Entradas etiquetadas como ‘bicipolicias acrobatas’

Lo que sí me dejaron publicar (y luego se arrepintieron)

El otro día os dije que a mí también me censuraban en 20minutos, que vosotros no erais los únicos afectados por esa afilada tijera.

Sin embargo, igual que a veces conseguís que algunos comentarios censurables logren escapar de mi hacha, yo también he conseguido alguna vez engañar a mis jefes para que publiquen temas a los que sólo yo les veo relevancia.

Ejemplo 1: Monos esterilizados

Yo había llegado a la redacción después de haberme tomado un café con leche y una rosquilla (no todo en la vida son los yogures de fresa). Entonces vi que una agencia publicaba una noticia de calado que el resto de medios había obviado. ¿Por qué? Acaso la esterilización de 65.000 monos en la India no merece un hueco en la prensa. Me abalancé sobre aquel teletipo y lo publiqué (¡sin erratas!). Éramos el único medio. Fue mi primera vez, pero no la última.

Ejemplo 2: Los bicipolicías acróbatas

Me había crecido. Había pasado ya un mes y descubrí que en la prensa internacional informaba de Watergates constantemente. ¡Y en España los pasábamos por alto! Así llegaron “Los bicipolicías acróbatas causando furor en Argentina”. El efecto rebote llegó de nuevo a Argentina, donde se sorprendían, aún no sé muy bien por qué, de que hubiéramos dado la noticia.

Ejemplo 3: La ‘alargapenes’ indonesia

Después de aquello estuve un tiempo prudencial escondiéndome, agazapado con mis comentarios (fuera de tema y fuera de tono). Pero hubo un momento en el que no aguanté más y volví, con más fuerza que nunca. ¿Os imagináis una alargapenes que no se sabe si está viva o muerta y que reside en Indonesia? Pues yo la encontré. Bueno, yo no. La encontró una agencia. Yo encontré a quien la encontró. Y aquello sí me valió una bronca de mis jefes.

Continuará… (¿recordáis alguna hazaña de este tipo hecha por mí? ¡Pues dejadla en los comentarios, que como bien sabéis tampoco puedo yo con todo!)

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”