Entradas etiquetadas como ‘birmingham’

A prisión por mantener sexo ‘exageradamente ruidoso’

sex_bedTras muchas quejas, utilizando la legislación contra el comportamiento antisocial, un tribunal prohibió a una joven británica gritar de placer a horas intempestivas, y hacer otros ruidos, como poner música fuerte, discutir, insultarse en voz alta y dar portazos. Todo cayó en saco roto ya que Gemma Wale siguió disfrutando del sexo a todo trapo.

Es como si echara la casa abajo con sus gritos entrecortados, con los jadeos” comentó un vecino en un medio de comunicación local. “Su novio debe estar muy orgulloso” declaró otro residente, “pero no quiero que me despierten a medianoche“, harto por sufrir día sí, día también la ‘subida de decibelios’ antes del amanecer. Lee el resto de la entrada »

Se disfraza de maniquí para espiar a las chicas en el baño

Fuente: xmangel (Flickr).

Fuente: xmangel (Flickr).

Una fuente que quiere ocultar su identidad (respetaré tus deseos, Willy), me ha hecho llegar una noticia que os pondrá los pelos como escarpias: la historia del muchacho salido de Birmingham. ¡Tacháaaaaan (onomatopeya)!

La primavera está lejos, pero las hormonas ya revolotean a sus anchas en un campus de la Universidad de Birmingham, la segunda ciudad más poblada de Inglaterra. Allí, un muchacho ha perpetrado una fechoría muy por encima de sus posibilidades. Tanto, que le ha acabado saliendo rana.

Un estudiante universitario de 22 años del que aún no ha trascendido su nombre tuvo la feliz ocurrencia de espiar a sus compañeras féminas en el baño. Para ello, suponemos que tras muchas noches de vigilia dándole vueltas a la máquina de pensar, decidió disfrazarse de maniquí. ¡Qué alarde de imaginación! Parece un recurso demasiado utilizado, puesto que también se emplea en robos. ¿No hubiera sido mejor dedicarse a la investigación e inventar algún ungüento que le convirtiera en hombre invisible?

Convertido en ‘hombre de plástico’, el sujeto se coló en el aseo de chicas y lo que él creía el paraíso en la Tierra lleva camino de convertirse en un infierno. Tras espiar y tomar fotos de sus compañeras, una de ellas advirtió que el supuesto muñeco, en realidad, era un tío bastante salido. La chica dio la voz de alarma y al joven ‘curioso’ empezaron a acumulársele los problemas. Primero, fue expedientado y expulsado de la universidad. Pero sus males no acaban aquí. Además, tendrá que hacer frente a varios cargos por acoso sexual, por los que incluso podría acabar dando con su pellejo en la cárcel.

Como de todo hay que aprender en la vida, os dejo la moraleja del día en forma de pareado: cuando la libido empiece a revolotear, utiliza el cerebro y ponte a reposar.