Entradas etiquetadas como ‘final’

Lo peor que puede pasarte en directo

David Cuéllar-Montero es un reportero mexicano de la televisión Azteca que se ha hecho famoso… muy a su pesar.

Estaba informando de las inundaciones de México, que están causando grandes complicaciones en algunos puntos del país, cuando sucedió lo que nunca debe pasar en un directo.

Sabéis que yo no soy experto, ni mucho menos. Mi poca experiencia periodística no engloba (aún) los directos, pero una cosa tengo clara después de ver al pobre David: si alguna vez tengo que hacer uno, examinaré bien el terreno sobre el que andaré antes de lanzarme a la piscina (perdón por la expresión).

¡Ah! Que aún no os he dicho lo que pasó… mejor vedlo vosotros mismos:

Sí, el pobre se cae por el desnivel del suelo y deja a las claras que el nivel del agua está bastante alto en algunos puntos de la ciudad.

Gracias a Dios que había gente alrededor para rescatarle, aunque el micro imagino que habrá quedado inservible y el reportaje tuvo que acabar ahí.

PD: “Creo que esto nos sirve de experiencia”, dicen desde el plató. Encima recochineo…

PD2: A David le pasó sin querer, pero los hay que lo hacen a propósito. Basta con recordar a Paqui Peña

– Envía el post:

Bookmark and Share

La carnicería de Paco

Como La matanza de Texas pero con Povedilla llorando. Así fue el último capítulo de Los hombres de Paco, una auténtica carnicería a la que, a pesar del baño de sangre y el exceso de munición, le pondría una nota más que aceptable.

Reconozco que nunca he llegado a seguir del todo la serie, pero más o menos sabía la trama, así que, después de ver el interés que despertó el desenlace, le eché valor y me quedé despierto hasta pasada la medianoche para poder escribir este post. Y no me arrepiento. Me mantuvo enganchado hasta un final que cumplió con el guión: 4 personajes muertos (Montoya, ‘el moreno’ y los pelirrojos).

–> FOTO: Antena 3

Especialmente trágica me pareció la muerte de Silvia (Marián Aguilera). Entre que para mí siempre será una chica Al Salir de Clase y que se tiró todo el capítulo desangrándose, acabé con mal cuerpo. Aunque también me disgusté con el pobre Montoya ahí sufriendo en silencio y con Nelson y Kike cayendo como héroes (el rollo de los escudos se veía venir).

En cuanto a los peros que le saco al capítulo, destacaría cuatro:

El tiro a Silvia: en primer lugar, no tiene sentido que si los camorristas tienen pensado acribillar a todos a balazos comiencen con un sólo disparo. Además, es prácticamente imposible que el disparo alcance su abdomen. Dada su ubicación en la mesa, para que esa bala llegase hasta ella tendría que haber atravesado a algún otro compañero, eso sin contar que parecía que los disparos venían por su espalda. Hubiese sido más creíble si la bala hubiese entrado por detrás. Ah, y lo de la trayectoria ascendente, como apunta algún comentarista, ¿cómo es posible?

– Los camorristas: eran unos criminales muy poco preparados. Es un poco raro rodear la zona durante la boda y exponerse a que les vean si van a esperar a que entren a la casa para comenzar la matanza. Por otro lado, si el ruido no era un problema y la discreción no era su objetivo, ¿no sería más fácil disparar cuando estaban todos fuera? Si había tantos asesinos como invitados a la boda, tocaban a uno por cabeza. Visualizas tu presa, disparas y todo se acaba en dos minutos.

– Mariano el pacificador: si le vendan los ojos para reírse de él y luego rematarlo, ¿por qué cuando se tropieza con una piedra se dan media vuelta y se van? Muy optimista hay que ser para pensar que se ha matado (como bien dice Benito, creen que le han dado al dispararle, pero digo yo que si ven que cae por una piedra dos metros abajo deberían haberlo comprobado; un experto tirador creo que debe diferenciar cuándo ha acertado o no).

– El triángulo amoroso Sara-Lucas-Aitor: le dieron demasiadas vueltas (como decía mi amiga Yolanda) y se cebaron un poco con el personaje de Mario Casas. Vale que el joven agente un poco rudo, pero tampoco merecía ver cómo Sara elegía a Lucas en su cara, una elección que por otra parte me parece lo más realista del capítulo. Eso sí, el momento fue tan de coña como inapropiado: acaban de matar a cuatro compañeros, llevan horas con tu vida pendiendo de un hilo y lo primero que se te ocurre, sin preguntar a nadie, es ponerte a decidir pareja.

PD: Mis felicitaciones a los guionistas por el momento musical del final. Quedó muy bien, era original y desdramatizó, aliviando la ausencia casi total de humor.

PD2: La pelea entre Aitor y Lucas mientras les estaban disparando era para cargarse a los dos personajes. Un pelín ridículo.

PD3: ¿Cuánta munición llevaban encima los camorristas? Qué derroche.

PD4: Y sí, como algunos decís en los comentarios, el malo se escapa, por lo que parece que tendremos nueva ración de ‘el gordo’ la próxima temporada.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Héctor cerró el círculo de las desgracias en Hospital Central

Se veía venir. Hace unos meses, cuando os conté que a los médicos de Hospital Central les perseguían las desgracias, ya advertí de que había algunos, pocos, personajes que se habían librado de la quema. Pues bien, ya no.

Si hace unas semanas a Macarena le detectaron esclerosis, ya sólo quedaba el doctor argentino, Héctor, un histórico de la serie al que incomprensiblemente le habían dejado siempre fuera de todos los intentos de asesinato, envenenamientos y enfermedades posibles.

Ya os dije que esa suerte no le acompañaría para siempre en la serie… y así fue. Los guionistas de ‘Hospital Central’ decidieron cerrar el círculo de la desgracia en el último capítulo de la temporada dejando a Héctor con un cuchillo clavado a la altura del corazón que no podrá sacarse hasta dentro de unos meses. Y por si no tenía bastante, como siempre se ha librado, decidieron también que sobre sus espaldas recaiga la muerte de un ladrón que intentó robarle. Todo en el mismo día, sí, pero es lo justo viendo la suerte del resto de sus compañeros.

Visto lo visto, para la próxima temporada que se vayan preparando Waldo (no ‘Faldo’), al que sólo le han atormentado con líos de faldas, Alicia y ‘la repolluda’, a la que ya han avisado con un poquito de acoso sexual por parte del gerente.

Echando cuentas sólo me queda libre Jimeno, pero el pobre es tan bonachón que espero que nunca le hagan nada. Sería cruel, ¿no?

PD: Ahora que se acabaron ‘Hospital Central’ y ‘Sin Tetas’ no sé que ver en la tele.

Telecinco nos ha engañado

No pasa nada, hombre, yo asumo las derrotas con deportividad. Pero Telecinco me ha engañado y se ha reído de mí. Bueno, de mí, y de todos los que esperaban ver un final digno de Sin tetas… (y no un parche ni una muerte cutre de El Duque).

Vayamos por partes. Nos ha engañado porque lo de grabar dos finales era una patraña, un acto de márketing, una falsa propaganda dando a entender que cualquiera de los dos tenía posibilidades de ser emitido. No era cierto. Ya tenían claro que el pequeño Marcelino iba a morir. Y esos dos minutos de descuento que nos pusieron el viernes-noche, vendidos como “el otro final”, no son más que una pantomima, en plan “mirad lo que NO hemos elegido para la serie, que al menos os servirá de consuelo”. Pues no cuela. El final bueno nunca fue una opción y este minipastel alternativo no fue más que un caramelito de consolación para los más románticos, una farsa innecesaria (no somos tan idiotas; podemos soportar un final trágico en una serie de televisión) y una chapuza de campeonato. ¿Qué guionista presumiría de esto? A ver quién tiene la cara decir que esto era una alternativa de verdad:

1- Tiroteo como en el primer final (pero con menos disparos al ‘Duque’)

2- Muerte de Morón (igual que en el anterior)

3- ‘El Duque’ está en el suelo, pero Catalina le dice que se levante.

4- Plano del cielo (recursazo original donde los haya) y pasan tres años (ole).

5- Minuto y medio de imágenes en una casa de lujo ‘sin chicha ni limoná’, sin nexo alguno con la historia (eso lo grabo yo en cinco o diez minutos).

Para hacer esto, mejor unos rótulos diciendo que “vivieron felices y comieron perdices” y a tomar por saco. Pero vamos, que aquí jamás hubo dudas. ¿Y por qué lo tenían claro? Pues ahí llega la segunda parte, el asunto de “se ha reído de mí (nosotros)”. Resulta que según publica la propia cadena, hay varios motivos por los que se dictó “la sentencia de muerte”:

1) Era “una historia de amor imposible y éstas, en la ficción, nunca acaban bien”, dice Telecinco, que añade que “ejemplos hay de sobra: Casablanca, Romeo y Julieta, Memorias de África, Los puentes de Madison, La colina del adiós…” (Hombre, comparar Sin tetas… con Casablanca… creo que a Vasile se le fue la mano).

1) Como Marcos y Eva en Los Serrano, como Bea y Álvaro en Yo soy Bea… relaciones de amor imposible que no funcionaron en Telecinco (o Nacho y Alicia en Médico de familia). “¡COPÓN! ¡Si es justo lo contrario!”, digo yo.

———-

2) “Y el otro pilar de Sin tetas… es el currículum violento del protagonista. Como les ocurrió a los personajes interpretados por Al Pacino en El precio del poder o Atrapado por su pasado, o Tom Hanks en Camino a la perdición, el mal nunca triunfa sobre el bien […] “es un asesino, y no se puede legitimar el mal”, dice Telecinco.

2) Por supuesto, el mal no se debe legitimar. Así que ni se nos ocurrirá pagar a un ex presidiario para que nos cuente sus historias, porque “el mal no se debe legitimar”, digo yo.

PD: Que no me vendan tantas motos, que bastantes insultos leo al día como para que se rían de mí. Necesito un yogur de fresa, ya.

PD2: Por si alguien cree que el ‘parche feliz’ era una opción, aquí va otra evidencia de que no: si este hubiese sido el final, la serie se hubiese acabado ahí sin saber qué pasa con Jessi, Martínez, Cuesta… han dejado muchas historias abiertas porque todo está hecho para el final malo. Si de verdad quieres hacer un final bueno, todo el capítulo hubiese sido diferente.

PD3: Dejadme, por favor, que termine con un comentario que deja Alfred:

“Menos mal que tele5 no televisa los partidos de futbol,si fuera asi hoy ganaria un equipo y mañana volverian a retransmitir el mismo partido y en los ultimos minutos cambiaria el resultado,a que molaria ? asi hoy gana el tuyo y mañana el mio,UNA PASADA,se lo tendran que plantear,me muero de la risaaaaaaaaaaa”

El final más cutre para ‘El Duque’

Previsible. Al chaval se lo cargan, o eso parece (igual luego resucita, otra vez), apostando una vez más por lo más raro. ¿Y qué es eso de los dos finales? ¿Se van a gastar la pasta en grabar algo que no van a emitir? Venga hombre… que no cuela (véase Hospital Central). Escuché que el otro final, el bueno, lo iban a poner en internet, pero Telecinco confirma en su web que esta noche lo ponen en la tele (esto es televisión a la carta, ¡toma ya!). Eso sí, me asegura Gus (el autor del blog de GH, experto televisivo con contactos muy fiables) que el capítulo es exactamente el mismo, pero cambiando los últimos cuatro minutos.

De todas formas, lo que han hecho en ‘Sin Tetas…’ me parece ridículo. Dejan abierta la serie a una tercera temporada con Catalina en la cárcel. ¡Pues les va a salir muy barato hacerla! Tras los dos últimos capítulos, se ahorrarán las nóminas de ‘Cortés’, ‘Morón’, ‘Gitano’, ‘Pertur’ (el personaje revelación) y el ‘Duque’ (el único galáctico). Por cierto, menudo final malo, malo, malo (como diría Antonio Larrosa) le dieron al bueno de Rafa:

La verdad es que sin ‘El Duque’ no sé qué demonios van a contar. A mí, desde luego, ya no me interesa la historia, que es de los dos personajes. Si uno se va, pues acábala con dignidad. Últimamente tengo la sensación de que lo importante no es contar una historia de la mejor manera posible, sino alargarla hasta que deje de generar espectadores. Nos encontramos ante series hechas por la audiencia, como ‘Los Serrano’ (menudo final cutre de narices).

Estoy enfadado porque como casi no tengo amigos frecuento en exceso la pequeña pantalla, y mi espacio favorito de los últimos meses era esta serie. Ahora… pues nada, a esperar algo mejor y a recordar los tiempos mozos de Rafa, esos en los que ensayaba con ímpetu la voz de su personaje:

PD: Lo único que se me ocurre es que hagan un ‘Prison Break’ versión ‘Sin Tetas’ para que alguna de “las Spice Girls del barrio” entre en la cárcel con un plano tatuado y ayude a Cata a escapar.

PD2: Por cierto, ¿alguien sabe algo del estado de salud del pobre Martínez, el abogado al que le dispararon hace tres capítulos?

PD3: ¿Dónde se ha visto esto de los dos finales? La historia tendrá que terminar… como decida el guionista, o quien sea, que debe terminar. ¿No?