Entradas etiquetadas como ‘cervezas’

¡Extra, extra!: La cerveza salva la vida a un borracho que se cayó al mar

cervezasYo, ferviente defensor de la cerveza, no voy a usar los manidos argumentos de siempre para loar al ‘oro rubio’. Lo del ácido fólico, las vitaminas, sus propiedades depurativas (¿cuántas veces hacemos pis después de beber varios litros de birra?)… lo dejo para los nutricionistas, porque hoy he descubierto que la cerveza, probablemente uno de los grandes avances de la historia de la humanidad, tiene el don de todos los dones: puede salvarte la vida.

Si alguno lo duda, debería conocer la historia de un ciudadano británico anónimo que hoy vive gracias a ocho latas de cerveza. Resulta que nuestro protagonista del día estaba pasando un día de ocio a bordo de un barco cuando tropezó y se precipitó al mar. El hombre, además de una probable cogorza, llevaba consigo un pack de ocho latas de cerveza, que se fueron con él a las gélidas aguas que bañan la costa inglesa.

Casi una hora después del incidente, los guardacostas le encontraron en estado inconsciente, flotando y agarrado a sus cervezas. Tan pronto le rescataron, le llevaron al centro médico más cercano, donde uno de los caballeros que le atendieron no dudó en asegurar que “se tomó las ocho cervezas y sobrevivió todo el tiempo que estuvo en el mar flotando con ellas y el plástico que las une. Suerte que cuando cayó al mar no soltó sus queridas cervezas en ningún momento, al fin y al cabo le han salvado la vida”. ¡Toma ya! ¿Tenéis algo que objetar ahora, haters de la birra?

Al margen de que las latas vacías le ayudaran a flotar, aseguran que el nivel de embriaguez provocado por la ingesta masiva de cerveza le provocó a nuestro protagonista una pérdida de consciencia que le ayudó a minimizar los efectos de la hipotermia. Esta última aseveración no termino de creérmela del todo pero, ¿acaso va a desmentir un simple becario estudiante de periodismo a un miembro del servicio de urgencias de un centro médico? No seré yo.

Desde ya me une un lazo eterno con el hombre que salvó su vida milagrosamente y ansío conocer más datos sobre él para hacerle llegar mis respetos. God save the beer, man!