Entradas etiquetadas como ‘bin laden’

4,7 millones de dólares de indemnización para un yemení que se llama como Bin Laden

osama_salehEstados Unidos es un país fascinante, se mire por donde se mire. Y entre las muchas cosas que asombran de él, ocupa un lugar de privilegio la leyenda de “el país de las oportunidades”. Si eres una persona con suerte y talento, la fortuna te espera en USA. ¡Qué diablos, en ocasiones también te aguarda aunque no tengas ninguna habilidad especial! Ya se encarga de ello la peculiar manera en que sus jueces dictan justicia. Desde que más de un fumador empedernido llenó sus arcas ganando pleitos a las tabacaleras americanas (Philip Morris está en todas las condenas, ¡qué tíos!), cualquiera que haya sido víctima de una injusticia tiene opciones de convertirse en millonario de la noche a la mañana.

Es lo que le ha ocurrido a Osama Saleh, un yemení que vive en Nueva York, al que un juez ha decidido que deben indemnizar con 4,7 millones de dólares. ¡¡4,7 millones de dólares!! ¿Cuánto espacio ocupa toda esa pasta en billetes de 100? El motivo de la indemnización es que Saleh ha sido víctima de abusos psicológicos y físicos por su raza. Por su origen musulmán y por compartir nombre de pila con Bin Laden, ha sufrido los insultos de James Robinson, compañero de trabajo en la tieda de ropa Pretty Girl. “Ser llamado ‘terrorista’ y ‘Bin Laden’ es una calumnia contra mí”, dice Saleh. La gota que colmó el vaso llegó un día en el que, además de las ofensas verbales, el tal Robinson le agredió físicamente. Como consecuencia de los golpes, nuestro protagonista sufrió una fractura de pómulo y acarrea desde entonces problemas para masticar y de oído. ¿Este Robinson no será descendiente de Sugar Ray, no?

Saleh puso los hechos en conocimiento de los jefes de su centro de trabajo, pero no le hicieron demasiado caso. Más bien, casi se comportaron como cómplices del agresor. De hecho, Victor Lavy, vice presidente de Pretty Girl, se permitió frivolizar: “que te llamen Bin Laden no es gran cosa. Es sólo un nombre, no un mal nombre”. O_O’. Ante la indiferencia de sus jefes, Saleh decidió poner una denuncia en la corte de Brooklyn. En el juicio, el tal Robinson reconoció abiertamente que odia a los árabes por ser “sucios” y que Saleh debería volver a Yemen. Ante tan patética autodefensa del principal acusado y la evidencia de los hechos, el juez dio la razón a Saleh y fijó una indemnización de 4,7 millones de dólares.

Como Robinson no tiene músculo financiero (del otro seguro que sí) para hacer frente a la sanción, será la empresa la que tenga que aflojar la pasta, por tener su dirección conocimiento de la situación y no hacer nada por evitarla. Ahora, con molestias en el oído y dificultades para masticar, lo que no se le cae de la cara a Saleh es la sonrisa. Tenía un salario de 7,15 dólares/hora, que equivale a unos 15.000 dólares anuales, así que, grosso modo, se ha ahorrado unos 300 años de trabajo para ganar el dineral que le ha procurado la justicia estadounidense. ¡El país de las oportunidades!

Fuente: NY Dailynews.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (2-8 de mayo)

BecConsejo: “Haz de las dificultades oportunidades”

Ha sido una semana rara, chicos. El lunes cazaron a Obama bin Laden y eso nos marcó el resto de días, así hasta llegar al domingo, día en el que yo tenía que haber desinstalado Windows 7, pero que finalmente no fue así. Para no enrollarme más, voy directamente al lío: las noticias más raras que nos han dejado estos días y que por una u otra razón no hemos podido contar… hasta ahora.

1. Cogieron a Bin Laden… y se afeitó la barba

Nunca te tires un farol. Por si acaso. Es más, cada vez que vayas a hacerlo acuérdate de Gary Weddle, un profesor estadounidense de 50 años que se acaba de afeitar la barba, diez años después, porque el 11-S prometió que no se la quitaría hasta que capturaran a Bin Laden (cosa que, por si acaso vives en Neptuno, ya ha sucedido).

Gary confiaba en que la captura del líder terrorista iba a ser cuestión de un mes o dos, pero lo cierto es que la cosa se fue alargando y a él no paraba de crecerle la barba. Empezaba a convertirse en una cuestión de honor, algo que no hacía mucha gracia a su mujer, aunque lo aceptaba (no le quedaba otra) porque así era el deseo de Gary, según cuenta la prensa local.

Cuando le llamaron y le dijeron que habían matado al líder de Al Qaeda no se lo creyó. No es una forma de hablar, es que durante estos diez años le han hecho la broma un par de veces. No obstante, esta vez es verdad. Adiós a 40 centímetros de barba. Gary se ha quitado dos pesos de encima. (Gracias a @tinoserrano por el aviso).

2. Los patos ‘hipnotizados’

Una de las cosas malas que ha traído Internet es que ha conseguido convertir en noticia cualquier hecho anecdótico. Creeréis que es contradictorio esto que digo con mostraros aquello de lo que hablo, pero no es así. Lo que yo traigo en el blog no son noticias. Por lo menos, no dignas de ser tenidas en cuenta. Por norma general (salvo las entrevistas y los expatriados) son chascarrillos, chanzas, bobadas y cosas sin mayor trascendencia que tienen lugar en el mundo, son curiosas y encuentran cabida en este espacio. Como los patos hipnotizados.

Muchos de vosotros lo habréis visto: es un vídeo en el que unos patos se quedan pendientes del movimiento de un yoyó como si el chisme les fuera a dar de comer. Lo curioso del caso es que las imágenes las han visto más de 400.00 personas y las han recogido varios diarios on line, así que algo debe tener el vídeo, digo yo.

3. ¿Una vaca robando leche?

El otro día me quedé con ganas de contarlo, pero Trolly me lo impidió. Probablemente lo ignoráis y es muy posible que no os importe, pero me veo obligado a escribir que un hombre robó en una tienda de Estados Unidos más de 60 euros en leche disfrazado de vaca.

No sólo fue grabado en vídeo por la cámara de seguridad del establecimiento, sino que además se puso a regalarla en la puerta (no sé yo, igual en EE UU la leche está por las nubes), de modo que a la Policía le fue relativamente sencillo atrapar al delincuente.

El muchacho envuelto en este escándalo lácteo se llama Jonathan Payton, tiene 18 años y está en libertad bajo fianza.

4. Policías de servicio en una película X

Voy a medir mis palabras para no pisar ningún charco. Resulta que a dos policías de Los Ángeles les va a caer un buen puro (ups) porque han aparecido en un vídeo de cine para mayores (porno, vamos).

El tema es que la actriz que veis a la derecha de las pantallas y que responde al alias de Kylee Reese (no confundir con el personaje de Terminator) grababa unas escenas en la calle, con gente ajena al negocio.

Entre esas personitas que solidariamente participaron en el filme estaban dos agentes de tráfico que manosearon (no mucho, pero algo) a la actriz. Evidentemente, cuando el vídeo lo subieron a Internet y pese a que las caras las pixelaron los hombres eran fácilmente reconocibles.

Dicen que su conducta es inaceptable porque, entre otras cosas, dejaron que se montara (ups) en el coche patrulla.

PD: Si durante la semana se os ocurren más cosas, ya sabéis que podéis contactar conmigo a través del correo, Twitter o Facebook.

La concursante quedó en evidencia

BecConsejo: “Los resfriados de verano son malísimos. No te confíes”

Sigo de vacaciones, apurando los últimos días en el Mediterráneo, y aprovecho para dar las gracias a Javi, que en mi ausencia está posteando todas las entradas en el muro de la página de Facebook.

Son detalles que se agradecen, como el de Meri, que me dio el chivatazo para el post de hoy que mezcla algunas de mis cosas favoritas: un concurso de televisión y un fallo de esos que marcan época.

Os pongo en situación:

  • El programa La partida, de TV3, se inspira en un popular juego de mesa.
  • Lo presenta Javier Estrada, ex galán, ex concursante de GH y ex cantante (bueno, el hombre igual sigue cantando, pero ahora a lo que se dedica es a presentar).
  • Estoy seguro de que conocéis el juego donde suceden los hechos: yo me pongo una pegatina en la frente y tú, que estás en frente, me das pistas para que lo adivine. Por ejemplo, yo en la cabeza me pongo a Iniesta y tú me dices: “Futbolista, héroe, Mundial”…

¿Entendido? ¿Más o menos? Pues vamos:

ADELANTAD EL VÍDEO HASTA EL MINUTO 13:25

(si no se ve el vídeo, está en este enlace)

Estas cosas cuando pasan en Estados Unidos nos parecen impensables… Resulta que el presentador trata de explicar el funcionamiento del juego (el que os comentaba arriba) y usa como ejemplo Obama. Es decir, la concursante debe adivinar que en la frente lleva a Obama a partir de pistas como: “Es el presidente de un país que está en otro continente, donde juegan a baloncesto y comen hamburguesas… Yes, we can“.

¿Difícil? Pues debe serlo, porque el presentador se acerca y la escena que se produce a continuación es para grabarla en vídeo:

Estrada: ¿No lo sabes? Yes, we can… ¿quién decía Yes, we can?

Concursante: Yo qué sé…

E: ¡¡¡Obama!!!

C: Pues ya está, ¡Obama Bin Laden he dicho!

E: Ah, ¿has dicho Obama?

C: ¡¡He dicho Bin Laden!!

Hombre, la parte positiva es que se lo toma con humor, y después de que le diga el presentador que es “Osama” y no “Obama” (Bin Laden, se entiende), ella rompe a reír y dice “ah, ése, ése”. No será porque el bueno de Javier no le dio oportunidades hasta el final para no quedar en evidencia, jejejeje.

PD: Siempre digo que el blog lo hacemos a medias, vosotros y nosotros. Ya veis por qué 🙂