Entradas etiquetadas como ‘lujuria’

Mujer desnuda distrae a un vecino mientras su marido desvalija la casa

mujer_piscinaAlegrarse la vista durante algo más de veinte minutos le ha salido muy caro a Stephen Amaral, un estadounidense residente en Crossville (Tennessee). Aunque la noticia ha trascendido ahora a los medios, esta historia de ‘amor a primera vista’ comienza una tarde calurosa de finales de junio cuando Mr. Amaral (‘Alma Cándida’ a partir de ahora) pasaba una relajada jornada de estío en su bonita piscina. De repente, una llamada al timbre de su casa le hizo levantarse de la tumbona. Al abrir la puerta de la vivienda se encontró con unos vecinos y una curiosa petición: “¿Puede mi mujer darse un baño en su piscina?” Raro, raro, raro. Pero ‘Alma Cándida’ debió fijarse solo en la belleza de la dama y accedió sin pestañear. Su sobremesa aburrida se iba a convertir en una tarde de… pesadilla (‘No desees a la mujer del vecino, te puede salir rana‘).

El plan del señor Amaral parecía perfecto. Unas cervezas frías, unas limonadas y una belleza nadando en su piscina. ¿Quién puede pedir más? Si esto no fuera suficiente, el corazón de nuestro confiado protagonista se debió poner a mil por hora cuando la guapa sirena le pidió que si se podía bañar desnuda. ¿Lo qué? Y Amaral respondió rápidamente: “ningún problema“. Incluso se prestó diligentemente para secarle el cuerpo desnudo cada vez que saliera del agua. ¡¡¡Menudo pájaro!!!

Después de esta petición irrechazable, tal debió ser su estado de excitación que no se percató de que la pareja de la ondina le estaba desvalijando la casa en sus mismísimas narices. El resultado de su tarde lujuriosa fueron la pérdida de varias joyas, una pistola con un gran valor sentimental, algo de dinero en metálico y lo que más duele: ser timado por dos rateros siendo un policía retirado con muchos años de servicio. Su autoestima debe estar por los suelos.

El seguro de ‘Alma Cándida’ ha valorado lo sustraído en unos 1.500 euros. Y en cuanto a los ladrones, aunque fueron identificados casi de inmediato, todavía no han sido detenidos.