Entradas etiquetadas como ‘mark boyle’

Mark Boyle no ha gastado ni un céntimo en el último año

Dicen los neohippies (quizás no les falta razón) que el consumismo nos devora. De hecho, a mí se me antoja imposible imaginar que alguien pueda tener calidad de vida si no tiene dinero. Cada vez que pienso en alguien que vive sin dinero entiendo que lo hace en condiciones infrahumanas, pero no siempre es así.

Ha venido a quitarnos la razón el británico Mark Boyle, un exitoso hombre de negocios. Bueno… exitoso hombre de negocios hace un año, cuando contaba con grandes proyectos de futuro y una cuenta en el banco tan saneada como un culito de bebé lleno de talco.

En la actualidad, Mark vive sin un céntimo en un campo de barro y, lo más importante, vive así porque él ha querido. Mark se hartó de todo y dejó su trabajo, sus posesiones, su dinero… y, desilusionado con los arrebatos consumistas con los que convivía, decidió dejarlo todo y empezar de cero.

Ahora tiene 30 años y ha sido portada de los grandes medios británicos, que cuentan cómo Mark ha sido capaz de vivir todo un año sin nada de dinero.

Admiro su actitud (a mí me sería imposible hacer lo que él ha hecho… quizás me falta voluntad): vive en una vieja caravana y estrena baño a cada dos semanas (es un agujero cavado en el campo). Pues bien, pese a ello está convencido de que es la mejor decisión que ha tomado nunca. “Está siendo fantástico. Nunca sabía cuando estrés y preocupación me traía el dinero hasta que no me libré de él” (aquí, admitámoslo, no le falta razón).

Además, lo tiene claro. ¿Que si añora su antigua vida? “Estrés, atascos, extractos bancarios, facturas… ¿por qué iba a echar de menos algo así?”.

Es evidente que si todos tomáramos la misma decisión que él, a la larga habría más contras que pros. Al fin y al cabo, se pierden todas las molestias al tiempo en el que se deja de disfrutar de las bondades del consumismo.

Mark no sólo dejó atrás su dinero, también tuvo que romper con su novia, Clare, de 26 años, porque ella “no estaba preparada para ese estilo de vida” (normal).

La locura se le ocurrió después de ver la película de Gandhi.

¿Cómo subsiste Mark Boyle?

→ Gastó sus últimas 350 libras en comprar una caravana con techo solar que hace funcionar su ordenador portátil y una estufa.

→ Trabaja tres días a la semana en una granja orgánica cercana a Bristol a cambio de que le dejen aparcar su caravana.

→ Tiene un acre de terreno (4.000 m2, más o menos) donde cultiva verdura, champiñones, nueces y bayas.

→ Recoge los restos de supermercados y restaurantes.

→ La ropa también la saca de la basura.

PD: Dice que echa de menos a sus amigos y poder ir a tomarse una pinta al pub, pero que cuando se pone melancólico intenta pensar en por qué tomó tan drástica decisión.

PD2: Me muero de ganas por saber qué pensáis.

– Envía el post:

Bookmark and Share