Entradas etiquetadas como ‘fat girls’

Tres chicas se encuentran una sorpresa “muy gorda” en la cuenta de un restaurante

Se están perdiendo las maneras. Ya no se respeta ni aquello de “el cliente siempre tiene la razón”, un tópico que cualquiera que haya trabajado cara al público sabe que es una suerte de mandamiento de obligado cumplimiento, algo así como “cuida al cliente por encima de todas las cosas”. De ejemplos de ello están las hojas de reclamaciones llenas, pero no por ese motivo debemos dejar de denunciar comportamientos impropios.

En un restaurante, a tres amigas les faltaron al respeto de forma peyorativa. Christine Duran, Christina Huerta e Isabel Robles quedaron para cenar y compartir un rato agradable en el Chilly D’s Sports Lounge de Stockton, California, un local de comida típica estadounidense, en el que sirven, por lo visto, unas deliciosas hamburguesas y en el que se puede jugar al poker. Una vez terminada la cena, las muchachas se llevaron una sorpresa desagradable al pedir la cuenta. Y no fue por el precio (tres hamburguesas y tres refrescos por 25,50 dólares), sino por la identificación que hizo el camarero de su mesa. El sujeto, de nombre Jeff, bautizó a las tres comensales como “Fat Girls/1” (chicas gordas). ¡Se cubrió de gloria, el iluminado!

Con la cuenta en la mano, las protagonistas se indignaron de lo lindo. “¿Por qué el recibo dice ‘chicas gordas’? Al principio, mis amigas no me creían, pero les dije: ¡lo digo en serio, mirad!”, contó Christine Duran a los medios locales, que se hicieron eco de la noticia.

Pero el enfado de las tres jóvenes fue ‘in crescendo’ cuando pidieron explicaciones al jefe. Por lo visto, según la propia Christine, “su cara denotaba que (el arranque de ingenio de su camarero) le parecía gracioso, pero a la vez trataba de no reírse”. Al percatarse de que el asunto le hacía maldita la gracia a las tres clientas, el gerente trató de apaciguar sus ánimos ofreciéndoles un descuento del 50%, pero las afectadas se negaron categóricamente y se marcharon del local indignadas, después de abonar íntegra su cuenta.

PS. Días después, y tras verse afectados por el revuelo que ha causado el asunto, los propietarios del Chilly D’s Sports Lounge aprovecharon su página de Facebook para pedir disculpas a las tres amigas y anunciar que habían despedido a Jeff, ‘el camarero chistoso’. Os dejo esta imagen con las excusas del restaurante.