Entradas etiquetadas como ‘coca cola’

¿Qué sucede cuando mezclas plomo fundido con un refresco?

cola_plomoLo primero, antes de descubriros nada, no intentéis realizar este experimento químico en casa porque puede ser muy peligroso. La persona que lo lleva a cabo en el vídeo que ilustra este post parece que tiene los conocimientos necesarios para hacerlo con ‘total seguridad’ (aunque viendo los elementos que utiliza, yo no me pondría muy cerca).

El ‘hirviente juego’ consiste en fundir plomo (a 327,5 ºC) y mezclarlo con un refresco, en este caso, una lata de Coca Cola. ¿Para qué? Pues la verdad es que un principio pensaba que para observar una explosión estilo El profesor chiflado (una gracieta). Me equivoqué, cosa que me alegra porque el resultado del ensayo es verdaderamente sorprendente. Lee el resto de la entrada »

Dejó el alcohol… y lleva 40 años bebiendo sólo Coca-Cola

La verdad es que a mí el alcohol no me gusta mucho. Si acaso un poco de vino en las comidas, alguna cañita cuando quedo con los amigos y algún calimocho nocturno.

Sin embargo, me deja a cuadros la historia del croata Pero Ajtman, que leí hace unos días en el Daily Telegraph.

Ajtman tiene 71 años y hace 40 le dijo a su madre que no iba a beber nunca más alcohol. Se ve que el hombre estaba tan enganchado que no conocía la existencia del agua y se ha pasado cuatro décadas bebiendo sólo Coca-Cola (lo publicó el periódico croata 24 sataos dejo el enlace, por si sabéis croata-).

Su versión es que bebe Coca-Cola porque está “tan buena como el vino” y que dejó el alcohol porque su madre, “que era muy religiosa”, sufría al verle siempre como una cuba.

“Ahora me bebo un vaso por la mañana, antes y después de comer, en la cena y antes de ir a dormir… no bebo otra cosa”, dice orgulloso (y menudo orgullo, digo yo).

“Es mi droga y la beberé hasta que me muera“. Le falta decir eso de “mi vida es mía y con ella hago lo que quiero.

Vamos, que juntas a este hombre y al de Super Size Me y te sale un documental (o un manicomio) de lo más gracioso.

(FOTO: 24 SATA)

PD: ¿Estáis enganchados a una bebida?

PD2: ¿Será esto publicidad viral de Coca-Cola?

PD3: ¿Cómo debe estar este hombre por dentro? Cuantas preguntas…

PD4: No daré pistas, pero os aviso de que para esta noche os tengo una sorpresa espectacular. A partir de las 20.00 sabréis de qué hablo.

Envía el post:

¿Y qué si es publicidad?

Hermann Keyserling (filósofo alemán)

“Ninguna prueba, ninguna rectificación ni desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien hecha”

Siempre nos quejamos de la publicidad en televisión (yo el primero), pero hay veces que llegarías a pagar por ver un anuncio. No me duele en prenda al decir que lo haría por este último de Coca-Cola. Me da igual si es publicidad, sólo sé que me ha hecho llorar porque he recordado cosas muy bonitas y momentos inolvidables.

Cuando escuché el relato sobre la vida que hace Pep Mascaró no pude evitar sentirme culpable por todos esos ratos desaprovechados con preocupaciones intrascendentes. Es como si viese a mi abuelo de nuevo dándome consejos, pidiéndome que ante todo supiera encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, en las rutinas y en las personas que, pase lo que pase, siempre están ahí. “No basta con saber que están, la clave está en saber valorarlo. Hay que disfrutar esa gran suerte porque el tiempo no vuelve nunca”, solía decirme.

¿Por qué juntar a un recién nacido con un hombre de 102 años para contar la historia? Suena irónico que en tu primer día de vida te digan que ésta es demasiado corta, pero la voz de la experiencia te acaba demostrando que es verdad. Como diría el sabio, “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Quedémonos con lo bueno, que no es poco.

PD: Hasta ahora, sólo había llorado con un anuncio en toda mi vida (bueno, igual con alguno más que no recuerdo) y os prometo que no me avergüenzo. Lo vi hace tiempo, es sobre niños con cáncer (enlazo a un precioso reportaje sobre este tema de Amaya Larrañeta y Jorge París) y es sin duda la publicidad más bonita que jamás he visto. Os lo dejo aquí por si no llegásteis a verlo:

PD2: Perdonadme si hoy vengo un poco sentimental, pero me apetecía hablar de esto. He pensado que por un día, igual que hago con la cultura becaria los domingos (aunque esto no será cada sábado, sino cuando surja) puedo saltarme la absurda temática de este blog. Es lo bueno de no tener una línea editorial.

PD3: Si alguien no lo leyó, recordad que no hay nada más grande que los abuelos.

Envía el post: