Entradas etiquetadas como ‘letizia’

Cuando Carla encontró a Leti

La locura por la visita de Carla Bruni a España (¿cómo? ¿que también venía Sarkozy…?) no sólo nos ha vuelto majaretas a los medios españoles.

En toda publicación que se precie se habla de su encuentro con doña Letizia, de si nuestra Leti es la media naranja de Carla, de si las dos son muy elegantes…

La verdad es que a mí el asunto me cansa un poquitín, quizás porque todos ponen las mismas fotos, quizás porque Letizia está muy delgada, quizás porque ambas posan muy serias pero Carla Bruni parece tener un foco sobre ella que la hace destacar por encima de todas las cosas (¡qué guapa es la jodía!).

En Inglaterra es donde más cancha están dando a este encuentro en la tercera fase entre las dos bellas y elegantes consortes.

Pero no son los únicos. También se habla de ello en Francia, Italia, Portugal, Argentina, Israel, Polonia y Japón… para mear y no echar gota.

Vamos, que nadie debe tener muy claro para qué carajo ha venido el pequeño Sarko a España, pero me juego mi escasa hacienda a que todo el mundo tiene en mente el vestido que llevaba Carla cuando encontró a Leti. Qué bonito es el amor (cuando se hace bien, que decía un compañero mío).

PD: No me imagino qué pasaría en España si a nuestra princesa le pasara lo que a la primera dama italofrancesa. Por si no estáis al tanto, han robado decenas de fotos y vídeos privados en los que sale Carla Bruni. Estaban en el ordenador de su ex cuñado. Yo, si fuera ella, estaría tranquilo. Ya ha posado desnuda y siendo el ordenador de su cuñado ya me jod… que los vídeos fuesen porno.

(FOTOS: AP)

Envía el post:

http://www.wikio.es

¿Intentó ligarse Medvédev a Letizia?

Primero se llevaron a Makelele al Chelsea, amenazan con quitarnos a Messi, a Casillas… ¡y ahora esto! No oiga, nuestra princesa no se toca. Es que estoso rusos… con eso de que tienen pasta… Y no hablo de Abramovich, sino del mismísimo presidente Medvédev, quien por error mío, cómo no, se insinuó a Doña Letizia durante su visita oficial a España.

Pero dejadme que os explique, que esta vez tengo un buen argumento. Cuando hice la noticia quería escribir presidente, pero con las prisas lo hice mal y puse “presdiente”. ¿Qué paso? Pues que me olvidé hasta que escuché una voz. “Oye, que has puesto presdiente“, me alertaron. “Coño, ahora mismo lo cambio”, dije.

Yo ya estaba haciendo otra cosa, mi mente estaba fuera del contexto de la noticia y al abrir el editor no me fijé de qué iba el tema. Se me había ido la olla respecto a la noticia en la que estaba y al ver “presdiente”, tan contento, puse pretendiente. La voz de después fue peor, como os podéis imaginar.

PD: Anda que vaya semana le dimos a los rusos. Primero el “follar” y ahora esto. Creo que la próxima vez se lo van a pensar dos veces antes de venir.

PD 2: Le prometí a Dr. Perogrullo que sacaría en el blog una lista suya. Lo prometido es deuda.

Envía el post:

Letizia quiere alcanzar al Príncipe

Lo vi y me quedé atónito: la princesa Letizia, mi idolatrada Letizia, con unas plataformas propias de Priscilla, la reina del desierto.

Claro, lo he visto y me ha parecido un notición: he ido corriendo a comentárselo a nuestra especialista en moda, Ana Bedia, y del ataque de risa que le ha entrado por poco se queda en el sitio.

“No, no, eso es muy común”, me ha dicho. Otra compañera ha apostillado: “Victoria Beckham lo usa mucho”. Al final, claro, me he tenido que callar… hasta ahora.

Porque pensando y repensando, entre comentario y comentario, he llegado a la conclusión de que Letizia lleva esos tacones para alcanzar al Príncipe, porque desde que Peñafiel escribió aquello de Los tacones de Letizia ella sabe que necesita unos centímetros extra, como Aznar y Sarkozy.

En el fondo lo entiendo, porque seguro que cuando los Príncipes pasean por el Parque del Retiro y ella se coge del cuello de él, don Felipe le dice a doña Letizia lo que mi madre me reprochaba a mí de pequeño: “Suéltate, que te llevo colgando y llego a casa con el cuello hecho polvo”.

Ella sonríe, porque no le queda otra, y trata de quitarle hierro al asunto con chascarrillos del estilo: “Es que eres tan alto… ¿qué tiempo hace por ahí arriba? Jejeje… seguro que cuando te comes un yogur te llega caducado al estómago”.

Y Felipe, el pobre, como Tachenko en la Hora Chanante: “Y dale con lo de alto… si no me molesta…”

Pero todo esto es normal, compañeros. ¿Os imagináis cómo sería la vida de Letizia sin plataformas?