Entradas etiquetadas como ‘demolicion’

Atasca su cabeza en un microondas para ganar ‘me gustas’ en Youtube

Hasta cinco bomberos fueron necesarios para liberar a un joven británico de 22 años que atascó voluntariamente la cabeza en un microondas. ¿¿¿¿???? Todavía no me explico qué tienen ciertas personas dentro de sus cabezas.

Al muchacho y varios amigos ‘avispados’ se les ocurrió la fastuosa idea para ganar el mayor número de seguidores y ‘me gustas’ en su canal de Youtube. ¡¡¡Craso error!!!
Lee el resto de la entrada »

Sobrevive a la caída de varias toneladas de ladrillos

ladrillosp

Que en el mundo hay gente con suerte, nadie lo duda. Pero lo de este conductor de excavadora no tiene parangón.

Por un mal cálculo, como cuando estás talando un árbol en el lado equivocado, una antigua chimenea que estaba siendo demolida en Pell City (Alabama, EE UU), cayó como un castillo de naipes sobre la máquina sin que nadie pudiera evitar el desastre. Lee el resto de la entrada »

Una jubilada derriba con un ‘bulldozer’ la casa de sus vecinos porque le caían mal

ana-maria-moretaDe venganzas va la semana. Si este martes me despertaba con la historial de la muchacha que regalaba pastelitos rellenos de semen, la protagonista de este post no le va a la zaga. Su fechoría: contratar un bulldozer para convertir en un solar la casa de sus vecinos. ¡Cómo se las gastan algunas!

Este ‘as de la demolición’ se llama Ana Maria Moreta Folch, una jubilada de 62 años residente en la localidad de San Agustín (Florida), cuya inquina por los ‘habitantes de al lado’ debía de ser de proporciones bíblicas para solicitar con urgencia los servicios de una topadora y arrasar como ‘Atila, el Huno‘ la propiedad colindante. Lo que todavía no me explico es cómo los operarios se pusieron manos a la obra. Me imagino que la señora Folch fue con el dinero por delante, y más vale pájaro en mano que ciento volando.

El resultado como os podéis imaginar fue desolador. Los daños producidos superan los 20.000 euros ya que el remolque vivienda quedó completamente destruido y la fosa séptica del terreno reventada (menudo olorcito debía haber en la zona).

Lo más curioso del caso son las ‘razones de peso’ esgrimidas por la jubilada para encargar el trabajito: “Mis vecinos son repugnantes e indeseables. Quisieron robar mi coche“. ¡Toma ya! Y para ello que mejor represalia que arrasar con todo.

El ‘día de furia‘ de Mrs. Moreta no le va a salir gratis ya que se enfrenta a una condena por mala conducta, graves daños en una propiedad privada y falsificación de documento oficial. De momento, ha tenido que pagar una fianza de 7.000 euros para no ingresar en prisión. Además, parece que le va a caer una sanción económica de esas que dan miedo.

(Foto: St. Johns County Sheriff’s Office)

Demolieron su casa por error

BecConsejo: “Lo barato, muchas veces, sale caro”

Tras este BecConsejo cortesía de mi madre, os cuento una historieta que empieza por una pregunta: ¿Tú te vas de vacaciones tranquilo? Pues eso es porque no vives en Pittsburg. Si vivieras allí, es posible que cada vez que salieras de casa te acordaras del pobre Andre Hall, que se fue de vacaciones y, al volver, se encontró con que no tenía casa.

Os voy contando, que se nos hace tarde. Imaginad que vivís en una casita, que venís de un largo viaje y al llegar no encontráis el domicilio. ¿Qué hacéis? Pues Andre dio un par de vueltas al barrio a ver si es que se había equivocado, porque lo último que se le pasaba por la cabeza era que le habían derribado la casa.

No obstante, así fue. Dicen en la prensa norteamericana que no es la mejor forma de empezar el año. Razón no les falta. Que te gastes un dinero en comprarte una casa para que de golpe y porrazo desaparezca como por arte de birlibirloque… pues como que no mola.

Las autoridades explicaron que no estaba previsto demoler su casa, sino la de al lado, pero que el encargado de las demoliciones se vino arriba y se llevó la suya por delante.

La vivienda había estado vacía durante cinco años y Andre tenía previsto mudarse con su novia y sus hijos (es el momento de formalizar esto, Andre, no te lo tomes como algo personal, pero es el momento) en unas semanas. Estaban haciendo reparaciones, según cuenta el protagonista, y me temo que ya las ha terminado de hacer, a lo bestia.

“Alguien tiene que responsabilizarse de esto”, reclama. Hombre me parece lógico. ¿Os imagináis al pobre hombre en el solar pidiendo justicia y al resto del mundo silbando, mirando para otro sitio?

PD: Lo peor de todo es que hace cinco años pasó un incidente parecido con otra casa, también en Pittsburgh. Lo dicho, gentes de Pittsburgh: si os vais de vacaciones, no hace falta que echéis la puerta. Como no te la lleves, estás perdido.