Entradas etiquetadas como ‘KFC’

Disfraza a su tortuga de hamburguesa de pollo para poder volar sin separarse

tortuga_hamburguesa

El cariño que tienen algunas personas por sus mascotas les lleva a idear planes inverosímiles para poder viajar juntos. Con tal de no despegarse de su amada tortuga, un hombre chino la disfrazó de hamburguesa. Lógicamente la ‘turtle burger’ todavía no es considerada una ‘comida para llevar’ en la cabina de un avión.

El caballero, que responde al apellido de Li, preparó cuidadosamente el manjar casi como si fuera una copia perfecta de la clásica hamburguesa de pollo del KFC (envoltorio incluido). Eso sí, la carne de ave fue sustituida por el galápago. La pena es que la tortuga no era como la protagonista de Vecinos invasores (‘Verne’) que podía perder sin problemas su dura protección (así hubiera dado un poco más el pego).

'Verne', de 'VI', sin su caparazón.

‘Verne’, de ‘Vecinos invasores’, sin su caparazón.

La extraña pareja quería tomar el vuelo 345 de China Southern Airlines, en el Aeropuerto Internacional de Guangzhou Baiyun, pero cuando Mr. Li pasó su equipaje por la máquina de rayos X, el personal de seguridad detectó que dos singulares protuberancias sobresalían de lo que parecía un ‘bollo’. Sorprendidos, pidieron al ‘Señor Tortuga’ que abriera la maleta. En un principio se negó, pero después no tuvo más remedio que mostrar el ‘curioso bocado’. Al desenvolver el paquetito aparecieron saliendo del caparazón los ojitos y la cabecita de su preciada mascota. El pájaro se había transformado en réptil como por arte de birlibirloque.

Finalmente, y tras las presiones del equipo de seguridad, el hombre confesó: “No quería separarme de ella y no se me ocurrió mejor manera de ocultarla que introducirla dentro de una hamburguesa. Pensé que así pasaría los controles sin problemas“. Alma de cántaro y si el animal estiraba su cuello justo en el momento más inoportuno, pues “cazado y hundido” (o “compuesto y sin novia“, por eso del cariño que profesa por su ‘acorazada compañera’).

El caso es que, además de la multa por intentar ocultar un animalito en la cabina de pajeros pasajeros (ups, ¿en qué estaría yo pensando?) y la obligada separación, el hecho se ha transformado en viral en Weibo, la red social más popular de China, donde el quelonio ya es toda una celebridad. Ahora solo falta un avispado propietario de cadena de comida rápida para convertir el ‘platito’ en la estrella de su carta.

(Fotos: Notihoy.com y DreamWorks Animation)

Echan a una niña de un restaurante porque su cara asustaba a los clientes

¿Cómo una angelical niña de tres años, por muy deformado que tenga su rostro, puede atemorizar a la clientela de un establecimiento de comida rápida de Jackson, Mississippi (EE UU)? Pues sí, la pobre sufrió en sus carnes el ‘poco tacto’ (por ser políticamente correcto) del encargado del restaurante, que le pidió que abandonara el local alegando que su cara daba miedo a los otros comensales. ¡Miedo! Nada menos que miedo ¡Ni que fuera Freddy Krueger!

(Foto: Facebook)

Victoria Wilcher (Foto: Facebook)

Según publica The Huffington Post, Victoria Wilcher, así se llama la pequeña, se está recuperando del ataque de tres pitbulls (no uno, tres). La niña se encontraba en el jardín de la casa de sus abuelos, cuando los perros irrumpieron por sorpresa, agrediéndola brutalmente. Las consecuencias fueron dramáticas. La criatura ha perdido un ojo, sufrido varias fracturas en la cara, y además, ha perdido la movilidad en la parte derecha de su rostro. ¡Como para que un merluzo sin sentimientos encima se moleste por su aspecto!

Indignados por la humillación (no me extraña lo más mínimo), los padres de Victoria han denunciado el hecho en la oficina del consumidor y han colgado imágenes de la muchacha en las redes sociales, acompañadas de una pregunta categórica: “¿Esta cara le da miedo?“. Rotundamente no.

Por su parte, los responsables de Kentucky Fried Chicken, franquicia a la que pertenece el restaurante, han abierto una investigación. “Tenemos tolerancia cero ante cualquier tipo de acciones hirientes e irrespetuosas“, ha indicado un portavoz de KFC. Ahora, me imagino, que se pondrán las pilas porque no creo que les guste esta campaña mediática que está dañando la reputación de su marca y pondrán en la puñetera calle al caballero intolerante. Bien merecido lo tendrá.