Entradas etiquetadas como ‘leona’

Un león despierta de mala forma a una leona y recibe su merecido

Un joven león tuvo la mala idea de retirar de los brazos de Morfeo a una leona y por poco acaba como el rosario de la aurora. Un claro caso de karma al instante.

La sorprendente escena fue grabada en vídeo por Joshua Loonkushu, un guía del parque nacional Kruger, en Sudáfrica. Lee el resto de la entrada »

¿Se intenta comer la leona a este niño?

BecConsejo: “Atento”

“Esto es la posmodernidad”. La frase lapidaria de mi compañero (y querido) @juancmarti, chambelán en otra época, resume a la perfección el vídeo que vais a ver a continuación. Hay pocos datos, así que aunque lo hayáis leído en muchos sitios no os confundáis, porque lo que sabemos es lo que nos ha contado quien subió las imágenes en YouTube (y lo que vemos, claro, faltaría más).

Tenemos a Angie, una leona, a Trent, un niño de un año según dicen sus padres y el Cheyenne Mountain Zoo, en Estados Unidos. Pues bien, os dejo las imágenes, las analizais y luego comentamos: ¿ganas de jugar o ganas de comer?

Por si no queréis/podéis ver el vídeo, os lo resumo. El pequeño Trent juega delante del cristal que le separa de la leona mientras ésta abre la boca con la intención de… ¿comérselo? ¿darle un besito? ¿jugar a la pelota? Lo primero que uno piensa es que se lo quiere merendar, pero sí es verdad que el lenguaje corporal de la leona (y perdonad que me aventure, porque tener no tengo ni idea pero veía Waku, waku) no parece agresivo.

En lo que le doy la razón a mi compañero es en que esto antes no pasaba. Juego o comida, estar a tan corta distancia de un animal de estas características no es lo más seguro del mundo. Ahora hay una mampara, de acuerdo, pero trae a uno de la tribu de los Mentawai a ver si se quedan a esa distancia o salen pitando, mampara o no de por medio. Efectivamente, lo de Trent es posmodernidad.

A mí, sinceramente, lo que más me hace gracia del vídeo (por decirlo de alguna manera) es que el niño está tan tranquilo jugando con la leona y solo hace amago de llorar una vez… ¡¡cuando lo cogen sus padres para llevárselo!! Si es que tenemos a un domador en potencia… un domador que duraría diez segundos en la jaula, eso sí, pero domador al fin y al cabo.

PD: Os anuncio que el juego-trivial que os puse el otro día va a ser el primero de muchos (si me seguís por Facebook ya lo sabéis). A partir de ahora intentaré traeros jueguines de estos en los que hay que adivinar si una noticia es verdad o mentira. Llega el verano y no todo van a ser los concienzudos posts que tenemos en invierno, ¿no?