Entradas etiquetadas como ‘Cathay Pacific’

Puede ir a la cárcel por abrir un paraguas

(Foto: Rocket News 24)

(Foto: Rocket News 24)

Me imagino que todos conocéis el dicho de ‘las armas las carga el diablo’. Pues a partir de ahora podría cambiarse por ‘los paraguas los carga el diablo‘. Después de leer este post entenderéis este pequeño cambio en la frase.

El protagonista de la noticia de hoy es un pasajero cualquiera dentro de un vuelo de la compañía Cathay Pacific, de Hong Kong. Como su nombre no ha trascendido a los medios, voy a bautizarlo como “Mr. Umbrella”, un guiño como homenaje a Quentin Tarantino, muy dado a  motear a los personajes de sus películas.

El señor Umbrella viajaba tranquilamente en medio de la cabina del pasaje, y tuvo la mala suerte de que a su lado se sentó un orondo y sudoroso personaje. Tal era la transpiración del compañero de viaje, que del techo empezaron a caer decenas de gotas de agua. Pues ni corto ni perezoso, como si de un caballero inglés se tratara (lo digo por la flema), nuestro protagonista sacó de su equipaje de mano un paraguas y cubrió tranquilamente su cabeza para  protegerse de tan inesperada ‘tormenta’. Los truenos llegarían poco después.

Como podéis imaginar, el curioso hecho puso en alerta a las azafatas de cabina, que advirtieron a Mr. Umbrella de que según las normas del Departamento de Aviación Civil, si un pasajero abre un paraguas en pleno vuelo puede interferir en el correcto funcionamiento de los equipos electrónicos de la aeronave. Además, como el ‘cantante bajo la lluvia (ácida)’ no atendió a las indicaciones de la tripulación, también infringió el reglamento de buen comportamiento del pasaje.

Sin comerlo ni beberlo, el señor Paraguas puede enfrentarse a una multa de 1.300 dólares y hasta seis meses de prisión. Y si el hecho es considerado como grave por el juez que instruye el caso, la sanción puede llegar a 6.500 dólares y la condena prolongarse hasta dos años. Seguro que el desafortunado personaje no va a olvidar fácilmente este viaje en avión.

PD. Os dejo un vídeo que puede servir de banda sonora para esta curiosa historia.