Entradas etiquetadas como ‘eduardo inda’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (Del 21 al 27 de marzo)

BecConsejo: “Nunca sabes cuánta gente estará mirando”

Antes de empezar, resumo que lo más raro de la semana es que no hubo Liga y que adelantamos los relojes: la noche del sábado al domingo, a las dos fueron las tres. Esto último lo digo porque conozco a una persona que en vez de adelantar el reloj lo ha atrasado y ha llegado dos horas tarde a una cita.

Ahora sí, vamos al lío. Lo más raro que ha ocurrido hasta el domingo, es…

1. Me debes un beso

¡Qué duro es enamorarse! Helen Staudinger, una mujer de 92 años que vive en Fort McCoy (Florida, EE UU) lo sabe bien. Se enamoró de su vecino Dwight Bettner, un muchachote de 53 años, y fue hasta su casa para pedirle un beso.

Dwight, que está enamorado (pero no de Helen), le dijo que no habría beso, y ella, que tenía pensado no moverse de allí hasta que fuera besada, se marchó, según la prensa norteamericana (gracias Gaby por el chivatazo).

Se marchó, sí, pero a su casa, donde cogió una pistola y se lió a tiros con la casa del vecino. Afortunadamente, ninguna bala impactó en nuestro Romeo.

Helen dice que no fue por el beso, que su enfado vino porque una vez salió a comer fuera con su vecino y no pagó su mitad de la cuenta. Es igualmente surrealista, pero la Policía no se cree la versión de la anciana.

Al parecer, Dwight fue a comer una vez a casa de su vecina, le dio un beso en la mejilla y ella lo malinterpretó.

2. Desnudo es más difícil

No todo, pero hay cosas que hacerlas desnudo es mucho más difícil. Arancha, compañera de la redacción, me hizo ver la luz cuando me pasó la información de la que os voy a hablar.

Una joven que estaba desnuda tuvo que ser rescatada por los socorristas en una playa de San Diego (California, EE UU) porque se quedó atrapada intentando bajar a una playa nudista aislada.

La muchacha, de 27 años, se quitó la ropa y se dispuso a bajar por un acantilado hasta la playa, pero llegó un momento en el que no podía ni subir ni bajar, no tenía salida.

Afortunadamente, un misterioso observador vio que estaba atrapada y llamó a emergencias. Los servicios de rescate acudieron y se la llevaron (dejando constancia de los hechos a través de estas imágenes, eso sí).

No, no penséis mal. Quien la vio, parece ser, fue alguien que hacía parapente, no un cotilla golosón.

3. Una pregunta desafortunada

En 20minutos.es (y en muchos más medios) hacemos los encuentros digitales de la siguiente manera: enviáis las preguntas, las leemos todas, tratamos de coger algunas de las más representativas, aunque sean críticas, y se las transmitimos al invitado. Evidentemente, como entenderéis, obviamos todas aquellas que traen insultos, descalificaciones y demás. Creo que no hace falta explicar el porqué.

Sin embargo, sospecho que no en todos sitios es así. @DanyBesteiro me avisó de un ¿lapsus? en la selección de preguntas al exdirector de Marca Eduardo Inda.

4. Dos voces en una

Sabéis que de vez en cuando, en este blog traemos historias curiosas del programa País X got Talent.

Pues bien, la de este fin de semana nos lleva a la versión tailandesa, en la que una mujer transexual, Nuntrita Bell, empieza cantando con voz dulce y luego cambia el registro por completo.

Merece la pena verlo, os lo aseguro. (Gracias, por enésima vez, al genial e irrepetible @tinoserrano, por pasarme el enlace). Nada que ver con los dos registros que decía tener Cañita Brava.

PD: Lo que os decía, que vayáis con cuidado porque uno nunca sabe cuánta gente hay alrededor pendiente de lo que hacemos.