Entradas etiquetadas como ‘ivan stoilikovic’

El niño imán: tiene siete años y atrae el metal

BecConsejo: “Pasión cuando hace falta, razón cuando procede”

Y varios días después, pasado el bocado en la tibia que me dio Trolly, regreso. Cabría esperar que mi regreso fuese sonado, con una exclusiva, con una gran entrevista, con un acontecimiento histórico. Sin embargo, parafraseando un anuncio: “Si hiciera eso, no sería yo”. De modo que no traigo algo que vaya a conmocionar al mundo. Solo un niño-imán.

Ivan Stoilikovic tiene siete años (seis, según la prensa británica) y vive en la hermosa localidad (digo yo, porque nunca he estado) de Koprivnica, en la no menos hermosa Croacia. Hasta aquí, todo normal. Lo raro llega cuando descubres que bajo la camiseta de Ivan se esconde una inusitada capacidad capacidad para atraer cosas metálicas… o al menos eso dicen sus padres.

Parece ser que este hijo de Magneto tiene el poder de atraer móviles, sartenes o cualquier cosa que se pegue a un imán (me pregunto qué ocurre cuando este nene se acerca a un frigorífico). Ya lleva unos meses rulando por ahí el vídeo del chaval, que dicen que fue grabado por la familia y que los médicos no pueden explicarlo. Huele a bluf, sí, pero como no sé si lo han untado en Superglue o que la incipiente tripita de Stoilikovic hace de base para que quede todo apoyado, yo os lo cuento y vosotros decidís.

En cualquier caso, no es la primera vez que tenemos conocimiento de un hecho así. Corría septiembre de 2010, llovía. En las calles, ríos de agua se llevaban por delante todo lo que encontraban a su paso (perdón, me he puesto poético). Decía que en septiembre de 2010 una niña de entonces 10 años y serbia de nacimiento, Jelena Morncilov, alegó también tener ese poder.

Y mi gran pregunta, aquello que me reconcome, es: ¿si con al tripa atrae cosas metálicas, con el culo las repele? ¿Le ponen una silla de madera en el cole para que no salga disparado cuando va a sentarse? A mí no me preocupa que rompa los ordenadores cuando pasa por su lado, como dicen, o que cure a la gente, como proclaman. A mí lo que me preocupa es que se quede pegado a una barandilla y no haya dios que lo saque de ahí, que cuando va paseando por la calle se quede pegado a una farola o que reviente los detectores antimetales del aeropuerto porque se ha quedado con todo el de los demás.

PD: No sé si todo es una artimaña creada por los padres, si el niño es como El Alemán de Héroes y si en breve Noah Bennet aparecerá por su casa para llevárselo al Nivel 5. Son cosas que quedan en el aire.

PD2: Vamos, mucha pinta de real no tiene, las cosas como son…