Entradas etiquetadas como ‘golf’

Los peligros de jugar al golf con unas copas de más

Hace unos cuantos años, yo no estaba ni en proyecto, se hizo famosa una campaña de tráfico en la que el cantante Stevie Wonder advertía de los peligros de ponerse al volante después de haber tomado unas cervecitas, con su famosa frase: “Si bebes no conduzcas“. Pues parece que para el mundo del golf también se puede aplicar esa máxima.

Nathan, un usuario de Twitter de Fort Worth, Texas (EE UU), publicó un vídeo de su primo, José Vasquez, intentando golpear la bola desde un tee artificial, en un club llamado Topgolf. Lee el resto de la entrada »

Las burbujas que había en su piscina no eran pelotas de golf

burbujas

El momento más sorprendente de su vida para un matrimonio de Lakeland (Florida) lo vivieron este miércoles, cuando a la hora de sacar su mascota al patio trasero de su casa observaron unas burbujas que salían de la piscina.

Laura Lear y su esposo Craig se acercaron al borde creyendo que eran las pelotas de golf que muchas veces acaban en el agua porque tienen un club al lado de su residencia. Nada más lejos de la realidad, ya que dentro de la pileta había algo más aterrador. O-O Lee el resto de la entrada »

Destroza su coche de 170.000 euros porque no le atendieron bien en el taller

mercedes

Si no estás satisfecho con el servicio al cliente de tu concesionario de coches, esta probablemente no es la mejor manera de mostrar tu monumental cabreo, sobre todo si el que destrozas es tu coche valorado en la nada despreciable cifra de 170.000 euros.

Pues esta locura, ida de coco o pérdida de consciencia transitoria, le ha sucedido a un coreano que responde al nombre de Yu Je-ha, que en un ataque de ira digno del mismísimo Hulk ha dejado siniestro total su flamante Mercedes. Sí, aunque os parezca mentira, es el propietario del vehículo. O-O Lee el resto de la entrada »

Cinco productos “raros, raros, raros” para comprar en la teletienda

Hoy os traigo una cuidadísima selección de productos que todo sibarita debería tener en su hogar. Hasta el mismísimo Leonardo da Vinci, inventor de mil y un artilugios, estaría encantado de que alguna de estas maravillas decorara su estudio florentino.

1) El paracaídas para corchos de champán
¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Félix Baumgartner saltando desde la estratosfera? No, es un corcho de una botella de champán cayendo plácidamente desde lo alto del techo, para posarse sobre el mantel de tela que decora la mesa del comedor. Alguien la mar de sensato, y con mucho tiempo libre para ejercitar el coco, ha creado este artilugio con la sana intención de evitar los moratones y accidentes inesperados que producen estos corchos cargados por el mismísimo diablo. ¿Para cuando un chubasquero antiburbujas?

 

2) Agua con sabor a beicon
El capitán Haddock, inseparable compañero de Tintín, estaría encantado con estas pastillas efervescentes. Un amante del whisky escocés, que odia el sabor del agua con todas sus fuerzas, no hará ascos a estas ambrosías que transforman el líquido elemento en una suculenta loncha de panceta. Para los más golosos también las hay con sabor a tarta.

 

3) En completa intimidad
Hay gente a la que no le gustan las miradas indiscretas cuando trabaja, porque quiere proteger sus proyectos a toda a costa. Para todos esos celosos de su intimidad nacen estos curiosos ‘protectores de espías‘, tanto para PC como para smartphone. Eso sí, para los amantes de lo ajeno son el aliado perfecto. El usuario está tan concentrado en sus cosas que veo complicado que pueda controlar algo más a su alrededor.

4) Un green para esos momentos que…
Para los que en el cuarto de baño quieren hacer algo más que mirar a las musarañas, nada como un relajante ‘putt’ para liberar adrenalina. Quizás no sea el sitio más indicado para realizar un hoyo en uno, pero nada como tener el apoyo incondicional de los azulejos para lograrlo.

5) Transporte especial para sandías
Aunque a primera vista pueda parecer una aspiradora, nada más lejos de la realidad. Esta especie de cápsula sirve para transportar las sandías sin esfuerzo. Bueno, con un poco de ejercicio de brazo. Y quién sabe, viendo su forma, quizás la fruta pueda viajar al espacio sin problemas.

PS. Si conoces algún producto raro, original, inservible… déjame un enlace en tu comentario. Seguiré destacando ‘maravillas’ de la ciencia en posteriores entregas.

Una herencia que no vale para nada

Cada uno colecciona lo que quiere, hasta ahí podíamos llegar. Pero claro, según van pasando los años hay que ir pensando en el después. Es decir, nosotros no somos eternos… ¿qué pasará con nuestras colecciones cuando hayamos muerto?

Pues bien, el canadiense Barry Grosse no lo pensó y fue recolectando bolas y bolas de golf. Cuando quiso darse cuenta, se había plantado con 40.000 bolas de golf (no ni una ni dos, 40.000) y una noche, a las 3 de la mañana, murió mientras montaba en bicicleta, según la prensa local.

¿Qué podían hacer sus herederos con tanta bola? Groosse tenía 64 años, estaba jubilado y padecía trastornos del sueño, que combatía montando en bici de madrugada, (a ver… es un hombre que coleccionó 40.000 bolas de golf… ¡no os parecerá raro!). Esa pasión por la bici le costó la vida, aunque las únicas dos personas relacionadas con su muerte han quedado absueltas.

Tras su muerte, tanto Carol, su esposa, y Phil, su sobrino, no sabían qué hacer con las 40.000 bolas. De momento han devuelto unas 30.000 a la Asociación de Golf de Saskatchewan, que prometió donarlas.

Ellos no esperaban encontrar una cantidad tan desproporcionada de bolas. Esta fiebre por el golf está a camino entre lo entrañable de la pasión por un deporte y el síndrome de Diógenes. Yo tampoco soy quien para hablar, porque colecciono monos de plástico y de peluche, pero no creo que junte nunca 40.000.

¡¡Aunque bien pensado… entonces mis Monos sobrenaturales tendrían hasta extras!!

Envía el post:

http://www.wikio.es

¿Qué pasa si te orinas jugando al golf?

Puede que la pregunta sea absurda, pero no lo es tanto si la comparamos con su respuesta. No hace falta que os diga que los inventos raros son un negocio.

El caso es que en situaciones normales, el golfista tendría que irse al baño en medio de la jugada o buscar un arbolito próximo, con el riesgo de que algún mamón le mueva la bola. ¿Cómo podemos solucionarlo?

El Barón Rojo, vía Bar Deportes (internet es así, una retahíla de citas), me ha llevado a descubrir el Uroclub, un palo de golf con depósito incorporado diseñado para que el deportista meta ahí el miembro (bien tapadito con una toalla) y orine con total naturalidad. Luego se enrosca el tapón… y a seguir jugando. Como una cantimplora.

El invento va en serio, y además por lo que veo no es de ayer. De hecho tiene su propio espacio en la teletienda desde hace poco menos de un año. No me queda muy claro cómo se limpia, pero parece que la revolución ha llegado a los campos de golf (eso sí, un buen apretón seguirá siendo incontrolable).

PD: Por cierto, esto tiene una ventaja de la que aún no se ha hablado, y es que nadie te pedirá jamás el palo prestado cuando se le olvide.

PD2: ¿Y las mujeres, qué? ¿No juegan al golf? ¿Ya estamos discriminando? Voy a llamar a los del Uroclub para expresarles mi queja. Como becario se lo debo a las mujeres que leen este blog (aunque aquí hay poco que leer).

PD3: La pista original me llegó gracias a LaBlogoteca. Si aún no la habéis visto, os recomiendo que, como mínimo, me dejéis un comentario 😛

Envía el post: