Entradas etiquetadas como ‘matias prats’

Encuentran cocaína en su bolso y ella declara que la llevó el viento

Una mujer de Florida responsabilizó al viento por la cocaína que encontró la policía en su bolso. o-OSu explicación fue como una brisa para los agentes“, esto con la entonación que usa Matías Prats cuando pronuncia uno de sus chacarrillos.

Kennecia Posey, así se llama la ‘consumidora ventosa’, era uno de los pasajeros que viajaba en un coche que la policía de Fort Pierce registró en un control de carretera, a finales del mes de marzo.

Un portavoz del Departamento señaló que uno de los agentes percibió un olor a marihuana y que, después de inspeccionar el automóvil, localizaron dos bolsitas de cocaína y varios porros dentro del bolso de mano que llevaba Posey sobre sus piernas, según publica un medio local. Lee el resto de la entrada »

Un lenguado cae del cielo y golpea a un hombre en la cara

Un caballero llamado Russell Hogg, de 32 años, estaba en un balneario de Auckland, en Nueva Zelanda, cuando un ‘pez volador’ se posó de forma repentina en su rostro. Más bien habría que decir que le golpeó sin contemplaciones. ¡¡¡Menudo susto!!!

Estaba sentado tranquilamente junto a una piscina termal y de repente algo me dio en la cara. Seguidamente se escuchó un fuerte golpe y un chapoteo en el agua“, comentó Hogg en un medio local. Lee el resto de la entrada »

Canta y se divierte con su abuelo agonizando detrás de él

bridges3

La aplicación Musical.ly permite hacer playback y es muy popular entre miles de usuarios. Tan conocida tal vez, que los momentos para usarla pueden llegar a ser inapropiados (por utilizar un calificativo suave).

Este es el caso de Jonas Bridges, un muchacho de 15 años, que tuvo la ‘genial’ idea de ponerse a darlo todo con su móvil mientras su abuelo estaba a punto de morir de cáncer en la cama de un hospital. Como dijo el gran Matías Prats: “¡¡¡Pero, esto qué es!!!Lee el resto de la entrada »

Diez famosos que son mayores de lo que pensabas (I)

BecConsejo: “Cuídate”

Hace unos días, quizás ya unas semanas, vi una especie de lista en la que recogían a 25 famosos que se conservan muy bien o, dicho de otro modo, que son mayores de lo que creíamos. Me quedé francamente sorprendido con algunos, mientras que otros reconozco que cuadraban más o menos con mis cálculos.

No obstante, pregunté en la comunidad becaria de Twitter y en la de Facebook para ver cuáles se os ocurrían, con la intención de hacer una lista alternativa de famosos (españoles y foráneos) que tengan una edad superior a la que pensábamos. Nos salieron muchísimos, de modo que los iré repartiendo en varios posts para que:

  • No os hartéis de leer una entrada eterna y
  • El ordenador no pete como si esto fuera la película Hackers

Supongo que a vosotros os pasará con esta lista igual que a mí con la otra. Algunos “cuadrarán con vuestros cálculos” y otros os dejarán “francamente sorprendidos”. Espero opiniones y sugerencias (los insultos no los espero, pero como sé que caerán, prefiero poner el paraguas por si las moscas).

Jason Earls (34)

Es el verdadero culpable de que iniciara esta lista. Yo era mucho más feliz hasta que me enteré de que este muchacho, que ejerce de hermano de Hannah Montana (Miley Cyrus) en la ficción, tiene 34 tacos.

Matías Prats (61)

J. Ramón me hacía recordar en Facebook que los años no pasan en balde para nadie. Matías, nuestro queridísimo presentador de informativos, tiene ya 61 años. Muy bien llevados, eso sí, de modo que no puedo más que felicitarle por ello.

Pierce Brosnan (58)

Muchos le ven como el indestructible 007 que fue, otros como el presidente británico Adam Lang de El escritor (basado en El poder en la sombra), y pocos le echan los casi sesenta añitos que tiene este irlandés.

Butragueño (47)

Me lo dijeron también en Facebook, esta vez Pablo. “El eterno niño”, como decía este buen amigo (desde hace tiempo) de la comunidad becaria, que dio vida a uno de los juegos que más horas me robaron en el Amstrad, hace relativamente poco que se retiró (¿o no tan poco?) y ya tiene 47 años.

Keanu Reeves (46)

Uno de los ídolos de las carpeteras en los años 90 forra cada vez menos carpetas. Keanu sigue estando en plena forma, casi podría rodar Matrix IV y V (¡noooo, que aquello fue un fake!). Sin embargo, los cincuenta se acercan peligrosamente.

Christina Rosenvinge (46)

Mi compañera Marta me recordaba que esta guapa y simpática cantante parece tener un trato con el diablo. De otro modo, no me explico que tenga ya 46 años (cumple 47 esta semana) y aparente 30.

Viggo Mortensen (52)

Atrás quedan sus luchas junto a los elfos. Demasiado atrás, dirán algunos que, como Verónica, no salían de su asombro cuando se dieron cuenta de que Alatriste cumple 53 años en octubre.

(FOTO: Wikipedia)

Tom Welling (34)

José Ángel me sugería al nuevo Superman, ejemplo de lo que en España se conoce como caso Al salir de clase. Siendo bastante talludito hacía como que iba al instituto aunque claro, cuando te dicen que tiene la misma edad que Jason Earls (el primero de esta lista), ya ni te chirría ni nada.

Jim Parsons (38)

El sabiondo Sheldon de la serie The Big Bang Theory va teniendo edad de sentar la cabeza en la vida real. Aunque parece increíble la cantidad de conocimientos que atesora su personaje en la serie, lo cierto es que, al contrario de lo que aparenta, ha tenido algún tiempo para aprenderlos. No obstante, tiene ya 38 años.

(FOTOMelodyJSandoval)

Jennifer Aniston (42)

Oh, Rachel, tú que eres tan guapa y tan lista… nadie diría que tras esa sonrisa eterna se esconde la vida de una cuarentona que bien merece que cambien ese despectivo adjetivo por algo así como cuarentoncita. (Cortesía de Laudy Rivero en Facebook)

PD: Ya sabéis, esta lista está abierta a sugerencias. ¿Quiénes más se os ocurren?

PD2: #Beticorenovacion

PD3: ‘Madri’, saludos de Trolly.

Ya nadie la monta como Matías

¿Dónde se han dejado los periodistas deportivos la raza? ¿Dónde está esa tensión informativa que siempre busca la perfección?

Pongo los partidos de la Sexta y Andrés Montés está siempre ‘descojonao’ con Kiko y Salinas. “Ese balón, ese balón, ese balón…” ¿Ese balón qué? Reconozco que siento debilidad por él y no me gustó lo que hizo JJ Santos. Nunca se enfada y tiene motivos: nadie le pone un monitor más grande para que pueda distinguir quién tiene el balón.

Pongo la Champions y Antonio Luque no para de hablar de un tal Yakutov, anunciando a diestro y siniestro ‘Cazadores de Hombres’, la serie que va detrás del fútbol. Es el primero que consigue que ya no me lea la última página de los periódicos. Se sabe de memoria la programación y hace partícipes a los comentaristas de las peripecias del Yakutov.

Pongo el Plus y Carlos Martínez, escoltado por Michael ‘Orobinson’ (habla mal español a propósito), está siempre liado con que fulano o mengano “percute” en el área y le flipan las jugadas del Barcelona especialmente (y eso que yo soy como mi madre, ni de uno ni de otro). El inglés hace tiempo que dejó de parecerme gracioso. Son una dupla eterna.

Pongo la Fórmula Uno y Lobato no para de citar a sus espías (habría que despedirlos a todos) que, ni llevan nunca definitivamente a Alonso a Ferrari (nosotros sí), ni aciertan cuando narices va a llover. Se excita y me produce taquicardias, pero no se enfada cuando Alonso piede. ¡Pero si es tu colega! Qué poco genio.

Cada uno con sus batallitas y peculiaridades, pero ninguno se enfada. Pura indolencia. Pasa el tiempo y se pierden los valores. Nadie monta en cólera si las cosas no salen como tienen que ser. Nadie revienta el plató de un grito como hizo el gran Matías Prats Jr. en 1998 (aunque tras 7.000 informativos diga que ha perdido los nervios, yo no le creo) en ese vídeo que muchos hemos visto ya mil veces y que hoy quiero recordar:

Tengo que reconocer que a la vigésima visualización empezaron a hacerme mucha más gracia las dotes narrativas de Bakero que el enfado en sí, pero aún así sigue siendo mi favorito. Y Matías, mi referente.

PD: No podría acabar este post sin acordarme de José Ángel de la Casa, ese gran hombre que cantaba los goles con el mismo ímpetu con el que yo friego los platos. También es cierto que Míchel no le ayudaba demasiado en eso de meterle tensión a los partidos. Estaba demasiado obsesionado con las pegadas con el “empeine” exterior o interior del pie derecho o izquierdo, su matiz favorito.