Entradas etiquetadas como ‘lisa brown’

Una mujer encuentra una bicicleta que perdió hace 42 años

¿Cuál era vuestro objeto favorito en vuestra infancia? A mí me cuesta quedarme con uno solo, pero si tengo que elegir me quedo con una peonza que decoré yo mismo con rotuladores y chinchetas y que se me cayó por un agujero haciendo imposible que la recuperara. Supongo que seguirá allí… lo cierto es que hace unos 20 años que no me paso a comprobarlo.

Pues bien, el objeto más preciado de Lisa Brown era una bicicleta, que perdió hace 42 años cuando cayó de un puente al río Herring de Wellfleet, Massachusetts (Estados Unidos) que más que agua arrastraba fango. Con todo el arrojo y la temeridad de una niña de 11 años, Lisa se llenó de barro para intentar recuperar su bici, pero no hubo manera. La había tragado la tierra.

Era 1970, Dana ganaba Eurovisión con su All Kinds of Everything y el Brasil de Jairzinho, Tostão, Pelé y Rivellino se proclamaba campeón en el Mundial ante Italia (sí, esto lo he escrito a propósito para que pareciera un vídeo en blanco y negro). Mucho ha cambiado el río Herring desde entonces, desde aquella época en la que Lisa montaba en bici. Tanto, que el vehículo ha subido a la superficie, según la prensa estadounidense.

Por eso un día saltó la sorpresa cuando la esposa de Lisa, Deirdre Olinger (¿a través de qué proceso deciden unos padres llamar Deirdre a su hija?) vio un amasijo de hierros enredado entre la maleza que hay actualmente bajo el puente del río Herring. “Qué extraño…”, debió pensar Deirdre. “Juraría que esto no pertenece a la fauna autóctona”, pudo haber dicho si esto no fuera una recreación novelada de los hechos acaecidos.

Repentinamente, algo llamó su atención. ¡Era el famoso asiento banana del que tanto le había hablado su mujer! Corrió como alma que lleva el diablo a avisar a Lisa, que no daba crédito a lo que veían sus ojos. “Es como encontrar a un viejo amigo perdido hace mucho tiempo”, dice la propietaria de la bici, que suponemos ya no la reclamará.

¿Habéis visto cómo he convertido un hecho anecdótico e insulso, como que una señora estadounidense encuentre su primera bicicleta, en un relato trepidante en el que todos nos moríamos de ganas de leer el siguiente párrafo para saber como terminaba? No, yo tampoco lo he visto. Al menos me he permitido el lujo de escribir palabras como “autóctona”, “trepidante”, “amasijo” y “acaecidos”, que siempre quise ponerlas en un post pero nunca encontraba el momento.

Todo esto que os he contado es lo que pasa en el siguiente vídeo (que está en inglés)

PD: El otro día, mi compañero @juancmarti me dijo que no podría presentar nunca unos informativos, porque cada vez que hablara la prima de riesgo la gente se partiría de risa de mí. Otra puerta que se me cierra.