió América

Ni los vikingos, ni Colón, ni nadie, América la descubrió Juan Pablo Duarte, padre también de la República Dominicana. Yo, que soy un ignorante, viví durante años en un error, hasta que una miss me sacó de mi ignorancia en 2008, y me confirmó que “si no fuera por él (Duarte), quizás la tierra no estuviera descubierta… nuestro continente”. Ahí queda eso.

4. Iba para monja

Ivián Lunasol Sarcos ganó el título de Miss Mundo en el certamen de Miss Venezuela. Esto sería algo intrascendente de no ser porque la hermosa Ivián, que ahora tiene 21 años, había decidido meterse a monja después de quedar huérfana. Por la calle todo el mundo le preguntaba si era modelo y ella, que por aquel entonces vivía en un convento, empezó a replantearse si quería realmente ser monja. Como podéis deducir, decidió que no.

3.  Un problema con los mapas

Miss Teen South Carolina pensaba que lo tenía hecho cuando le preguntaron por la educación estadounidense. Concretamente, querían saber por qué la gente de EE UU no era capaz de localizar su propio país en un mapa. A la pobre le entró la duda y se quedó en blanco, tanto que empezó a hablar de Sudáfrica, Irak, “y los países asiáticos” hasta meterse en un lío del que era difícil salir.

2. Perdió 50 kilos

Bree Boyce es Miss Carolina del Sur y ahora pesa 55 kilos, pero no siempre fue así. En su adolescencia (ahora tiene 22 años), llegó a superar los 100 kilos. Contaba que quería ser un espejo para quienes querían perder peso y que no lo hizo por belleza sino por salud. Ahora promueve el “si quieres, puedes”, acompañado de una buena alimentación y un poco de ejercicio.

1. Confucia

Sé que todos esperábais que fuera la primera y yo no os podía defraudar. Confucia, nuestra querida y amada “Confucio inventó la confusión”, ocupa el primer lugar en la lista de Qué difícil es ser Miss. Lo suyo sería que si no sabes una respuesta no te la inventes, pero… eso es solo la teoría.

PD: Ser guapa a veces es un castigo.

Una miss que se ha metido en un buen lío

BecConsejo: “Que no te vean”

Supongo que a estas alturas del blog no os sorprenderá mi afición por la actualidad en el mundo de la belleza. Como sabéis, no tengo ni idea de maquillaje (ni siquiera me gusta), ni de alta costura, pero de misses metidas en líos… uff, de eso os puedo hacer una recopilación, incluso (y a lo mejor la véis antes de lo que esperáis).

La protagonista de hoy es Lorena Tavera, Miss El Paso 2008 (EE UU), de quien dicen que pone cara a una de las fichas policiales más hermosas de los últimos tiempos. ¿Por qué se ha visto metida en un lío, Bec? Os cuento…

Resulta que Lorena (21 años, Miss El Paso 2008… espera, esto último ya lo había dicho) estaba en la tienda Dillard’s del Sundland Park Mall que hay en El Paso, Texas, EE UU, Planeta Tierra, cuando vio una blusa que le gustaba.

Parece ser que miró el precio y los 69 dólares (menos de 50 euros) que costaba le parecieron excesivos así que dijo… pues a la saca. Según cuentan los empleados de la tienda, metió la blusa en una bolsa negra (porque negra tengo el alma) e intentó irse sin pagar.

El problema para Lorena es que los empleados se dieron cuenta y fueron tras ella, la detuvieron mientras llegaba la Policía y se la entregaron a las autoridades que la llevaron a la cárcel de El Paso, donde más tarde sería puesta en libertad tras pagar una fianza de 300 dólares (más de 200 euros), según la prensa internacional.

Si encima le hicieron devolver la blusa (algo que probablemente ocurrió) podemos decir que Lorena vivió una mala tarde, sí.

PD: Ella lo niega todo, pero en Estados Unidos ponen la tirita antes de la herida y además de eso tenía problemas con Tráfico, de modo que más culpable no puede ser. ¡Ay si la llega a pillar la Guardia Civil!

La miss que perdió 50 kilos antes de ganar el concurso

BecConsejo: “Que no te amedrenten”

Viéndola ahora, con sus 55 kilos, nadie lo diría, pero la actual Miss Carolina del Sur, Bree Boyce, llegó a pesar más de 100 kilos hace no demasiado. Os cuento…

Bueno, antes de seguir os pongo en antecedentes: Bree tiene 22 años y el sábado se coronó como Miss Carolina del Sur. En junio competirá por el famoso título de Miss América (allí esto de los concursos de belleza sigue teniendo algo de fuerza) en Las Vegas.

Después de hacerse con la corona, la joven cantante y modelo está predicando en Facebook su cambio radical y asegura que pretende servir de espejo para aquellas personas que quieren perder peso.

Dice nuestra miss que no es cuestión de belleza, sino de salud. Lo cierto es que lejos de presentarse ante las cámaras como una persona esquelética, Boyce luce un cuerpo más bien tonificado (su trabajo le habrá costado) aunque no sabemos si comerá helados (aquello que inquietaba tanto a la protagonista de Pequeña Miss Sunshine).

Os contaba que Miss Carolina del Sur ha subido las fotos de su transformación a su página de Facebook (yo también tengo una, pero en vez de fotos mías tengo que subir las de Trolly), en las que se puede ver cómo ha evolucionado de una adolescente de 16 años con sobrepeso (si nos ceñimos al índice de masa corporal) a su estado actual.

Relata Bree que su meta en la vida es inspirar a la gente de todas las edades para que esté sana. Todo ello, a través de buenos hábitos alimenticios, ejercicio y promoviendo el ‘si quieres, puedes’.

Como sabéis que siempre os doy mi opinión, aunque a muchos no les importe, os digo que yo esto no lo termino de ver mal. Me parece bien que Bree haya adelgazado para verse más guapa, pero siempre y cuando esa pérdida de peso haya sido consecuencia de una mejor alimentación y un poco (o un mucho) de ejercicio. Dicho esto, esa revolución no es aplicable a todo el mundo, porque cada cuerpo tiene sus cosas.

Para quienes podáis pensar que esta mujer es una miss de las de “y la paz mundial” os digo que no. Su convicción por la vida sana la lleva a decir que no cree en las dietas, sino que trata a su cuerpo como a un coche; es decir, lo cuida pero si le apetece comer un trozo de chocolate se lo come (¿nos vale, Olive?). “La clave está en no comer pasteles de chocolate a todas horas todos los días. Debes hacerlo con moderación”, cuenta en declaraciones recogidas por la prensa británica.

PD: Qué queréis que os diga, me parece una buena iniciativa. Sobre todo si tenemos en cuenta que casi la mitad de los niños y las niñas españoles tienen sobrepeso u obesidad.

“Confucio inventó la confusión”

‘El Dioni’ (no el famoso, sino un lector)

Una de las concursantes de Miss Panamá se ha ganado la popularidad de todos y no por su belleza, sino por sus amplios conocimientos sobre historia.

Así de dura es la elección de Realmente Bella Señorita Panama 2009. Una locura, un ‘chorreo’. Este lector me avisó de lo que había sacado en Blogueando y reconozco que me conquistó. ¿Quién fue Confucio? Telita la respuesta.

En serio, me molesta que a las misses intenten pillarlas con estos temas de trivial; no sé para qué les hacen esas preguntas como si fuesen el mismísimo señor Lúcia. Ahora, si no sabes algo, cállate o dilo, pero no hagas esto.

De todas formas, si os soy sincero, prefiero una respuesta natural como la de Confucio (sí, a pesar de todo) antes que me reciten de memoria (y mal) la pregunta cinco del tema seis del libro de Sociales de 5º de EGB. Ojo, que en este vídeo también sale miss ‘Confucia’ (desde el cariño).

PD: Yo en el fondo la entiendo. Quiso salir del apuro como hice yo cuando era pequeño en la academia de inglés. Después de leer un texto, el profesor dijo el significado de una veintena de palabras y luego pidió una redacción con la traducción. Dada mi escasísima edad (no llegaba a la decena) y mi corta inteligencia, me agobié al no entender lo que pedía exactamente y, como me daba vergüenza preguntar, decidí escribir una historia (la que me vino en gana) en la que apareciesen todas las palabras que había traducido. Justo me tocó a mí leerla en alto y claro, a nadie le coincidía con lo que había traducido. Se rieron de mí un rato (eran todos un par de años mayores).

PD2: Mil gracias a ‘El Dioni’ por su extraordinaria colaboración. Un lujo.

Envía el post:

http://www.wikio.es