Entradas etiquetadas como ‘explicacion’

Fotos que necesitan una explicación

BecConsejo: “Si te lo compras, ¡úsalo!”

Lo leía en un blog estadounidense y antes de terminar ya sentía la imperiosa necesidad de compartirlo con vosotros. Hablo de un post titulado: “35 fotos que requieren una explicación” (traducción libre, como las que a mí me gustan). Explica el autor de la bitácora (fijaos qué respetuoso me pongo a veces), Jimmy Greenfield, que Internet tiene estas cosas, que te topas con muchos WTF (sí, es un enlace a la Frikipedia, así aprendemos y nos reímos) que a veces no vienen acompañados de una explicación que arroje algo de luz.

Pues bien, dentro de esos casos inexplicables están las 35 fotos de las que habla Jimmy (no le conozco, y le trato como si hubiésemos ido juntos al cole), entre las que hay (me temo), algún que otro photoshopeo y, probablemente, alguna escena peliculera.

No obstante, la mayoría de ellas son geniales, de modo que yo os traigo las cinco que más me han gustado (si alguna de ellas es fake y lo sabéis, avisadme), porque si os traigo las 35 igual no acabamos hasta el viernes de la semana que viene.

1) Eso es… ¿un buzo?

Sí amigos, es la primera foto y la que más difícil explicación tiene. Se me antoja pensar que los niños están en una especie de parque de atracciones (por las gafitas tan particulares que me llevan) y que el buzo que salta es un especialista que va colgado de un arnés con hilo de pescar.

2) Con eso no lo vas a arreglar

¿Qué hace un hombre con traje y una máquina de coser en la mano mientras unos policías de brazos cruzados (deduzco que son de Springfield) contemplan (es un decir) cómo una furgoneta se hunde? Pues, sinceramente, no lo sé, pero si tuviera que poner dinero, diría que primero pasó lo de la furgoneta, los policías esperan a la grúa, el novio estaba por allí y le pareció curioso hacerse la foto y la máquina de coser… no sé, igual el muchacho es sastre.

3) Haz caso a mamá

Tenga la edad que tenga, haz siempre caso a mamá. Da igual si tiene ochenta años y no rige, porque si mamá te dice “ponte una tirita ahí para que se te corte la sangre”, tú te la pones y ya está.

No discutas con ella, da igual si tienes barba, da igual si te pillaras los pelos cuando te la quites, da igual si la herida era en el otro lado, tú ponte la tirita y cambia de tema.

A lo peor, al día siguiente te ve con la tirita ahí y te pregunta: ¿Se puede saber qué tonterías haces poniéndote la tirita ahí, hijo mío?

Aunque bueno, igual la madre no tuvo nada que ver… difícilmente una madre te deja salir a la calle “con esos pelos”. Ya me la imagino diciéndole:

– John, ¿vas a ir a hacerte la foto?

– Sí, mamá.

– ¿Llevas la tirita?

– Sí, mamá.

– Pues péinate, que pareces un pordiosero.

4) En el amor todo es posible

O el día de caza fue extrañamente diferente, o el pastor alemán se enamoró del ciervo cleptómano, o uno de los dos está disecado (quizás los dos), o la mujer del sheriff le dijo al pobre Michael: “Michael, llévate un rato al perro y a mi madre, a que les dé el aire”… Quizás es la cena (el ciervo, se entiende, pone Stay Away, no 远离)…

5) ‘Jabía je ejto iba a jalir mal’

El ministro de Economía tenía fama de ser frío como el hielo, pero el de Industria no lo creía. Un día, en plena rueda de prensa, se acercó y le lamió. El problema es que su lengua quedó pegada a la cara del ministro de Economía en plan Dos tontos muy tontos… y luego no había Dios que los despegara. Bueno, vale, esta explicación es improbable, pero me pareció tan divertida que no me la pude guardar.

PD: Espero vuestra interpretaciones… y no os quejéis, que para ser domingo es un post bien largo, ¿eh?

Hoy hace un año…

Ser voyeur desde tu coche y sin querer

El despertador más eficaz

– Envía el post:

Bookmark                            and Share