Entradas etiquetadas como ‘julie’

“¿Emergencias? Mi mujer no me deja ver mi Facebook tranquilo”

Únete a la comunidad becaria en Facebook

Somos 2.300 en la  comunidad becaria de Facebook. ¿Te apuntas? (es gratis :P)

Lo decía uno de mis profesores en la facultad, Ramón Blanco Carril, y nadie le hacía caso: “El matrimonio es algo abominable”. No le faltaba razón. El simbólico gesto de la alianza va más allá de un mero formalismo, mucho más… es como ponerle a Gollum el anillo de tobillera. Enloquece.

Afortunadamente, o por desgracia, esta extraña psicosis afecta a los dos lados por igual. Tras la boda, ellos las ven a ellas por primera vez sin maquillaje y ellas los ven a ellos por primera vez rascándose zonas impúdicas y eructando mientras ven el fútbol. Todo muy romántico. Tanto, que muchas veces piensa uno que la cosa no puede ir a peor… hasta que te tocan el Facebook y ahí, ay amigo… son palabras mayores. Es evidente que no puede acabar bien.

Un ejemplo claro de cómo mezclan de mal matrimonio, Facebook y falta de sentido común lo tenemos con Doyle Hardwick, este entrañable señor de 57 años que veis a la derecha del texto y que fue detenido tras llamar al servicio de emergencias (el famoso 911) de Florida, en Estados Unidos, porque su mujer no le dejaba ver su cuenta de Facebook en paz, según recoge la prensa estadounidense.

Al parecer, la emergencia del bueno de Doyle era que necesitaba “una persona que consiga que mi mujer haga lo que yo quiero que haga”. Pero no nos engañemos, si lo que quería era eso Doyle no necesitaba a una persona, requería los servicios de Dios… y a lo mejor ni por ésas. Miradme a mí, que llevo 27 años haciendo lo que ellas quieren :P.

En cualquier caso, entendamos al pirado al pobre hombre. Lo había intentado todo: le pidió a su esposa que se fuera, intentó emborracharla a base de cervezas… pero no había forma, su mujer no se iba a dormir y él, que solo quería un poco de tranquilidad para ver su muro, no la conseguía. La escena seguro que fue para verla… no debió haber nada tan surrealista desde la prueba de acceso de Will Smith para entrar en los Men in black.

Mientras tanto, la mujer de Hardwick, Julie (54 años), contó a la policía que su marido le había pedido que no se sentara a su lado, pero que ella no quería sentarse en ningún otro sitio. Normal, ¡a saber qué esconde ese hombre en las redes sociales con tanto secretismo! Según leo en medios estadounidenses, tanto la declaración de Julie como la de Doyle fueron realizadas con un tufillo a alcohol en el aliento bastante sospechoso, algo que me sirve para daros un consejo: si no sois capaces de entenderos con vuestra pareja sobrios, si los dos estáis contentillos o borrachos la cosa se complica aún más.

Cuando los agentes de la ley llegaron a detener a Doyle (no sé por qué, pero siempre me imagino a Lou y al jefe Wiggum haciendo estas cosas) el pobre seguía al teléfono intentando convencer a la persona que le atendía de lo urgente que era su llamada. Al final todo le salió mal: ni su mujer se acostó, ni pudo mirar su cuenta de Facebook, ni se libró de la detención. Además, resulta que el pobre era reincidente (que en lenguaje madridista se dice “Rui Faría”): en mayo de 2010 llamó al 911 para que le llevaran a casa de su hija. Lo típico, que vas a pedir un taxi y te equivocas en un par de números.

PD: ¿Qué da más disgustos, el matrimonio o las redes sociales?

Tiene alergia al esperma de su marido

Hola amigos, aunque los viajes en el troncomóvil del misterio suelen ser los viernes, ayer lo tuve en el mecánico y será hoy cuando nos montemos en él. La historia de hoy nos lleva hasta Ambridge, en Pensilvania. Allí nos espera un matrimonio, Mike y Julie Boyde, que está pasando por una situación difícil.

Lo que hoy os voy a contar parece increíble, pero es real. Los Boyde se casaron recientemente y ya habían hecho planes para crear una familia. Sin embargo, todo se fue al traste cuando Julie descubrió que era alérgica al semen de su esposo.

Se han sometido a un tratamiento revolucionario que de momento no ha servido de nada, pero supongo que os preguntáis cómo es posible que hasta después de la boda no se haya dado cuenta de su peculiar alergia.

Pues os cuento. Él, de 27 años, había sido amigo de ella, de 26, durante varios años antes de atreverse a pedirle salir. Mike se confesaba en la prensa norteamericana: “No se lo pedí hasta nuestro primer año de universidad” (eran amigos desde el instituto).

Se casaron en 2005 y pasaron una noche de bodas que se prometía de ensueño… hasta que algo falló.

“Siempre habíamos sido cuidadosos, siempre habíamos usado protección, pero pensamos… estamos casados, así que si nos quedamos embarazados, nos quedamos embarazados”, cuenta ella.

En la noche de bodas, algo empezó a ir mal. “Noté que algo no iba bien porque empecé a sentir mucho dolor, como si me clavaran agujas y como si estuviera ardiendo”, dice Julie.

Los médicos no han conseguido solucionar el problema y la pareja se ve obligada a seguir manteniendo relaciones sexuales con preservativo, tal y como hacían hasta antes de casarse.

Después de que fracasara el tratamiento, la única esperanza que le queda a esta pareja es poder adoptar un niño.

Alérgico a su esposa

Un caso parecido, pero a la inversa y algo menos dramático, es el que vive Darren Young, de 45 años. Es alérgico a un componente utilizado normalmente en algunas cremas. Su cuerpo se hincha como un globo cuando entra en contacto con este componente que, casualmente es uno de los que suele usar su mujer.

Young es conductor de autobús en Sprotbrough (Reino Unido) que se toma un poco a broma todo el asunto (pese a que su salud peligra en contacto con este elemento). “Sue (la mujer) no necesita el dolor de cabeza como excusa en la cama. Me dice que ha usado una loción corporal que puede matarme…”.

PD: Qué cosas más extrañas pasan. Dan escalofríos :S

Bookmark and Share