Entradas etiquetadas como ‘charley craig’

Lo más raro de la semana (23-29 de mayo)

BecConsejo: “Los becarios no se crean ni se destruyen, solo se transforman”

Bueno, cada semana se me aparece Bill Murray para comentarme que la marmota sale, se mira la sombra y tal. Traduzco: siete días son pocos para todas las tontunas que hay que contar, por eso cuando agoniza la semana recojo algunos que me habría gustado contar y no conté.

1. La niña más fuerte de Gran Bretaña

Lectores, aquí Charley Craig. Charley, aquí los lectores. Una vez presentados procedo a decir que Charley tiene 11 años, mide 1,20 metros y pesa 35 kilos y os pido que no os dejéis engañar, porque Charley no es una niña normal y corriente.

Supongo que muchas chicas de su edad forran carpetas con Robert Pattinson y Mario Casas. Charley no. Esta joven de Glasgow es famosa porque levanta por encima su cabeza su propio peso algo que, por si no os hacéis a la idea, es una auténtica barbaridad y la convierte en la niña más fuerte de Reino Unido.

A mí no me convence mucho que la pequeña entrene 12 horas a la semana y que, en lugar de disfrutar de la infancia, se dedique a este pasatiempo extraescolar, pero supongo que su madre, que la lleva al gimnasio, y su hermano, que es también su entrenador, no coincidirán conmigo.

2. EE UU se prepara para un apocalipsis zombi

Se nos está yendo de las manos el rollo de The Walking Dead. Una cosa es que la historia esté bien y otra que se nos vaya la mano haciendo chanzas con el asunto.

El otro día, en un blog del Centro Para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, donde se prepara y aconseja a la gente sobre cómo actuar en casos de huracanes y otras tragedias humanitarias, publicaron una especie de guía para sobrevivir a un apocalipsis zombi.

Ojo, que a mí me hace gracia. Eso no lo discuto. Igual que soy consciente de que el asunto fue un éxito, porque se colapsó la web y fue Trending Topic en Twitter. Dicho lo cual, no sé si una publicación seria debe hacer hueco a este tipo de contenidos. No sé, imaginad que un periódico de información general, como 20 minutos diera cabida a un blog en el que un descerebrado se dedica a contar chorradas y a criticar todo lo que le parece para intentar ocultar su mediocridad. ¿No sería una vergüenza?

Mmmm… Un segundo, que me llama Trolly… mmm… vale, aquí lo dejo.

3. Alerta máxima por… un tigre de peluche

Me avisó Carmen, un encanto de criatura que pertenece a “los del otro lado”, que es como cariñosamente llamo a la comunidad becaria de Facebook. La Policía de Hampshire, en Reino Unido, se movilizó (y cuando digo se movilizó, quiero decir que montó un pollo de Dios es Cristo) ante el aviso de que un tigre andaba suelto.

Desplegaron un helicóptero, cámaras térmicas, numerosos agentes, desalojaron zonas… ¡Si hasta iban a tirarle dardos tranquilizantes! Vamos, todo parecía una operación Perejil hasta que se dieron cuenta de que el peligroso felino era de peluche, un material que, de momento, salvo que en su interior albergue bombas, no suele ser peligroso.

Bien es cierto que el peluche era de tamaño real, pero supongo que alguien tendría que haberse dado cuenta de que, para ser un tigre, era capaz de pasar horas sin ni siquiera pestañear. Además, ¿qué ha sido de La navaja de Ockham? ¿Es más lógico pensar que un tigre se ha escapado a que puede ser un juguete?

4. Vigila las fotos de tu móvil

Chavales, no sé si entre vuestras aficiones está la de haceros fotos con el móvil a lo Tuenti, poniendo morritos y medio desnudos, pero os advierto desde ya que no es una buena idea.

No, si no sois famosos no tenéis que temer que os hackeen el teléfono, como a Miley Cyrus, Vanessa Hudgens o Rihanna. Sin embargo, os puede pasar lo que a una joven de 23 años que perdió su móvil en un bar de Boiling Springs, en Carolina del Sur (EE UU).

Perder el teléfono es una faena, sí. Hay que apuntarse los números, pueden usarlo para llamar y, en el peor de los casos (éste) pueden enviar mensajes a todos tus contactos con fotos en las que sales tú (en este caso, ella) desnuda.

La joven avisó a la Policía, pero la búsqueda del pornófilo está siendo infructuosa. No digáis que no os avisé.

FOTO (evidentemente, no es nuestra protagonista): VolaVale)

PD: Uno de mi calle me ha dicho…